JxC: “Sólo por la cabeza de un disparatado se puede cruzar el armar un acta sin la UCR” - LA GACETA Tucumán

JxC: “Sólo por la cabeza de un disparatado se puede cruzar el armar un acta sin la UCR”

Cano cuestionó que se haya intentado presentar la alianza sin incluir al radicalismo. Miran con recelo a Alfaro, quien responsabilizó al PRO.

08 Jul 2021 Por Martín Soto
1

NO TAN JUNTOS. Los presidentes de los partidos tienen hasta el 14 para acordar cómo funcionará la alianza. LA GACETA / FOTO DE ANALIA JARAMILLO

Parecía que venía en camino, que estaba a punto de nacer. Que luego de largos meses de gestación finalmente vería la luz. Pero no: al frente opositor de Juntos por el Cambio (JxC) le queda trabajo por realizar antes del parto. Sin embargo, los espasmos prematuros de ayer generaron preocupación, malestar y desconfianza en la Unión Cívica Radical (UCR). El diagnóstico que hacen es que los quisieron “sacar de la cancha”, y todas las miradas apuntan hacia el Partido por la Justicia Social (PJS) del intendente Germán Alfaro. “Es como que te invite a mi casa y después vos no me dejés entrar”, graficó un radical de trayectoria.

Se había notificado que dirigentes del PJS, el PRO y la Democracia Cristiana firmarían ayer el acta constitutiva de la alianza Juntos por el Cambio en Tucumán; sin la UCR, supuestamente por acefalía del partido (el 30 de junio había vencido el plazo de la intervención), pero que podría sumarse tras regularizar su situación. Aunque el evento finalmente no se hizo, desató un vendaval entre los correligionarios.

“Eso ha caído muy mal”; “quisieron hacer una pijotería”; “ha sido una mañereada”; “fue un intento de cortarse solo”; y “ahora vas a necesitar ojos por todos lados”, fueron frases que lanzaron los radicales -fuera de micrófono-. Según entienden, Alfaro intentó quedarse con el nombre de una alianza de la que ha renegado en el pasado. Aseguran también que Patricia Bullrich intervino para frenar la movida.

El supuesto bosquejo del documento fijaba, entre otras cosas, que: el frente se llamaría Juntos por Tucumán; que el domicilio legal sería la sede del PJS; que se aplicaría el sistema de lista completa para definir los candidatos a senadores; y que para diputados se asignaría el 70% de los cargos a la lista que mayor cantidad de votos obtuviera.

“No es kapanga”

El diputado José Cano señaló que el miércoles vence la fecha para la presentación de frentes electorales, y remarcó que la firma del acta se hará cuando los presidentes de los partidos se reúnan y definan todo. “El frente es JxC, es una mesa nacional, con la Coalición Cívica (CC), el PRO y la UCR. Bienvenido el PJS, pero los partidos están en condiciones de igualdad. Esto no es kapanga”, dijo a LA GACETA.

Cano, aliado de la senadora Silvia Elías de Pérez, pidió responsabilidad y respeto de parte de los dirigentes debido a la difícil situación que atraviesa Tucumán. “Sólo por la cabeza de un disparatado se puede pasar el conformar un acta sin la CC y la UCR. Se tendrán que hacer cargo los que hicieron el acta; no es firmar y que yo digo quién va y quién no”, embistió, sin dar nombres. A su vez, destacó que la mesa de JxC haya integrado a CREO, Republicanos Unidos y el Movimiento de Participación Ciudadana. Respecto a la situación de Fuerza Republicana, dijo que es una decisión que corresponde a la integridad de los partidos.

Versiones cruzadas

El concejal Ramiro Beti, titular del PRO en Tucumán, afirmó que la firma del acta se frenó por la situación de la UCR (en la tarde de ayer se prorrogó la intervención hasta el 31 de diciembre, y se designó como interventores a José “Lucho” Argañaraz y a Pablo Macchiarola). “No se puede firmar el frente sin que esté la UCR”, dijo a este diario. A su vez, aclaró que nada lo que dice el acta que trascendió se debe tomar como cosa juzgada. “El frente va a salir con todos: el radicalismo y el PRO, que son la réplica nacional. No pueden firmar un frente en el cual no participen los dos”, señaló el edil a este diario.

¿Y el PJS qué dice? El intendente capitalino dialogó con LA GACETA y endilgó responsabilidades al partido que encabeza Beti. “El PRO me pidió que esperara a los otros partidos para firmar, pero ellos son los que me fueron a proponer (la firma del acta). Me imagino que en el medio algo hubo”, dijo Alfaro, quien impulsa a su esposa, la diputada Beatriz Ávila, como cabeza de lista.

Los espasmos de ayer dejaron a la oposición en una situación muy compleja. “Manzur debe estar de fiesta”, ironizó un dirigente radical. Nadie parece dispuesto a dar algo por hecho hasta que todos firmen el acta. De todos modos, hasta ahora todo indica que las nóminas se van a dirimir en las PASO. Habría tres líneas más aliados: Cano y Elías de Pérez; los intendentes Mariano Campero (Yerba Buena) y Roberto Sánchez (Concepción); y el PJS junto al PRO.

No hay fecha para una nueva reunión de los presidentes de los partidos, pero tampoco queda mucho margen. Si el frente de JxC no madura en estos días, tendrán que hacerlo nacer como sea hasta el 14 de julio.

Comentarios