Nuevo abordaje a Julio Argentino Roca - LA GACETA Tucumán

Nuevo abordaje a Julio Argentino Roca

Aporte historiográfico, con documentación inédita, de recomendable lectura.

10 Oct 2021
1

HOLÍSTICO. Ruiz Moreno desarrolla una completa biografía de Roca y traza una semblanza sobre su gravitante padre.

BIOGRAFÍA

VIDA DE ROCA

ISIDORO RUIZ MORENO

(Edición Argentinidad - Buenos Aires)

El académico historiador Isidoro J. Ruiz Moreno se luce con un nuevo trabajo biográfico de alta calidad. En 2017 publicó Vida de Urquiza, comentado en LA GACETA Literaria del 28 de enero de 2018, libro que fue declarado por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires “De interés social y cultural” y mereció cálidos elogios en los círculos estudiosos de nuestro pasado. Este año, pese a las dificultades de todo orden que viene generando la pandemia en múltiples actividades, el grupo editorial Argentinidad acaba de publicar Vida de Roca (375 páginas). Ruiz Moreno indaga y expone la completa biografía del militar y político que fue dos veces Presidente del país; y que desde su juventud hasta su desaparición (1914) tuvo predominante actuación en la vida pública argentina, en el período de su consolidación como Estado, y en el impulso de su sostenido desarrollo operado en los últimos años del Siglo XIX y los comienzos de la centuria siguiente.

El autor anuncia brevemente el origen familiar desde que se formara la familia Roca en Tucumán en 1789, al tiempo que, muy atinadamente, realizó una semblanza y relato de la trayectoria del padre del biografiado. Es que don José Segundo Roca, militar tucumano, que nació con el siglo (1800) ejerció su paternidad en sus numerosos hijos de una manera casi heroica, entre los azarosos tiempos bélicos que le tocó vivir. Desde subteniente abanderado de Arenales, combatió en las batallas de Pasco y Pichincha, ascendido por San Martín a Capitán de Caballería (1822), pasando por las campañas de Puertos Intermedios bajo las órdenes del general Santa Cruz, retornó del Perú a la patria para participar en la guerra contra Brasil. Inevitablemente, este valeroso soldado también participó activamente en las fragosas guerras civiles que ensangrentaron el país hasta 1852, cuanto menos.

Paralelismo de padre e hijo

El relato, aunque sintético, de la vida saltarina y ardorosa del que fuera Coronel del ejército, hábilmente es relatada por Ruiz Moreno, mientras concatena el paralelismo del guerrero con los inicios militares de su tercer hijo, Julio Argentino, que, aunque también fue tucumano por nacimiento, debió seguir las vicisitudes de los derroteros de su padre. Julio había nacido en 1843, en tanto que su madre, Agustina Paz, falleció en 1855. Eso motivó que sea internado en la recordada escuela de Concepción del Uruguay, de donde egresaría ya con grado militar. Así, los destinos de padre e hijo admiten un paralelismo que es relatado con maestría durante los primeros cinco capítulos de la obra.

Ruiz Moreno no magnifica el dramatismo que surge de la simple lectura de los hechos que narra, cuando en ocasión de la guerra contra el Paraguay pierden la vida en combate dos hijos del Coronel Roca –y por tanto hermanos de Julio Argentino- y fallece en 1865, en plena campaña, el ya añoso coronel tucumano.

La pérdida de sus hermanos y la muerte del padre no empañaron, sin embargo, la destacada actuación de Julio Argentino, que en el doloroso encuentro de Curupaytí llegó al heroísmo reconocido y valorado por sus jefes y por las autoridades. De la cruenta guerra regresó con el grado de Mayor y condecorado.

Rigor sobre la ambivalencia

A partir de entonces (aproximadamente 1867) comienza la vida política de Julio Argentino Roca. Y el eximio investigador la irá narrando munido de valiosísima documentación, casi toda contemporánea a cada episodio que se examina, y mucha de ella inédita, por lo que esta biografía cobra un alto interés historiográfico.

Claro que no debe sorprendernos, porque Ruiz Moreno es un historiador severo, que ajusta su cometido a las verdades que evidencian los sustentos documentales. Dirá, en un momento: “Las novelas históricas carecen de entidad para sustentar referencias sobre hechos sucedidos realmente.” “Son géneros literarios distintos, que no deben mezclarse, salvo la percepción del lector de que la ‘historia novelada’ es producto de la fantasía con algún apoyo en el pasado para sustentar el relato creado”. (Sic)

Este concepto, esta conducta investigativa y narrativa, cobra mucha significación en el caso de Roca, cuya figura soporta -sin fundamentos de rotunda seriedad, calificativos que van desde la difamación de su vida privada, hasta la descalificación de su actuación militar y política. Se ha dicho con mucha ligereza y muy mala prédica que su campaña del desierto fue desbaratadora y genocida; que sus intrigas políticas le valieron la calificación de “zorro”, que sus deslealtades (incluso amorosas) le hicieron perder amigos y adherentes. Pues bien, Ruiz Moreno se ocupa pormenorizadamente de clarificar, con rotunda documentación comprobatoria, la falsedad de tales desconsideraciones.

Y no se trata de panegíricos provenientes de afinidades políticas o conceptuales. Es el estudio y análisis de la verdad como materia primordial de la historia.

Así, los excelentes detalles de atrayente lectura sobre los acontecimientos vinculados a la cuestión de la elección de la capital de la república, las alternativas de la revolución de 1890 contra Juárez Celman, los desencuentros y aproximaciones con Bartolomé Mitre, con Pellegrini, con Luis Sáenz Peña, con Bernardo de Irigoyen, y prácticamente con todos los protagonistas máximos de la época son relatados con certeza y citas de correspondencias que constituyen muy valiosos testimonios.

Obra de gobierno

La destreza política y ejecutiva de Roca en sus dos presidencias, sumadas a su notoria influencia en otras (las de Juárez Celman-Pellegrini y de Luis Sáenz Peña-Uriburu) devienen en una obra de gobierno que no tiene parangón en nuestra historia. La expansión territorial, los avances en educación, ferrocarriles, caminos, telégrafos, producción, las recepciones de grandes corrientes inmigratorias, la tecnificación agraria, y los albores de una industrialización, son consecuencias muy marcadas del empeño de este impresionante dirigente.

Como si con ello no bastara, el autor narra con amplitud y claridad el desempeño de Roca y las variadas alternativas de los serios conflictos limítrofes con Chile, explicando sus detalles, desde donde se aprecia el fervoroso patriotismo y resguardo de nuestra soberanía que correspondió a Roca en aquellos episodios tan arduos.

El autor sigue los pasos del biografiado en sus años finales: sus viajes al exterior, donde fue valorado y distinguido como relevante personalidad. Su ulterior retiro en el campo y sus valiosos recuerdos relatados en variada correspondencia.

Un libro de recomendable y actualizada lectura, que revela autenticidad, que abarca acontecimientos y personalidades de mucho interés y que desmitifica válidamente algunas poco felices versiones sobre la vida, honra y valores del tucumano que guerreó y defendió la patria con las armas, el espíritu y la acción gubernamental.

PERFIL

Isidoro J. Ruiz Moreno es abogado, historiador, doctor en Derechos y Ciencias Sociales, ex profesor de la Universidad de Buenos Aires. Miembro de las Academias Nacionales de la Historia y de Ciencias Políticas. La lucha por la Constitución, La revolución del 55, Vida de Urquiza y Campañas militares son algunos de sus libros.

© LA GACETA

Pedro León Cornet

Comentarios