¿Se puede aplicar el “pase sanitario” en Tucumán? - LA GACETA Tucumán

¿Se puede aplicar el “pase sanitario” en Tucumán?

Un concejal de la capital presentó el proyecto y se abrió la discusión sobre si se puede o no llevarlo a cabo en la provincia.

26 Jul 2021 Por Homero Terán Nougués
1

VACUNACIÓN. Sentados en orden, con barbijos y sus brazos descubiertos, un grupo de personas recibe la vacuna contra la Covid-19. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

“Creo que a una actividad ya castigada como la nuestra no le podes incluir un elemento mas que es el control de los clientes”, dice Constanza Bauque, presidenta de la Cámara de Gastronómicos de Tucumán, respecto a la posibilidad de que se exija un pase sanitario para ingresar a bares, restaurantes, shoppings y demás comercios en espacios cerrados.

La polémica surge debido al proyecto que presentó David Mizrahi, concejal de San Miguel de Tucumán, para que se aplique el “pase sanitario”, medida que ya se usa en Francia e Inglaterra.

“El control es una facultad del Estado que no la puede delegar a dueños de bares que están tratando de sobrevivir a través del consumo de sus clientes”, explica Bauque, y agrega: “ese control tendría que estar en los organismos públicos y escuelas, pero no en los lugares de ocio, nos parece un absurdo”.

Bauque es dueña de un bar ubicado en el centro tucumano y, desde que el Gobierno dispuso las restricciones para controlar el coronavirus el año pasado, mantener el negocio a flote es un desafío que debe asumir a diario. De hecho, antes de que se inicie la pandemia, la empresaria gastronómica tenía tres bares funcionando, pero los embates económicos que se desataron con las restricciones la dejaron con un sólo bar abierto.

“No estamos de acuerdo y nos vamos a oponer. A parte de por una cuestión lógica, por una cuestión práctica ¿Quién controlaría que se respete ese ‘pase’?”, indica.

A pesar de su postura, Bauque no se opone a la vacunación y considera al sector gastronómico como uno de los más interesados en que se cumplan los esquemas vacunatorios. Su objeción se centra en que no considera a los dueños de bares como agentes indicados para controlar que la sociedad se vacune. “Creo que en definitiva podemos colaborar con campañas positivas como el 2x1 a quien traiga carnet de vacunación o cosas así; desde un lado positivo, no sancionatorio. Podríamos hacer un aporte juntándonos con autoridades y llegando a propuestas superadores, pero no desde la sanción y el lado negativo”, concluye, dejando la puerta abierta al trabajo en conjunto con las autoridades gubernamentales.

Menos restricciones

David Mizrahi presentó el proyecto, pero aún no fue tratado en la comisión correspondiente. Además, el propio concejal asegura que hablarán sobre el proyecto con todas las cámaras que intervengan en el área. En este sentido, mañana a las 10 se reunirá con Ernesto Gettar, presidente de la Unión de Hoteles, Bares, Restaurantes y afines, para hablar sobre el proyecto. Fernando Juri, presidente del Concejo Deliberante, también estará presente en el encuentro.

“Lo que se pretende con esto es eliminar restricciones, un protocolo sanitario para eliminar restricciones. Para que los bares, restaurantes, cines, salones de fiesta, y toda la actividad comercial en general tenga como única restricción la no vacunación”, explica Mizrahi, que se jacta de haber ayudado al sector gastronómico con los proyectos que fue presentando desde el año pasado.

“La idea es una economía sin restricciones”, insiste. “Hace un año decíamos que la única solución era que llegue la vacuna para volver a la normalidad. Y ahora la vacuna está. Somos conscientes que aún hay que esperar a que avance un poco más la vacunación, pero ya debemos debatir si queremos que San Miguel de Tucumán sea el primer municipio sin restricciones y con pase sanitario”, añade con cierto entusiasmo, y afirma que son las medidas que se están aplicando en el primer mundo, como en Francia o en la Premier League.

La Constitución

Carmen Fontán, abogada constitucionalista, duda de la constitucionalidad que tendría una medida así.

“Es muy debatido el tema de la obligatoriedad de la vacunación, y en definitiva esto apunta a la obligatoriedad. La vacunación obligatoria es de dudosa constitucionalidad porque violentaría la ley que regula los derechos del paciente que establece el tema del consentimiento. Y, según los Principios de Nuremberg, cuando se trata de cualquier tipo de tratamiento en fase de experimentación, como estos que fueron aprobados de urgencia y la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) desconoce sus efectos secundarios, se establece el consentimiento del paciente para su aplicación, y eso es lo que pone en duda su constitucionalidad”, explica.

Panel coronavirus Tucuman

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Temas

Coronavirus
Comentarios