Apoyo opositor en Diputados a la media sanción de la nueva ley de biocombustibles - LA GACETA Tucumán

Apoyo opositor en Diputados a la media sanción de la nueva ley de biocombustibles

El proyecto oficialista logró 135 votos a favor, 110 en contra y dos abstenciones. El voto de los diputados tucumanos. Cambio en el corte de gasoil

03 Jul 2021 Por Daniel Salvador
4

Archivo

La Cámara de Diputados dio media sanción en la madrugada de ayer al proyecto impulsado por el Gobierno sobre la nueva Ley de Biocombustibles, que abarca a todas las actividades de elaboración, almacenaje, comercialización y mezcla de bioetanol y biodiésel. El oficialismo logró la aprobación de la iniciativa en una votación que terminó con 135 votos a favor, 110 en contra y 2 abstenciones, tras un largo debate que duró más de seis horas y terminó pasadas las 4.30 de la madrugada del viernes.

Al Frente de Todos lo acompañaron los aliados del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, el bloque Acción Federal, y la neuquina Alma Sapag. Pero también votaron a favor la tucumana Beatriz Ávila (Partido por la Justicia Social) y los justicialistas Eduardo Bucca y Andrés Zottos.

En tanto, votaron en contra Juntos por el Cambio, el grueso del Interbloque Federal, y los diputados de Izquierda Socialista Juan Giordano y Mónica Schlotthauer. Las abstenciones fueron de los macristas Julio Sahad y Héctor Stefani.

El dato más saliente de la jornada es que votaron positivamente un puñado de diputados de la principal bancada opositora: se trata de los tucumanos Domingo Amaya (PRO), José Cano (UCR) y Lidia Ascárate (UCR); y los jujeños Osmar Monaldi (PRO), Gabriela Burgos (UCR) y Jorge Rizzotti (UCR), representantes de provincias productoras de bioetanol a base de caña de azúcar. Y se sumaron también los sanjuaninos Eduardo Cáceres (PRO) y Marcelo Orrego (Producción y Trabajo).

Ahora, la iniciativa impulsada por Máximo Kirchner -y desarrollada por el santafesino Marcos Cleri- deberá ser tratada en el Senado, donde en 2020 se aprobó por unanimidad la prórroga de la actual Ley 26.093 por 4 años más, propuesta que el Frente de Todos en Diputados desoyó.

Según el texto, el nuevo marco regulatorio del régimen de biocombustibles rige hasta 2030 y se fija en 5% el corte obligatorio con biodiésel para el gasoil -hoy está en 10%- y en 12% con bioetanol en naftas -se mantiene el mismo porcentaje, 6% para el de caña de azúcar y 6% del maíz).

El proyecto tenía dictamen de comisiones en mayo pasado, pero recién se votó el jueves, a 11 días de vencer la prórroga de dos meses de la Ley 26.093, que el Ejecutivo determinó por decreto.

Los defensores de la iniciativa afirman que la nueva ley beneficiará a las PyME y ayudará a controlar el precio de los combustibles. Quienes se opusieron pronosticaron la pérdida de puestos de trabajo y cierre de empresas, criticaron las facultades de la autoridad de aplicación y “este retroceso en materia ambiental”.

Contrapuestos

El mendocino Omar Félix, miembro informante del oficialismo, abrió el debate para afirmar que el proyecto se elaboró “teniendo en cuenta la protección y cuidado del medioambiente”, y que la iniciativa busca “dar previsibilidad, sustentabilidad y seguridad jurídica” al sector.

El presidente de la Comisión de Energía y Combustibles justificó los cambios, desde la sanción de la Ley 26.093 en 2006, en que “el escenario ha variado” y en la actualidad “conviven grandes empresas junto a PyME” en “provincias con realidades diferentes”.

