Compraron una finca con pocas paltas y ahora están por exportar - LA GACETA Tucumán

Compraron una finca con pocas paltas y ahora están por exportar

Un emprendimiento familiar comenzó como un sueño y hoy es una pujante realidad.

05 Jun 2021
1

Muchas veces los sueños se cumplen. Y cuando esto sucede entre los miembros de una misma familia mayor es la alegría que producen. “En nuestro caso esto empezó en 2016, cuando compramos una finca en El Timbó Viejo. Como tenía plantadas algunas paltas y cítricos decidimos plantar algunas más, y hoy nos están dando una gran satisfacción, por la forma en que crecieron y se desarrollaron”, contó Jorge Garber, quien junto a su mujer, Georgina, y su hijo Bernardo lleva adelante un emprendimiento familiar productivo.

“Cuando nos hicimos cargo vimos plantas de paltas criollas, Torres, Hass, Etinger y otras, que estaban en condiciones, a pesar del poco cuidado. Entonces decidimos avanzar con este frutal, e hicimos nuestra primera plantación en 2017 que hoy muestra un gran desarrollo productivo”, dijo Bernardo. Apenas empezaron a producir y logramos buenas cosechas buscaron mercados en la provincia y en el resto del país -en los concentradores- y tuvieron gran aceptación.

“El marketing y la campaña de folletos que hicimos y que presentamos fueron bien recibidos, y hoy tenemos una comercialización aceitada. Este trabajo en general lo llevaron adelante mi mamá y mi hermana”, añadió Bernardo.

Pero eso no quedó allí. Avanzaron en el plan de exportar, y hoy tienen todo listo para ingresar a Uruguay. “Tratamos de tener una plantación de excelencia, con plantas de vivero de primera calidad, con un manejo agronómico adecuado en lo referente a sanidad, a riego y a fertilización”, indicó.

Se sienten satisfechos por haber logrado el objetivo que se trazaron: “hoy las plantas de 2017 se equipararon a las 2008, que ya estaban plantadas; y tenemos muy buenas perspectivas, tanto productivas como comerciales”, finalizó.

Comentarios