Chelsea, campeón a su manera - LA GACETA Tucumán

Chelsea, campeón a su manera

El equipo hizo gala del juego directo en el 1-0 y defendió con todo la ventaja.

30 May 2021 Por Bruno Farano
1

¡QUÉ ALEGRÍA! En Portugal, Chelsea obtuvo la segunda corona en la Champions League de su historia. Antes se había consagrado en la temporada 2011/12. reuters

No existe una receta exacta para ganar en el fútbol actual. La clave está en saber imponer una idea y en la capacidad para llevarla adelante en un determinado partido.

Lo que se preveía, se dio en el estadio Do Dragão de Oporto. El duelo entre el Manchester City, de “Pep” Guardiola, y el Chelsea de Thomas Tuchel fue un duelo de ajedrez en un campo de fútbol.

Los entrenadores que llegaron a la final lo habían hecho imponiendo su idea. A su manera, el español y el alemán son considerados dos de los mejores de la actualidad. Cada cual tiene su bandera; Guardiola es más “lirista”, mientras que Tuchel se adhiere al grupo resultadista. Eso sí, ambos son capaces de cambiar la táctica dentro de un mismo juego de acuerdo a las situaciones; y así fue ayer.

En la guerra fría de táctica y estrategia fueron los “Blues” los que lograron imponer su impronta para alzar la segunda Champions League de su historia.

El gol de Kai Havertz fue un resumen de la idea de su entrenador. Mientras el “City” apostó a su idea de ser protagonista desde la posesión del balón, Chelsea priorizó dominar los espacios, alternando presión alta con defensa replegada (según indicaba cada situación) para evitar ofrecer espacios que su rival pudiera aprovechar y un ataque desplegado con el que aprovechó al máximo el campo abierto que dejó el “City”.

Salida limpia y rápida desde el fondo, desmarque espectacular de Havertz; pase magnífico de Mason Mount y buena resolución del punta para sentenciar un duelo más estudiado que otra cosa.

Uno de los puntos clave para que la balanza se incline a favor de los londinenses fue que en el crucial duelo del medio, N’Golo Kanté superará con total claridad aİlkay Gündogan.

El francés, un especialista en presionar alto con intensidad y mucha agresividad, impidió que el alemán pudiera conectarse con Kevin De Bruyne (no tuvo un buen juego y para colmo debió salir lesionado), los encargados de generar el fútbol para el “City”.

Luego del 1-0, los estilos quedaron más en evidencia aún. Los de “Pep” intentaron vanamente quebrar el 5-4-1 rocoso, intenso e invulnerable de Tuchel que, además, contó con campo para liquidar el pleito antes, pero no estuvieron finos en el toque de gracia.

En el duelo de estilos ganó el fútbol directo de Chelsea porque supo aplicar mejor su idea.

Comentarios