El arbitraje tucumano perdió a una gran promesa - LA GACETA Tucumán

El arbitraje tucumano perdió a una gran promesa

San Andrés llora a Lucas Álvarez.

04 Ago 2021
1

CRECIMIENTO. Lucas mostraba grandes condiciones como árbitro en el futsal.

El ambiente del fútbol local quedó conmocionado luego de conocerse la noticia del fallecimiento de Lucas Álvarez, árbitro de la Liga la Liga Tucumana, en un accidente automovilístico. El hecho se produjo en la madrugada del viernes pasado en la ruta 9, a la altura de San Andrés, de donde era oriundo. Junto a él falleció su primo hermano Facundo Argañaraz, de 33 años y con apellido ligado al arbitraje por su hermano Pedro Argañaraz (quien llegó a dirigir partidos de Primera a nivel AFA) y su padre Pedro Argañaraz, otro gran árbitro, fallecido hace cuatro meses a causa de una grave enfermedad.

Apenas 50 metros separaban las casas de Lucas y Facundo en el Barrio 56 Viviendas Por eso, la tragedia fue un golpe al corazón no sólo para las hermanas Viviana y Alicia (madres de ambos) sino para todo San Andrés, donde eran muy queridos.

Lucas tenía apenas 19 años, y en poco más de dos semanas iba a cumplir 20. Era una de las grandes promesas del arbitraje de la provincia: se encontraba cursando el segundo año en la escuela de la Liga Tucumana y ya era asistente de la categoría A.

Al referato llegó siguiendo el rastro de algunos lazos familiares. Por caso, su hermano Pablo Álvarez se desempeña como juez de 2014. Además, creció viendo el progreso de los Argañaraz. “Cuando estaba en el secundario, veía cómo dirigía y me compraba mis cosas con lo que ganaba. Y como le gustaba tanto el deporte, mi primo lo convenció para ser árbitro como él”, contó Pablo, de 26 años, destrozado por la muerte de su pequeño hermano.

Efectivamente, Lucas siempre había estado ligado al deporte. Actualmente, además de árbitro de fútbol y futsal, se desempeñaba como arquero del Virgensen FC en los torneos organizados por Franco Morales, pero de chico también tuvo un paso por las divisiones formativas de básquet de Huracán BB y Belgrano.

Enrique Albornoz, su profesor en la escuela de árbitros, señaló sobre Lucas: “fue una gran pérdida. Este año iba a hacer su segundo año. Tenía un gran futuro como árbitro. Muchas cualidades en el aprendizaje y en la ubicación para dirigir. Se iba consolidando. No sólo perdimos a un buen estudiante sino a un gran ser humano, que se hizo querer por todos”.

La muerte encontró a Lucas y a Facundo cuando volvían de celebrar que el primero había aprobado una materia del profesorade Geografía en el Instituto San Miguel. “Mi hermano era un buen alumno, muy compinche, un buen amigo que se hacía querer en cualquier lado”, agregó Pablo.

Homenaje

En memoria de Lucas Álvarez, en los partidos que se jugaron durante el fin de semana en las divisiones formativas, los árbitros lucieron un brazalete negro en señal de luto.

Misa

El sábado se realizará la misa por los nueve días del fallecimiento de Lucas y de su primo Facundo Argañaraz en San Andrés. Los restos de ambos descansan en el cementerio de Cevil Pozo.

Comentarios