Reemplazan con Moderna la segunda dosis de Sputnik - LA GACETA Tucumán

Reemplazan con Moderna la segunda dosis de Sputnik

El cambio será optativo y servirá para avanzar en la inoculación. Comenzará con quienes recibieron la primera dosis rusa el 13 de abril.

06 Ago 2021 Por Juan Manuel Montero
2

MOMENTO CLAVE. Las personas que recibieron la primera dosis de Sputnik el 13 de abril serán las primeras en completar el esquema con Moderna.

Agosto será el mes de las segundas dosis. Esta fue la promesa que hizo el gobierno nacional y por eso, ante la indefinición de la llegada de las segundas dosis de Sputnik se decidió enviar a todo el país vacunas del laboratorio Moderna (la misma que les están poniendo a los menores de entre 12 y 17 años) para completar los esquemas de vacunación.

A Tucumán llegarán hoy 56.560 dosis. Y según explicó Miguel Ferre Contreras, director de Gestión Sanitaria del Siprosa, estarán destinadas a las personas que recibieron la primera dosis desde el 13 de abril en adelante. La vacunación comenzará entre mañana y el lunes (hoy se anunciará oficialmente) en los 24 nodos que tiene disponible la provincia. “Los estudios informados por la Nación indican que es efectiva la combinación de vacunas. Por eso vamos a poner a disposición de la gente que quiera la vacuna de Moderna para completar el esquema. Si quiere, se pone esta vacuna, y si quiere espera a que lleguen los segundos componentes de Sputnik. Es optativo”, refirió Ferre Contreras en diálogo con LA GACETA.

Según el funcionario, la mayoría de los beneficiarios de esta segunda dosis son mayores de 60 años, para quienes es fundamental completar la vacunación para tener una mayor protección ante la temida variante Delta que ya recorre el país.

El laboratorio Richmond, que está produciendo la vacuna Sputnik en Argentina adelantó la semana pasada que a partir del próximo lunes estarían disponibles 150.000 dosis del segundo componente para ser distribuidas en todo en país, y que habría otras tres millones de dosis hasta fines de agosto. Pero el Gobierno nacional quiere tener la mayor cantidad posible de gente vacunada antes de esa fecha, justamente por el temor a los efectos de la variante Delta.

Las otras vacunas

Ferre Contreras también aseguró que no hay problemas con las segundas dosis de las otras vacunas que se están poniendo en Tucumán y que están disponibles tanto de Astrazeneca como de Sinopharm. “Incluso ya no hay restricciones en los nodos. Si alguien no se vacunó puede ir a cualquier nodo y recibirá la vacuna que esté disponible. Es muy importante para nosotros que la gente tome conciencia y se vacuna para ayudar a terminar con esta pandemia”, dijo el profesional. Dentro del esquema de segundas dosis de Sputnik, además de los rangos etarios, también están contempladas las personas con enfermedades de base que ya recibieron las primeras dosis de las vacuna rusa y que estaban esperando las segundas. “Se va a anunciar un cronograma por rango etario, con días disponibles, para que la gente pueda concurrir a vacunarse”, agregó Ferre Contreras.

El doctor Gustavo Costilla Campero -jefe del servicio de Infectología del Hospital Padilla- dijo que la intercambiabilidad de las vacunas no es un concepto nuevo ni una idea alocada. Ejemplificó con las antigripales, las destinadas a evitar la hepatitis o las meningocócicas. Y citó en una nota de LA GACETA.com otro caso: el canadiense, donde se actualizaron las recomendaciones y se autorizó a quienes se dieron una primera dosis de Astrazeneca a recibir la segunda de Pfizer o Moderna. El problema con la rusa Sputnik V -observó- es que no hay demasiada información científica al respecto, pues no se utiliza ni en la mayoría de los países europeos ni en América del Norte. “Con otras combinaciones, en cambio, la evidencia es abultada y parece resultar convincente”, planteó. Luego el médico explicó otra arista complicada sobre esta combinación: la plataforma, que es el vehículo en el cual va montado el antígeno de cada vacuna. Hasta antes de la covid, la ciencia no intercambiaba vacunas que usaran distinta plataforma. Ahora bien, la vacuna rusa Sputnik V tiene una formulación especial (no hay otra entre las aprobadas que use su enfoque). Al igual que Astrazeneca, se sirve de un vector viral, un adenovirus, para transportar información genética del SARS-CoV-2 al organismo, así sea la propia célula humana la que produzca los anticuerpos. Pero lo que la que diferencia de la británica es que recurre a un adenovirus diferente en cada dosis. Con esto, los científicos rusos buscaron evitar que el sistema inmune se fijara en el transporte y no en la carga. “La Sputnik usa dos vectores virales diferentes, pero vectores al fin. Se trata es de plataformas que no hemos combinado hasta ahora porque no existían”, valoró.

Muchos antecedentes

La infectóloga Aída Torres, directora médica del Centro de Estudios Infectológicos y Vacunación de Tucumán (Ceivac), cree que las combinaciones pueden y deben hacerse. “Ante la urgencia, se puede vacunar perfectamente con Astrazeneca a quienes recibieron Sputnik V. Hay muchos antecedentes de combinaciones múltiples de vacunas. No veo ningún problema”, dijo. Torres hizo hincapié en que las nuevas variantes son mucho más agresivas que el virus original. Eso produce una aceleración de los contagios, dice. “El grupo etario más afectado es el que sale a trabajar. Y aunque estas personas tengan síntomas leves o sean asintomáticas, contagian a otras”, finalizó.

Una buena efectividad: resultado de los estudios de combinación

El gobierno argentino explicó que la combinación de las vacunas Sputnik V con Sinopharm y AstraZeneca no tiene efectos adversos graves, según un estudio preliminar difundido por el Ministerio de Salud bonaerense. El 41 % de las personas que se aplicaron esas combinaciones no tuvieron ninguna sintomatología relacionada a la vacunación, el 8 % refirió febrícula y dolor de espalda y el 50 % dolor en la zona de aplicación. De la población estudiada, el 28 % fueron mujeres y el 71 %, varones. La media de edad rondó los 49 años. El ensayo realizado midió la reactogenicidad (si la vacuna genera síntomas en las personas) y la inmunogenesidad (la cantidad de anticuerpos que se producen). Según pudo saber el diario La Nación, el primer corte de 14 días demostró que la combinación de Sputnik V y Astrazeneca mostró niveles de inmunogenicidad similares a si una persona hubiese recibido el segundo componente de Sputnik V. Con Sinopharm, en cambio, no se alcanzaron los mismos niveles. Por eso, esta última vacuna fue rechazada.

Panel coronavirus Tucuman

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Temas

Coronavirus
Comentarios