Fórmula 1: el tesoro de Bélgica - LA GACETA Tucumán

Fórmula 1: el tesoro de Bélgica

25 Ago 2021 Por Carlos Cazón
1

ACELERANDO A FONDO. Max Verstappen, piloto estrella de Red Bull, será uno de los principales protagonistas. RED BULL RACING

El Circuito de Spa-Francorchamps, enclavado en el bosque de las Ardenas, alberga en su interior un famoso y preciado tesoro llamado Eau Rouge. La curva más famosa y rápida del calendario de la Fórmula 1. El triple campeón del mundo Ayrton Senna dijo que se sentía “como hablar con Dios”. Quizás la definió así porque ante los ojos de los corredores parece una montaña rusa de 535 metros en la que solo se ve el cielo azul. Su inicio está coronado por una cuesta abajo que traza un desnivel de 18 metros de altura en apenas 25 metros de circuito. Se llega a la bajada a 320 km/h y allí los monoplazas rozan su fondo plano contra el asfalto. Las fuerzas G comprimen el cuerpo de los pilotos con una presión endemoniada y en ese instante la tentación de acariciar el freno es habitual, pero ese detalle le sumará varias milésimas a tu vuelta. La definición en clasificación se da por la ganancia que genera no levantar el pie del acelerador al cruzarla. El francés Alain Prost, cuádruple campeón del mundo, se sumó al mito diciendo: “es la curva que convierte niños en hombres”.

Durante varios años Eau Rouge ha cosechado momentos míticos como el doble adelantamiento de Mika Häkkinen a Michael Schumacher con el brasileño Ricardo Zonta en el medio o la milimétrica maniobra donde Pierre Gasly dejó en el camino a Checo Perez en la carrera del año pasado.

Accidente fatal

También ocurrieron desgracias. En 2019, durante la carrera de la Fórmula 2, Antoine Hubert se salió de pista tras un trompo, golpeó las barreras de protecciones y fue impactado lateralmente por el piloto estadounidense-ecuatoriano Juan Manuel Correa. Dos horas después del accidente, el francés falleció a causa de las heridas sufridas. Correa fue trasladado estable a un hospital en Lieja con fracturas expuestas en ambas piernas. Al otro día, el monegasco Charles Leclerc a bordo de la Ferrari, ganó su primera carrera de Fórmula 1. En el podio, en medio de llantos, levantó la copa y se la dedicó a su amigo Antoine.

Este fin de semana en Spa-Francorchamps vuelve a correr la máxima categoría del automovilismo mundial tras el receso de verano. Lewis Hamilton, Max Verstappen, Mercedes y Red Bull se verán las caras nuevamente en uno de los llamados circuitos de velocidad. Los alemanes prometieron mejoras en la unidad de potencia del W12, mientras que el equipo de la bebida energizantes ha trabajado la aerodinámica trasera del RB16B. Además, esta carrera es el inicio de la segunda parte del año, momento en que empieza a definirse el libro de pases. Se anticipa mucho movimiento, sobre todo en los equipos grandes.

Sin dudas las preguntas que sobresalen son ¿Valtteri deja Mercedes? ¿Russell lo reemplaza? ¿Checo se queda en Red Bull o Gasly sube al equipo grande? El panorama es espectacular y eso que el dato más prometedor quedó para el último: hay pronóstico de lluvia para los tres días.

Comentarios