Los bienes de Alperovich volvieron a derrotar a la inflación en 2020 - LA GACETA Tucumán

Los bienes de Alperovich volvieron a derrotar a la inflación en 2020

El patrimonio neto declarado creció el 55%, 19 puntos porcentuales por encima del aumento de precios del año pasado. El senador se afianza como el funcionario público nacional más acaudalado.

18 Sep 2021 Por Irene Benito
1

EX GOBERNADOR DURANTE TRES PERÍODOS SEGUIDOS. El senador saliente José Alperovich. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

José Alperovich, senador con licencia y ex gobernador tucumano, se consolida como el funcionario público de la Nación más acaudalado, según la base de declaraciones juradas de 2020 disponibles en la Oficina Anticorrupción (OA). Al igual que en los ejercicios previos, la evolución patrimonial informada por el ex mandatario expone un crecimiento superior a la inflación oficial calculada para el año pasado, que llegó al 36%. Los bienes aumentaron el 55%, casi $ 800 millones, en aquel período, es decir, 19 puntos porcentuales por arriba del incremento de los precios. En 2020, Alperovich cruzó la línea de los 
$ 2.000 millones: empezó el año con $ 1.390 millones y lo terminó con casi $ 2.200 o 
U$S 13,2 millones, según la cotización paralela de la divisa a diciembre (sin redondear, el patrimonio neto asciende a $ 2.154.296.005 y el aumento, a $ 764 millones). En el mismo plazo, el patrimonio del presidente de la Nación, Alberto Fernández, creció $ 700.000 (14%) y se situó en los $ 5,7 millones.

Toda la suba en el caso del senador tucumano proviene en principio del resultado de los negocios particulares puesto que en ese tiempo no percibió sueldos de la Cámara Alta debido a que permanece ausente de la banca desde finales de 2019 como consecuencia de una denuncia de supuesto abuso sexual. En diciembre cesará el mandato de Alperovich, quien por primera vez en 26 años no ocupará un cargo público.

Una parte relevante de la declaración jurada está compuesta por los 49 inmuebles que detalló el ex gobernador -sólo en tres casos comparte la propiedad con otros titulares-. En este rubro de los bienes constan 16 campos; 16 casas; 13 departamentos y cuatro cocheras ubicados en Tucumán, Santiago del Estero, Santa Fe y Salta. En 2020, el ex gobernador amplió su portafolio de inversiones rurales con la adquisición de 11 fracciones de tierra en Metán (Salta). En total, incorporó más de 9.800 hectáreas con una valuación de 
$ 87,7 millones (aproximadamente $ 8.900 por hectárea). El conjunto de los campos declarados por Alperovich suma 11.800 hectáreas (los otros cinco están ubicados en Jiménez -Santiago del Estero- y en Las Palmeras -Santa Fe-, e ingresaron al patrimonio por herencia).

El bien más valioso es una participación por $ 820 millones en León Alperovich de Tucumán SA. Le sigue la tenencia de U$S 6 millones en una caja de ahorro computados como $ 501 millones (a un tipo de cambio de $ 83,5 por dólar). En tercer lugar está la cuota mayoritaria en La Galesa SRL valuada en $ 357 millones. Se trata de la compañía involucrada en un caso de posible robo de vacas en Santiago del Estero. En esta causa está imputado un hijo del senador, Daniel Alperovich, quien actúa como gerente de la firma ganadera.

Varias veces indemne

El parlamentario kirchnerista indicó que posee la mitad de la desarrolladora inmobiliaria Avanco SRL con un valor de $ 64 millones. Además y entre otros bienes, consignó tenencias en efectivo de U$S 12.000 ($ 1 millón) y de $ 2,5 millones, y créditos a su favor por $ 257 millones.

En las sucesivas declaraciones juradas entregadas a la OA, Alperovich declaró patrimonios netos de $ 1.390 millones (ejercicio 2019); $ 750 millones (2018); $ 460,1 millones (2017) y $ 225 millones (2016). En cinco años, los bienes aumentaron aproximadamente $ 2.000 millones. Pero el peculio se mantuvo estable en dólares. El año 2016 concluyó con un tipo de cambio vendedor de 
$ 16,9: traducido el patrimonio de aquel período a ese número, Alperovich poseía 
U$S 13,3 millones. Esto quiere decir que la fortuna del ex jefe de Estado provincial salió indemne del contexto de recesión, tormenta cambiaria, devaluación, inflación y pandemia. Ya en 2020 había sido uno de los tres congresistas tucumanos (junto con los peronistas Carlos Cisneros y Gladys Medina) cuyos patrimonios batieron al incremento de precios más alto en los últimos 28 años (53,8%).

El examen de los bienes, ingresos y egresos de los funcionarios públicos sólo puede ser practicado respecto de quienes prestan servicios, y de los candidatos a cargos electivos en el orden nacional puesto que en Tucumán impera el secretismo desde hace 48 años por disposición de la Ley 3.981 de 1973. Ello quiere decir que es imposible acceder a las declaraciones juradas patrimoniales correspondientes al período en el que Alperovich cumplía funciones públicas en la provincia.

En la Nación, la obligación de presentar manifestaciones de bienes en cabeza de las autoridades del Estado está regulada por la Ley 25.188, de Ética en el Ejercicio de la Función Pública, que dispone la publicidad de los datos. Estas planillas reflejan las valuaciones fiscales de las propiedades inmobiliarias, que están muy atrasadas respecto de los valores de mercado. Por eso aparecen números distantes de la realidad, que “achatan” las fortunas. La información entregada a la Oficina Anticorrupción sirve, entonces, para dar una idea a grandes trazos sobre los bienes particulares de las autoridades públicas. Los patrimonios reales son, en casi todos los casos, superiores a los declarados.

En virtud de la Ley 25.188, el ex gobernador deberá todavía informar a la OA la composición de sus bienes durante 2021: será la última declaración jurada que presente antes de transformarse en ciudadano común. En esa manifestación de bienes impactaría la liquidación del impuesto a las grandes fortunas que venció el 16 de abril y que Alperovich ha de tributar por poseer un patrimonio superior a los $ 200 millones.

Comentarios