Auditarán el ingenio San Juan con la fuerza pública - LA GACETA Tucumán

Auditarán el ingenio San Juan con la fuerza pública

El juzgado a cargo del concurso preventivo quiere constatar si la fábrica está en condiciones o no de participar de la molienda. Ordenan proceder “con allanamiento y cortar cadenas” si es necesario.

29 Jun 2021 Por Daniel Salvador
1

ESPLENDOR. El complejo Agroindustrial San Juan SA en plena molienda, cuando la situación era normal. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

La respuesta del juzgado que atiende el concurso preventivo del Complejo Agroindustrial San Juan SA llegará el viernes.  Ese día habrá una inspección ocular con fuerza de “orden de allanamiento” para verificar el estado de la fábrica con miras a afrontar la zafra del corriente año. Será tras el reclamo de tanto tiempo de inactividad y su consecuente problemática social de parte de los empleados y obreros de ese ingenio.

La doctora Mirta Estela Casares, jueza Civil y Comercial Común de la VII nominación, se expidió sobre el pedido de verificación de la fábrica por parte de los empleados y obreros, y también por la autorización para el alistamiento que presentó Constructora del Tucumán SA, administradora oferente o “cramdista” de los activos y pasivos de la firma concursada.

Al respecto, la jueza dispuso librar oficio al Juzgado de Paz de la Banda del Río Salí para que el viernes próximo, a las 10, “realice una inspección ocular con la presencia de la sindicatura (a cargo del estudio Mambrini y Asociados) y del ingeniero mecánico José Federico Katz”, para constatar el estado del complejo fabril.

En el escrito, se apunta que para el cumplimiento de la orden del Juzgado, deberá proceder con “el auxilio de la fuerza pública, orden de allanamiento y rotura de cerradura en caso de ser necesario”, y que deberá adjuntarse una copia de la sentencia del 5 de noviembre de 2019.

Cabe recordar que la actual empresa administradora del ingenio San Juan se hizo cargo el 22 de mayo de 2019 de la fábrica y de las 1.600 hectáreas de tierras que posee la concursada.

En cuanto a la resolución de la jueza Casares, también le reclama a Edet un informe -en 24 horas- sobre la posible deuda -y monto- del ingenio San Juan, ya que Constructora SA afirma en su escrito que no adeuda servicios.

Y por la denuncia de los obreros de Fotia y de Feia sobre el incumplimiento de las normas de seguridad y higiene, se intimó a la administradora del San Juan a presentar -en 24 horas- los documentos que acrediten la contratación con las empresas Premiun Security Service, y Galeno ART, y acreditar la nómina de personal incluido en la ART.

El último punto resuelto por el juzgado, está relacionado con la deuda salarial denunciada por trabajadores del ingenio. Así, dio plazo a los sindicatos para que presenten las planillas del personal afectado a las tareas de alistamiento y de fábrica.

Poco optimista

Sobre la resolución judicial, el secretario de Fotia, Roberto Palina, se mostró satisfecho por la respuesta a sus pedidos, y para que se devele “si es mentira que este año la empresa administradora está en condiciones de participar de la zafra”.

Explicó que el año pasado “fueron cuatro o cinco días los que trabajó el ingenio”, y que entonces “gastaron -estimo- unos $ 30 millones y ganaron con arriendos y todo, unos $ 100 millones. Y a los trabajadores no les pagaron”.

“Me parece que la fábrica no les interesa porque es más barata que las 1.600 ha de tierras disponibles. Es decir, ganan más vendiendo las tierras que el ingenio”.

En este sentido, propuso a los administradores de Constructora del Tucumán SA que posibiliten el arriendo del San Juan a otros empresarios interesados en poner en marcha los trapiches, con inversiones reales, como ocurrió el año pasado “y no vuelvan a ahuyentarlos como lo hicieron entonces”.

Consultado sobre si estimaba que el ingenio San Juan volverá este año a moler y fabricar azúcar, Palina fue contundente: “no me puedo volver a equivocar; todos los años es lo mismo. Hoy, por lo que me dijeron los obreros que están limpiando el complejo, es muy incierto que participe de la zafra”.

Apuntó que arrancar la fábrica tiene un costo alto y duda de la capacidad económica de Constructora SA. “La firma debe mucho; sólo de aporte de obra social adeudaba $ 7 millones el año pasado”.

Comentarios