Comunas aisladas en Tucumán: “hay gente que no cree en el virus; sabíamos que iba a ocurrir” - LA GACETA Tucumán

Comunas aisladas en Tucumán: “hay gente que no cree en el virus; sabíamos que iba a ocurrir”

Vipos es una de las 15 localidades que fueron aisladas por la suba de casos. Nadie sabe cómo se dio el brote, pero apuntan al 1 de Mayo.

19 May 2021 Por Martín Soto
1

CAMINO DE TIERRA. Al salir de la ruta 9, hay que hacer cerca de tres kilómetros hacia el oeste, bordeando campos, para llegar al centro de Vipos. LA GACETA / FOTOS DE DIEGO ARÁOZ

“El virus ha salido de China y ha llegado a nuestro pueblo; no sabemos cómo”, dice Gerardo Sierra, nacido en Vipos (Trancas) hace 47 años. Vive junto a su esposa y 11 familiares más en una de las pocas casas que conforman la zona denominada Vipos de Arriba, un sector rodeado de sierras donde se trabaja la tierra y se producen hortalizas. Pero visitar este pueblito tranquilo no será posible durante algunas semanas, ya que es uno de los 15 distritos que fueron aislados por el Gobierno por tener brotes exponenciales de coronavirus.

Sierra es empleado comunal. Desde el piso de tierra del frente de su casa -y a unos cuatro metros de distancia del equipo de este diario- explica que ese sector de Vipos tiene unos 60 habitantes. Y, según comentó, unas 15 personas aproximadamente dieron positivo para coronavirus la semana pasada. “Sabíamos que iba a ocurrir, nos veníamos salvando. Primero hubo casos del sur, luego de Trancas y de San Pedro. Quedábamos como un lunar. En algún momento iba a llegar, y ha llegado”, comentó a LA GACETA.

Al ser consultado sobre cómo cree que se dio este brote, Sierra evita la polémica. “No podemos culpar a nadie. Al ser un pueblo chico tenemos que ir a la ciudad a comprar mercadería y cualquiera puede traer (el virus). Y al ser pocos, todos los chicos van a una sola escuela. Nadie está exento de contagiarse”, explica.

Sin embargo, antes de retirarse a hacer algunas maniobras a bordo de su tractor, el trabajador público explica algunas situaciones que pueden haber facilitado el brote. “Hay muchos que no creen (en el virus) y hay gente que usa remises compartidos”, dice. A su vez, marca que suelen tener concurrencia masiva de enduristas. “Viene gente de la capital. Tenés mínimo 50 motos por fin de semana”. Otras posibilidades son los festejos por el Día del Trabajador. “Creo que el brote ha sido el 1 de mayo, cuando se movía más gente. Ha habido reuniones, han ido luego a la escuela y ahí se han contagios. Uno piensa, no sé; no podemos culpar a nadie”, insiste. El establecimiento al que hace referencia es el José Ignacio Thames, el cual queda al frente a su casa, zona considerada el centro.

Heroína sin capa

Para llegar a Vipos hay que tomar la ruta 9 hacia el norte, durante unos 40 minutos desde la capital. El acceso a mano izquierda se encuentra cerrado por vallas. En la tarde de ayer, bajo un cielo gris por el que se filtraban algunos rayos de sol, estaban en la custodia del ingreso el sargento Julio Velázquez y la empleada comunal Susana Ponce.

“Me genera algo hermoso cuidar. No tengo temor; me encomiendo a dios y me siento satisfecha porque estoy cuidando al pueblo. Me siento orgullosa”, remarca con un barbijo de tela tipo animal print que oculta la sonrisa que se colorea en voz.

En cuanto a la situación sanitaria, Ponce reconoce que hasta hace poco había las reuniones. “En realidad la gente aquí era muy incrédula. Decían que era una gripe nada más y no tenían los cuidados suficientes. No le llevaban el apunte. Se hacían reuniones, cumpleaños… Hacían vida casi normal”, lamenta.

La “guardiana” de Vipos de Arriba aclara que el año pasado tuvo la misma responsabilidad de custodia, y opina que los habitantes tendrían que estar contentos por las medidas dispuestas por el Gobierno. “Ahora va a haber más cuidados. Antes llegaba el fin de semana, venía la gente de la ciudad y no estaban con los cuidados necesarios”, insiste.

Brote en Ticucho

Al igual que Vipos, Ticucho también se encuentra con acceso restringido por un importante brote de contagios de covid-19. De hecho, este equipo no fue autorizado a ingresar. El comisionado rural, Pedro Acosta, indicó que eran decisiones del Poder Ejecutivo.

En diálogo telefónico con este diario, Acosta afirmó que están asistiendo con alimentos, medicamentos y todo tipo de necesidades que puedan tener las familias aisladas. A su vez, rechazó las operaciones políticas que se han hecho en su contra a través de las redes sociales por una supuesta fiesta. Dijo que el brote de covid en Ticucho -a unos 20 kilómetros de Vipos- comenzó hace dos semanas.

“Hay muchas versiones, incluidas la de la fiesta. Pero no nos pusimos a indagar en eso, sino que nos dedicamos a acompañar a la gente. Estamos avocados a la asistencia”, ponderó.

En cuanto al dictado de clases, Acosta dijo que hasta anoche no tenían instrucciones del Ministerio de Educación de cómo se iban a dictar los contenidos con la presencialidad suspendida.

Panel coronavirus Tucuman

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Coronavirus
Comentarios