Autos: pese al stock limitado, hay optimismo en el sector - LA GACETA Tucumán

Autos: pese al stock limitado, hay optimismo en el sector

Las ventas de mayo bajaron considerablemente debido a las nuevas restricciones pero se espera una recuperación a fin de este mes, afirmaron referentes a LA GACETA.

21 Jun 2021 Por Homero Terán Nougués
1

BUENAS PROYECCIONES. Los empresarios dicen que mejoran las ventas, aunque la demanda supera la oferta.

La inflación castiga el bolsillo de los argentinos que mes a mes se encuentran con nuevos aumentos. El caso de los autos 0 kilómetro no es la excepción y el último mes registraron un aumento aproximado del 5% (varía según la marca y modelo de cada vehículo). A pesar de ello, referentes del rubro consultados por LA GACETA están conformes con las ventas y esperan que sean incluso mejores en el futuro.

“Se está vendiendo más que el año pasado, algo esperable teniendo en cuenta que el 2020 fue el momento más duro de la pandemia. De todas formas todavía no llegamos a los niveles anteriores a la Covid, pero la situación va mejorando”, dice Federico Lanati, presidente de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara - regional Tucumán).

Lanati atribuyó la mejora en las ventas y las buenas proyecciones debido a que considera un auto no sólo como un bien personal para usar día a día, sino también como una forma de resguardar el patrimonio que tiene el comprador.

En todo el 2020 se vendieron 10.375 autos 0 kilómetro en Tucumán (sin contar vehículos pesados, camiones), según los datos que proporcionó Lanati. Mientras que desde enero hasta mayo de 2021 se vendieron 5.578 autos, aunque hubo muchos trámites de patentamiento del mes pasado que debieron postergarse debido a las nuevas restricciones impuestas en mayo. “En mayo las ventas cayeron un 49% con respecto a abril, pero ahora se espera que eso repunte”, agrega el presidente de Acara.

“Mayo fue un mes muy particular porque al profundizarse la segunda ola de la pandemia hubo muchos días no hábiles y eso generó un menor patentamiento que el mes anterior. Ahora, en junio, eso se va a corregir porque quedaron muchos trámites que se llevarán a cabo este mes”, explica Gonzalo Casanova, gerente general de Rolcar.

Altas expectativas

“De cara al futuro estamos muy esperanzados porque estamos cursando el sexto mes del año que viene con mejoras en el nivel de volumen de la actividad. Estamos teniendo abastecimiento por parte de las terminales, por lo cual estamos vendiendo y ofreciendo productos”, se esperanza Casanova.

También lo ilusiona el hecho de que Mercedes Benz, marca para la que trabaja, decidió invertir en Argentina para la producción de camiones. “Esto es muy bueno para el país porque la marca decidió seguir invirtiendo y eso genera mucha expectativa, así que estamos esperanzados”.

Por su parte, Nicolás Vera Robinson, gerente de Line Up Toyota, está tranquilo con el nivel de ventas en el sector y también muestra confianza de cara al futuro, en especial a medida que la vacunación avance y la situación vuelva a la normalidad.

“El año pasado fue flojo. Hubo meses que estuvo parado todo, pero para lo que era el contexto estuvo bien. No tenemos de qué quejarnos, para el contexto no se podía pedir mucho más y gracias a Dios nuestra marca representa en los clientes más allá que un vehículo y un servicio de venta, un resguardo de valor. Entonces mucha gente invirtió en un vehículo para resguardar su patrimonio”, indica Vera Robinson.

Abastecimiento

“El problema mayor que tenemos es el stock. Hay poco abastecimiento de la fábrica ante la demanda; eso hace que la demanda sea mayor a la oferta”, señala.

Esta situación se la atribuye a diversos factores que pueden resumirse en uno: Covid-19, que genera fábricas paradas, contagios de trabajadores, restricciones, etcétera.

“Todos estamos con mayores expectativas para el segundo semestre. En nuestro caso sobre todo porque tengo la perspectiva de fábrica de que va a mejorar la producción y se van a producir más unidades, y eso nos va a ayudar a entregar los vehículos antes y, lógicamente, a vender más”, asegura el gerente de Toyota.

A su vez, este desabastecimiento de parte de la fábrica también podría haber incidido no sólo en la cantidad de ventas sino también en el precio de los vehículos. “No sé si directamente está afectando en los precios porque lo que mueve el precio son muchos factores. Pero, naturalmente, si la demanda es mayor que la oferta el precio tiende a aumentar”.

Por su parte, Casanova corre otra suerte respecto de la fabricación de los autos y asegura que no hubo desabastecimiento de las marcas que él comercializa, situación que lo ayudó a mantener el nivel de ventas esperado para este año.

“La situación impactó como a toda la economía en general, es decir que fue una etapa de aprendizaje en la que tuvimos que ir adaptándonos al escenario y a las restricciones que debimos tomar para protegernos del virus. Lo bueno fue que las concesionarias pudimos adaptarnos y seguir brindando los servicios que necesitaban todos los clientes”, destaca Casanova.

En este sentido, todos los consultados por LA GACETA coincidieron en que el sistema de vacunación va por buen camino y confían en que siga de ese modo hasta que se normalice la situación.

“Con la campaña de vacunación se supone que esto tenderá a apaciguarse un poco el tema salud y eso va a ayudar a que las personas piensen en otras cosas, como cambiar el auto. Y a su vez si mejora eso y la producción vuelve a niveles normales vamos a disponer de más unidades para entregar y eso también va a alentar al cliente. No es lo mismo hoy un cliente que viene y le decimos que tiene tres meses de demora a una entrega inmediata, eso predispone de otra manera al cliente y se traducirá en mayores ventas”, opina Vera Robinson.

Comentarios