El editorial de Van Mameren: "una nueva elección; las mismas caras, los mismos problemas" - LA GACETA Tucumán

El editorial de Van Mameren: "una nueva elección; las mismas caras, los mismos problemas"

El conductor de Panorama Tucumano cuestionó la injerencia, una vez más, de los dirigentes nacionales, oficialistas y opositores, en el armado de las listas por Tucumán.

21 Jul 2021

Restan pocos días para que se conozcan los nombres que integrarán las listas de candidatos a diputado y a senador por Tucumán. Pero según aconsejó Federico van Mameren, no cabe esperar sorpresa alguna.

El conductor de Panorama Tucumano avisó que no habrá caras nuevas en las boletas; ni en las del oficialismo, ni en las de la oposición.

Además, destacó que la famosa "grieta" está pesando mucho en los comicios de setiembre -las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO)- y de noviembre -las elecciones generales-.

En ese contexto, contó que el gobernador, Juan Manzur, está tranquilo. "Hugo Haime siempre ha sido el encuestador del oficialismo; de Julio Miranda, de José Alperovich, y de Manzur. Y siempre le dio buenas noticias al oficialismo", dijo el periodista.

A renglón seguido, indicó que en el armado de las listas de postulantes por Tucumán, tanto del oficialismo como de la oposición, habrá injerencia foránea. "La dirigencia nacional se meterá en la provincia. Y en ese sentido, el que mejor la pasa es Manzur, porque en los últimos tiempos supo construir una buena relación, con el presidente, Alberto Fernández, como con la vicepresidenta, Cristina Fernández. Por lo tanto, está pudiendo armar la lista él solo", contó Van Mameren.

Y añadió el conductor del ciclo de LA GACETA Play que en ese armado quedará afuera el espacio político que lidera el vicegobernador, Osvaldo Jaldo. "Quedan días de negociación, de presión. Pero Manzur no lo quiere ni ver a Jaldo", dijo Van Mameren.

Y explicó los motivos de esa obstinación. "Manzur es bastante bastante tranquilo en cuanto a crítica se refiere. La gente que está a la vuelta no entiende cómo aguanta tanto. Pero esa paciencia se agotó con Jaldo. Simplemente porque Jaldo dio muestras, antes de tiempo, de que quería el sillón donde todavía está sentado Manzur. Por eso, no hay posibilidades de que el jaldismo figure en la lista", insistió el periodista.

Contó, no obstante, que algunos manzuristas hablan en favor de Gladys Medina, la esposa del intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros, una de las espadas de Jaldo. La diputada culmina su mandato en la Cámara Baja, y algunos consideran que debería tener derecho a renovar. "Gente muy cercana a Manzur le dice que ella merece la reelección, porque siempre se portó bien con el oficialismo, porque siempre actuó como el gobernador le pedía. Y Manzur no tendría problemas de aceptar eso, si no fuera que Medina es parte de la estructura de Jaldo. Por lo tanto, lo más seguro es que ella quede afuera", indicó Van Mameren.

Luego señaló que la injerencia foránea también se da en la oposición. "(El jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta, digita algunas candidaturas. Quiere que Germán Alfaro sea el centro de la elección: deja de lado al radicalismo para darle el lugar central al intendente de San Miguel de Tucumán, que viene del peronismo", destacó el conductor del programa.

Van Mameren explicó que el miedo que la Unión Cívica Radical (UCR) siente por Alfaro no se explica por las elecciones de este año, sino por las provinciales, de 2023. "Los radicales han dejado de confiar en el intendente, y tienen miedo que en aquellos comicios a gobernador Alfaro los deje solos", precisó el periodista.

Sobre el cierre de su editorial, Van Mameren insistió en que los nombres de los candidatos, las caras, serán las mismas de siempre. Y agregó que los problemas que ellos verán cuando recorran Tucumán también serán los mismos de siempre. "El humo negro de la zafra, que enferma, que contamina y que, como esta noche, deja sin luz a la provincia. La pobreza. La inseguridad. La droga. Y a propósito, en los ultimos tiempos, se vieron dedos acusadores, que señalaban vínculos de dirigentes con la droga. Los que acusan deberían dejar de hacer la chicana barata; y si tienen algo para decir, ir a la Justicia y denunciar. Los ciudadanos esperamos otra cosa de los dirigentes", reprochó Van Mameren.

Comentarios