Rugby femenino: Huirapuca vuelve a la carga - LA GACETA Tucumán

Rugby femenino: Huirapuca vuelve a la carga

El equipo de mujeres apunta a consolidarse para crecer y contribuir al fenómeno del sur.

20 May 2021
2

JUEGO. Las chicas de Huirapuca esperan volver pronto a la competencia.

El gran crecimiento que experimentó el rugby femenino tucumano en los últimos años encuentra buena parte de su explicación en el sur de la provincia: a lo largo de la ruta 38 proliferaron nuevos clubes con una mentalidad menos conservadora y más actual, que entiende al rugby como disciplina tan apta para varones como para mujeres. No es casual que la mayoría de las jugadoras tucumanas regularmente convocadas al seleccionado argentino mayor, Las Pumas, provengan de esa área. Sin embargo, en Concepción, la más grande de las ciudades del sur, el rugby de mujeres lleva años luchando por echar raíces perdurables. En efecto, el equipo femenino de Huirapuca no logró tener hasta aquí una continuidad que le permita desarrollarse como es debido, pero actualmente está en marcha un nuevo intento y Guadalupe Rojas, su capitana, asegura que harán lo posible para que sea el definitivo.

“No queremos ni vamos a permitir que ese impulso se pierda. Queremos que el rugby femenino sea algo establecido en el club. Sabemos que no es fácil, pero también sabemos que no es imposible”, apunta la medio scrum, que lleva cinco años vinculada a la causa. “En 2017 me invitaron a formar parte del equipo de rugby que se estaba por armar en Huirapuca. En ese entonces yo ni sabía que ya se habían hecho intentos de formarlo, y hoy debe haber un montón de chicas que tampoco saben que ya desde hace cinco años hay un equipo femenino de rugby en Concepción”, advierte.

Puertas abiertas

Actualmente, el plantel de Huirapuca se compone de 15 jugadoras, aunque las puertas están más que abiertas para todas las que quieran sumarse. “Las que ya hemos competido somos 10. Las otras cinco aún lo están conociendo al deporte, todavía no han podido jugar partidos, pero les encanta. Buscamos chicas que quieran aprender a jugar y divertirse. Para muchas es difícil al principio imaginarse haciendo un deporte de contacto, pero te vas enganchando. Para mí, venir al club y estar con las chicas y la pelota es un cable a tierra, es todo lo que está bien. Y la idea es hacer que las chicas que formen parte de este equipo sientan al club como su casa. Como no hemos estado desde niñas acá, lograr ese sentido de pertenencia no es fácil. Es un trabajo de hormiga, pero es posible si lo encaramos no tanto desde lo competitivo sino desde hacerlas sentir parte de algo”, explica Guadalupe.

Como a todos, la pandemia también le jugó en contra a la expansión del equipo femenino de Huirapuca. “En 2019, con Rubén Posse Russo como entrenador, jugamos el torneo de Desarrollo y lo ganamos. El ascenso a Primera en 2020 era una gran oportunidad para crecer en cantidad de jugadoras, pero al no haber competencia en todo el año, no se pudo. A eso se suma que hubo chicas que no pudieron seguir estando, por temas de trabajo, estudio o cuestiones personales. En estos cinco años, he visto pasar muchas jugadoras, pero estamos a morir con esto y no vamos a dejar que se pierda”, se promete.

Su búsqueda no se limita a nuevas practicantes, advierte Rojas: “con el apoyo de la comisión directiva, estamos viendo a alguien que nos pueda entrenar. Sí tenemos colaboración del PF de la Primera del club, aunque invitamos a todo el que quiera dar una mano, sea como manager, sponsor, hincha o desde el lugar que sea. Nuestro pensamiento es que todo suma”.

Comentarios