Con tres celulares y chips, irán tras los que ayudaron a Rejas - LA GACETA Tucumán

Con tres celulares y chips, irán tras los que ayudaron a Rejas

El arribo del condenado a perpetua está previsto para hoy. Comenzaron a despejarse las dudas sobre su evasión. Estrategia defensiva.

18 Oct 2021 Por Gustavo Rodríguez
2

BIEN ESPOSADO. Roberto Rejas después de haber sido detenido en el camping del interior salteño.

Hoy, muy temprano, representantes del Ministerio Público Fiscal se presentarán en la Ciudad Judicial de Salta con la documentación necesaria para concretar la extradición a la provincia de Roberto Carlos Rejas, el condenado a prisión perpetua por el femicidio de Milagros Avellaneda y de su hijo Benicio. Afuera lo estará aguardando una comisión policial de varios hombres -por cuestiones de seguridad no se informó el número- que serán los responsables de trasladar al prófugo más buscado del último tiempo a la provincia.

La jueza Alicia Freidenberg, la integrante del tribunal que no había querido que se le dictara la prisión preventiva después de haber sido sentenciado, fue la que justamente firmó la mayoría de los papeles para que el ex guardiacárcel fuera extraditado. Con nombre y apellido, cargo y número de placa enumeró los nombres de los policías que deberán cumplir con esta tarea. Sólo se sabe que serán dirigidos por jefe de la ex Brigada de Investigaciones, Jorge Dib, el del Grupo Cero, Mariano Domínguez, y el de Homicidios, Diego Bernachi. Todos los efectivos llevarán sus pistolas reglamentarias, subfusiles y escopetas.

Buscar a un reo en otra provincia requiere cumplimentar con varios trámites. El primero, un oficio donde una autoridad judicial brinde todos los datos de los policías, de las armas que portarán (modelo, marca y número de serie) y los móviles que utilizarán (marca, modelo y dominio). Luego, el Poder Ejecutivo debe emitir un decreto autorizando a los efectivos a abandonar la provincia para extraditar al detenido. Esos trámites llevan su tiempo. Y en el caso de Rejas en particular, se demoró porque hubo un fin de semana en el medio.

Más allá de todas las cuestiones, Freidenberg fue clara y concreta: el ex guardiacárcel será ubicado en el penal de Villa Urquiza. Previamente, podría pasar por tribunales para que se lo notifique de su situación procesal. Este paso podría obviarse si en Salta se le informa que se le inició una investigación en su contra por haberse evadido. El fiscal Pedro Gallo tiene 24 horas desde ese paso para realizar una audiencia y que se formalice la acusación en su contra. Este será un paso clave.

Teoría

Gallo ya tiene una teoría del caso. Rejas se escapó entre las 19 y las 20 del lunes 27 de septiembre del cuartel de la Dirección General de Bomberos. Lo hizo por el ventiluz del baño de la dependencia y de allí saltó a un patio de la escuela Julio Argentino Roca, que había sido preparado para que pudiera fugarse. Al día siguiente se lo descubrió por un camino vecinal de Río Seco conduciendo un VW Fox negro. Eso era lo único que se sabía hasta que fue detenido en un camping en la localidad de El Saladillo, del municipio de Coronel Moldes, en Salta.

Según los primeros datos, el prófugo se instaló en el camping “Mi Tata” el miércoles 29. Allí ocupó una cabaña durante nueve días. Las personas que pagaron $45.000 en efectivo para que se escondieran allí le dijeron al encargado que le abonarían otros días más, pero no se pusieron de acuerdo sobre cómo lo harían. Por ese motivo, Rejas abandonó el confort de una cabaña y se instaló en una pieza que está reservada para los trabajadores del lugar. De hecho, había acordado con el dueño del lugar realizar changas (levantaba basura y lavaba lanchas, entre otras actividades).

Pero alguien lo delató.

