Paz Martínez y sus 50 años de amor repartido en canciones - LA GACETA Tucumán

Paz Martínez y sus 50 años de amor repartido en canciones

El popular cantante, autor y compositor tucumano presenta hoy “Ciclos”, su último trabajo, en un show en streaming donde no faltarán sus hits.

16 Oct 2021 Por Alicia Liliana Fernández
1

EN CONCIERTO. Paz Martínez se sube hoy al escenario virtual, con canciones nuevas y las que todos cantamos.

La primera vez que registró un tema fue hace 50 años. A la fecha acredita unos 700. Paz Martínez comenzó su aventura en la música con el Trío San Javier, junto a Pedro Favini y Pepe Ragone, desde Tucumán, la provincia que lo vio nacer hace 73 años.

Como solista, además de ponerles su voz a las canciones, las ha compuesto en letra y música para que se conviertan en hits de muchos número uno de Argentina y del mundo.

La lista es larga y sorprendente: Paloma San Basilio, María Marta Serra Lima, Manuela Bravo, Estela Raval, Valeria Lynch, Dyango, Luciano Pereyra, Miranda, Los Nocheros, Armando Manzanero, Paul Anka y Madonna son sólo algunos de los artistas que grabaron sus temas.

Además, se metió de lleno en el gusto popular a través de la música de telenovelas exitosas, y compuso hasta para los más chicos (“Será como mamá y papá”, de Cantaniño). Ha sido reconocido con discos de Oro, de Platino y Doble Platino; y premios como autor y compositor en la Argentina y Estados Unidos.

Norberto Gurvich -su verdadero nombre- tomó su apelativo artístico de su madre tucumana, Fortuna Martínez Paz. Para celebrar medio siglo en la música, el artista debutará en el streaming hoy con un show con sus mejores temas y con muchas novedades (ver texto destacado).

- ¿Cómo te llevás con este 50 aniversario?

- Siento como si los años no hubieran pasado. Alguien dijo que la tragedia de envejecer es que uno por dentro sigue teniendo 20 años. Son 50 años como autor y compositor, lo cual si lo medís en permanencia es maravilloso. Es muy difícil mantenerse, soy un artista con muy bajo perfil y no tengo enemigos, lo cual me preocupa. Trato con mucho respeto a los demás. En mi caso los años me han serenado, porque soy lo opuesto a mi nombre, Paz. Soy bastante sacado con las injusticias.

- ¿Y cómo te llevás con el amor últimamente?

- Tengo tres nietos y me arriesgo a dar una definición: creo que es el amor más desinteresado que existe. Con Marta, mi mujer, llevamos 55 años juntos. No es todo color de rosa; lo que pasa es que al amor se lo construye de a poco porque va cambiando de rostro con el tiempo. Un 3 de agosto me atreví a hablarle, y como me expreso en canciones, hay una canción que se llama “3 de agosto”. En muchas de mis canciones ella es mi referente.

- ¿Escribiste mucho en cuarentena?

- No más que lo habitual, y a pedido: escribí un tema para Raúl Lavié, que terminamos grabando juntos; y otro para Los Palmeras.

- ¿Qué presentarás hoy en el streaming?

- Presento un trabajo nuevo que por razones obvias no fue presentado en 2020, “Ciclos”. Como siempre, son canciones que tienen que ver con el amor, pero el sonido es minimalista, despojado, crudo, sin tantas cuerdas ni orquesta, y está masterizado y terminado en EEUU, lo cual garantiza la excelencia del sonido. Estoy muy contento con este trabajo porque, como siempre, hay una canción que tira adelante, que se llama “Que sea de amor”. En ella hablo de un amor que para mí era absolutamente desconocido; fue escrita antes del nacimiento de mi primer nieto, Tomás.

- Tus canciones hacen parecer que es muy fácil componer.

- Escribir una canción puede parecer fácil, pero no lo es para nada. Hubo escritores geniales, un premio Nobel, como Gabriel García Márquez, que quería escribir un bolero. Pidió ayuda al gran Armando Manzanero; él le explicó, y no hubo modo. Después le pidió ayuda a Silvio Rodríguez, pero tampoco pudo. De ahí el respeto que tenía García Márquez con autores y compositores de canciones.

- ¿Qué es primero: música o texto?

- Al comienzo partía de una idea de la letra. Después se fue aproximando, y ahora el combo sale completo, gracias a la experiencia. Hoy cuando escribo una canción ya sé cómo operar. y hace falta un buen remate, por ejemplo: “Si de algo hay que morir, quiero morir de amor, pero a tu lado”.

- ¿Qué sentís cuando escuchás tus canciones en otras voces? ¿Algún artista te defraudó o alguno las hizo más grandes?

- En reglas generales todos han mejorado mis canciones, probablemente porque escribí a la medida de cada artista. Nuestra comprovinciana Mercedes Sosa me encargó una canción. Escribí “Agua, fuego, tierra y viento”, y se la mandé, con un ramo de rosas. En el álbum “Cantora 1”, la grabó a dúo con Sole Pastorutti. Un día me llama y me dice: “estoy ensayando tu canción con piano y guitarra, ¿podés venir a casa para ver si la estoy cantando bien?” Casi me desmayo. Dejé todo y fui. Ella estaba sentada en un sillón chiquito, ensayando. El estribillo dice: “Cuando yo te abrazo/ no te abrazo sola/ te abraza conmigo/ una eternidad”. La cantó a mi lado, y me dijo: “Paz, vos escribiste para una persona. Yo pienso en mi patria, tan postergada”. Entonces la canción tomó para mí otro color, otro mensaje. Mercedes le dio otro sentido. De hecho, para mí Mercedes es el escalón más alto en mi carrera, no me caben dudas. En mi opinión, el único que se le puede poner a la par es Carlos Gardel. O sea, cuando yo escribo una canción para otro, es porque primero lo tengo que admirar, si no no puedo escribirle.

Una característica como compositor es su amplitud en cuanto a géneros, “porque todos forman parte de nuestra vida. La música es tan amplia, tan generosa, que sirve para todos los momentos de nuestra vida. La música va al centro emocional de las personas. Y todos somos emoción en estado puro”. Esa que transmite al despedirse.

Hoy, a las 21, Paz Martínez canta en el living de tu casa

Paz Martínez actúa hoy por primera vez por medio de una transmisión de streaming desde El Templo, Espacio Cultural (Buenos Aires) en un espectáculo que arrancará a las 21, al que se accede por www.tickethoy.com y para el que promete abordar temas a la carta, a pedido de la audiencia de todo el país y del exterior. “Qué par de pájaros”, “Amor pirata”, “Te propongo algo”, “Una lágrima sobre el teléfono”, “Preso de tu piel”, “Me das cada día más”, “Agua, fuego, tierra y viento” y “Roja boca”, son  algunos de sus mayores éxitos.

Comentarios