Atletismo: Tafí lo preparó para conquistar el Aconcagua - LA GACETA Tucumán

Atletismo: Tafí lo preparó para conquistar el Aconcagua

Cristian Mamaní sueña con ser el primer tafinisto en hacer cumbre en el “techo de América”.

17 Jun 2021 Por Federico Espósito
1

EXPERIENCIA. “Pinocho”, que también es rescatista, participó en muchas carreras de aventura. Ahora, se prepara para el desafío más grande de su vida, y con ello espera contagiar a jóvenes tafinistos.

El aire de montaña, ese con el que la mayoría soñamos la mayor parte del tiempo, es el que Cristian Ricardo Mamaní respira todos los días en Tafí del Valle. Pero no por eso deja de considerarse un privilegiado. Al contrario: ama tanto su lugar que siente la necesidad de compartirlo, de que otras personas se llenen los ojos y los pulmones. En esa misión lleva ya casi 20 años, sirviendo como guía en excursiones de mountain bike, trekking y kayak, y desde hace ocho se desempeña como informante turístico en la Municipalidad. Pero va por más: quiere promocionar Tafí no sólo como paraíso turístico, sino también por sus excelentes condiciones para el entrenamiento deportivo, que han sido aprovechadas recientemente por atletas de talla olímpica, como Belén Casetta o el seleccionado nacional de remo, y que han motivado la proyección de un ambicioso centro de entrenamiento en altura.

Paradójicamente, todas esas bondades no han hecho de Tafí una fuente inagotable de montañistas. Por eso, “Pinocho” Mamaní se propuso un reto: ser el primer tafinisto en hacer cumbre en el Aconcagua. Su plan es intentarlo en enero de 2022, como parte de un grupo liderado por el experimentado montañista tucumano Pablo Zelaya Huerta, quien ya escaló el Everest.

“Es un desafío personal, pero a la vez compartido con Tafí del Valle. Se trata de incentivar el turismo activo y el deporte en este lugar tan bonito y mágico. Que a corto o largo plazo, sirva de base para todos los soñadores que quieran intentar conquistar una cumbre tan importante como el Aconcagua. En nuestro valle contamos con montañas como El Ñuñorco, El Pabellón, El Negrito, El Muñoz y otros que son ideales para llevar a cabo el entrenamiento físico, técnico y psíquico que requiere un objetivo como ese”, asegura Cristian. Y qué mejor manera de demostrarlo que con el ejemplo.

Efectivamente, llegar al “techo de América” no es sólo cuestión de ir para arriba. Sus casi 7.000 metros de altura lo convierten en una aventura de muy alta dificultad, para que lo que uno debe estar muy bien preparado. Alimentación, hidratación, aclimatación, un buen estado físico y mucha paciencia son claves para una travesía que puede durar hasta 20 días, con algunos de temperaturas extremas.

Y eso no es todo: escalar el Aconcagua es de todo menos barato. El costo entre guías, elementos, indumentarias, ingresos, seguros y demás cuestiones puede oscilar entre 2.500 y 3.000 euros. Un presupuesto largo para cualquiera. Por eso, “Pinocho” está en busca de apoyo económico, público o privado, para concretar el sueño y darle mayor visibilidad a Tafí como polo atractivo nacional para los aficionados a la aventura, además de animar a otros tafinistos a descubrir su potencial en el montañismo. “Trabajo para eso. Me cuesta explicar la felicidad y la plenitud que se siente recorriendo esos lugares escondidos que tiene el valle. La libertad, la paz. Esto es maravilloso. Cuando llevo gente, trato de que ellos sientan lo mismo al descubrir paisajes increíbles a cada paso. Tafí cuenta con montañas de diferentes alturas, y cada una con su propio aire y dificultad. Allí se trata de sentir lo que te rodea, de disfrutar de la paz y la armonía que te regala la naturaleza para renovar energías”.

Comentarios