Hasta ahí está todo claro. Gallo está ahora tras los pasos de las personas que colaboraron con la fuga del ex guardiacárcel. Su novia, la profesora de educación física e instructora de zumba Patricia Gómez se encuentra detenida con prisión preventiva por haberlo ayudado. El fiscal sostiene que, como docente de la escuela por donde se fugó el condenado, ella le podría haber brindado información precisa y hasta colaborado para que huyera. Además, la joven, que fue alojada en tiempo récord en el penal de mujeres de Banda del Río Salí, tiene un auto de idénticas características que las del que usaba Rejas.

Hasta aquí, además de la novia, se encuentran siendo investigados los padres, Roberto Fernando Rejas y Ana Cristina Hinojosa, su hermana Alejandra y un tío cuya identidad aún no se reveló. Ahora se sumaron a esa lista los dos hombres que hicieron las averiguaciones en el camping y que lo llevaron hasta ese lugar. También se estaría analizando la posibilidad de que una joven haya estado con él antes de que llegara al lugar donde fue detenido.

Además, los policías salteños que detuvieron al evadido encontraron tres celulares y varios chips que utilizaba para comunicarse. Esos elementos, que llegarán a la provincia junto con el ex guardiacárcel, serán peritados y de allí se podría identificar a varios de los que lo auxiliaron y cuáles fueron sus movimientos hasta que fue detenido.

La defensa

En la audiencia también se conocerá cuál será la estrategia defensiva que asumirá Rejas. Sus allegados adelantaron cuál podría ser el camino que elegiría. En una comunicación que habría mantenido con sus familiares el jueves por la noche desde la comisaría de Moldes, les habría explicado que “lo dejaron fugarse” y que esa “ayuda” la habría recibido para perjudicar políticamente al vicegobernador en momentos en que se estaba acomodando como titular del PE, según lo que hizo trascender su defensa.

Esa versión ya la había adelantado su padre en una entrevista exclusiva con LA GACETA. “A mi hijo lo fugaron”, insistió en más de una oportunidad en la nota que se publicó el 3 de octubre. Específicamente se le consultó si se trataba de una maniobra política. “Podría ser… Lo que pasó generó mucha polémica y quizás fue para lastimar a alguien…”, respondió el hombre.

Abonando esa teoría, los parientes del recapturado dijeron que Rejas se sentía aliviado porque su vida no correría peligro, ya que temía “aparecer muerto” para que no se supiera la verdad de su fuga. Las mismas personas no respondieron la pregunta de por qué no se había entregado a las fuerzas federales que también lo estaban buscando o la policía salteña, si tanto temía ser asesinado.

Contacto judicial: citaron a declarar a un abogado

Gustavo Morales declarará mañana como testigo en la fiscalía de Pedro Gallo que lleva adelante la investigación de la fuga de Roberto Rejas. El profesional denunció en la Corte Suprema de Justicia que Gonzalo Ascárate, secretario de la sala que condenó a perpetua al ex guardiacárcel, envió mensajes de tinte “romántico” a la absuelta Estefanía Ávila, a la novia del recapturado, Patricia Gómez, y a la hermana de este, Alejandra Rejas. El profesional cree que el funcionario judicial podría haber favorecido al evadido y se ofreció a declarar para aportar datos que puedan servir a la investigación. Ascárate, que aspira a ocupar un cargo de juez, pidió licencia.

Para tener en cuenta

Funcionarios del Equipo de Científico de Investigación Fiscal viajarán hoy a Salta para cumplir con todos los trámites que se necesita para concretar la extradición del recapturado.

Una comisión policial, fuertemente armada, será la encargada de custodiar a Roberto Reja en el viaje hacia nuestra provincia. Se estima que lo llevarán al penal de Villa Urquiza.

El condenado a perpetua afrontará otra acusación por su fuga. El fiscal Pedro Gallo tiene 24 horas desde su arribo a la provincia para convocar a una audiencia en la que se le imputará el delito.

Comentarios