Por su lado, la radical Jimena Latorre, aseveró que el proyecto es de “cortoplacismo y mediocridad” y “un traje a medida de algunos pocos amigos empresarios del kirchnerismo”. “Acá no hay promoción ni fomento, acá lo que hay es un castigo para el que invirtió y un incentivo a la mediocridad”, disparó la mendocina. Y agregó que el proyecto es “regresivo, intervencionista e inconstitucional”.

Un castigo: rivalidad provincial

Diputados opositores pusieron énfasis durante el debate, en que “este proyecto es el que rivaliza regionalmente y artificialmente, incentiva la división y la competencia entre regiones”. Cuestionan la reducción del porcentaje del corte con biodiesel, ya que “castiga a las provincias productoras de granos”, entre ellas Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, lo que “realmente es muy grave”.

Lo que se mantiene y lo que cambia: en 10 provincias se elaboran biocombustibles, a través de 54 plantas productoras.

Mezcla-naftas

Se mantiene el 12% del corte en naftas con bioetanol. Se abastecerá con un 6% de cupo para caña de azúcar y un 6% para el maíz (se reducirá hasta 3% si lo estima la autoridad).

Obligatorio

Además de ser obligatorio el corte, las empresas que produzcan y/o destilen hidrocarburos no podrán tener o participar en firmas o plantas productoras de biocombustibles

Plazos

La nueva ley tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2030. El Poder Ejecutivo podrá extenderlo, por única vez, por 5 años más a contar desde aquella fecha de vencimiento.

Mezcla-gasoil

El gasoil o diésel oil deberá contener un 5% obligatorio de biodiésel. De esta manera se reduce en un 5% el corte con biocombustible, porcentaje que actualmente está en el 10%.

El corte

En el corte del gasoil,  la Secretaría de Energía podrá elevar o reducir el porcentaje -hasta un 3%- cuando así lo considere de acuerdo a las condiciones del mercado.

Agumento

El argumento oficial para reducir el corte es que en la actual ley figura un 5%, y que se llegó al 10% a por diferentes resoluciones del Ejecutivo desde 2006 en adelante.

Un proyecto muy positivo: el presidente del CAA estima un crecimiento

El presidente del Centro Azucarero Argentino, Jorge Feijóo, calificó de muy positivo para el sector sucroalcoholero el proyecto que logró media sanción en Diputados. “Quedó establecido el 6% del corte para caña y se mantienen los cupos actuales para cada ingenio. Hay posibilidades de crecimiento, por algún aumento del corte, por compra de las petroleras por encima del corte (precio libre) que puede resultarles conveniente, y también por el plan de sustitución de importaciones que incorporó”. Feijóo reconoció el voto favorable de los diputados de las provincias azucareras.

“Un marco regulatorio”: opinó la titular de Bioenergética La Florida

Catalina Rocchia Ferro, presidenta de Bioenergética La Florida, empresa de la compañía Azucarera Los Balcanes SA, afirmó que con esta media sanción de la nueva Ley de Biocombustibles se avanza sobre un marco regulatorio que es beneficioso para la industria azucarera, “porque nos da un horizonte claro, aunque aún falten las determinaciones sobre el cálculo del precios y otras cuestiones propias de la actividad”. “Le da seguridad legal al sector azucarero, que seguirá extrayendo los excedentes de azúcar físico por medio del alcohol, para permitir que se siga tonificando el precio del azúcar”.

Cumplieron la promesa: optimismo del titular de los cañeros de UCIT

El presidente de UCIT, Sergio Fara, dijo que los productores cañeros ven con optimismo el futuro inmediato, con la aprobación del proyecto en Diputados. “Cumplieron con el compromiso asumido”, apuntó. ”El 12 de julio vence la prórroga, por eso es importante la media sanción de la nueva ley para el normal desarrollo de la zafra. Esto le da previsibilidad a toda la actividad, y se garantiza la producción de alcohol para que se vuelque menos azúcar al mercado interno y no caiga el precio de la bolsa”. Por eso pidió al Senado un rápido tratamiento para convertir el proyecto en ley.

Comentarios