Selección argentina: por amor a la camiseta y al 10 - LA GACETA Tucumán

Selección argentina: por amor a la camiseta y al 10

La figura de Messi es un importante motor para la venta de casacas. Al igual que en Barcelona, todos quieren tener la que luce el 10 de la Selección.

21 Jun 2021 Por Federico Espósito

El gran defecto de Lionel Messi es que es humano (aunque a veces no lo parezca) y por ende algún día no muy lejano se va a retirar. Ese día perderemos no sólo los que disfrutamos de su fútbol, sino también los ejecutivos de traje y corbata que mueven millones de dólares al año gracias a él. Es que Messi es una de las marcas más fructíferas del mundo deportivo, al punto de que hasta los que no tienen contratos firmados con él se benefician indirectamente: por caso Nike, que lo tuvo y lo perdió a manos de Adidas hace 15 años, pero sigue facturando de lo lindo por la venta de camisetas de Barcelona con el 10 y el apellido Messi en la espalda. Es, por muy lejos, la más pedida. Y en Manchester City se relamían al ver el éxito que tuvieron las casacas no oficiales que se vendían en las calles de Inglaterra cuando “Leo” intentó forzar su salida de Barcelona.

Con la Selección pasa lo mismo. La presencia del seis veces ganador del Balón de Oro no sólo jerarquiza al equipo; también ayuda al negocio de venta de indumentaria, en especial camisetas. Y eso que hace rato Adidas viene en deuda con Argentina en cuanto a diseños. Si bien el modelo con rayas tipo camuflaje que presentó para esta Copa América tiene bastante más gracia que el apagado de 2019, de todos modos fue bastante criticado (sobre todo luego de ese espectacular diseño aficionado que se viralizó en las redes días después de la presentación). Así y todo, quizás tenga un valor agregado que lo haga objeto de colección en el futuro: la de ser la última que usó Messi en una Copa América (a la edición 2024 llegaría con casi 37 años). Ni hablar si Argentina se consagra campeón.

Tal es la fiebre por Messi que la reconocida empresa argentina de hidrocarburos lanzó una promoción a través de la cual los suscriptores de su sistema de puntos podían canjearlos por una camiseta no oficial de Messi (no de la Selección), con diseño exclusivo. Alerta de spoiler: la promoción lleva tres semanas de vigencia y en muchas estaciones de servicio ya se agotó el stock.

El precio de ser Messi

El talento de Messi no está a la venta, pero sí lo que lleva puesto. Por supuesto, el precio de tener el kit completo de Messi en la Copa América no es apto para impresionables. Empecemos por lo primordial: la camiseta. El modelo oficial, el que usan los jugadores, es texturado y cuenta con tecnología Heat Ready, que favorece la ventilación y la hace más liviana y ajustada al cuerpo. Por eso cuesta lo que cuesta: $11.499. Eso vale tanto para el modelo titular como para el alternativo, que es estéticamente una delicia.

También hay una versión “aficionado”, que en apariencia es similar pero sin textura, ligeramente más gruesa y menos entallada (salvo en el modelo femenino), con tecnología Aeroready. El precio ronda los $8.000 en el masculino y $7.000 en el femenino, aunque es posible encontrarlas por un poco menos.

TERCERA OPCIÓN. El audaz modelo precompetitivo también está a la venta.

Para completar, los shorts de juego (oscuros, no blancos como los que se usan en la Copa) se consiguen por aproximadamente $4.600 y las medias por $1.500. Los botines exclusivos de Messi ya son otro tema (ver aparte), y pueden costar más que todo lo anterior junto, si se consiguen. Es que Messi es la palanca que mueve al mundo del fútbol.

Comentarios