La cancha de San Martín está más cerca del gusto de De Muner - LA GACETA Tucumán

La cancha de San Martín está más cerca del gusto de De Muner

Luego del duelo con Riestra, continuarán los trabajos en el campo de juego.

16 May 2021
2

IMPECABLE. Así luce el campo de La Ciudadela tomado desde el sector de las plateas altas; con un verde bien parejo. fotos gentileza juan giardina

“Quiero un campo de juego impecable”. El pedido de Pablo De Muner ni bien se hizo cargo del plantel fue claro. Para poder llevar adelante su idea de velocidad, intensidad, juego rápido, mucho toque y presión, el entrenador necesita que el terreno esté muy parejo, y con el césped bien corto.

Por ese motivo ni bien terminó el duelo con Almirante Brown, el equipo dirigido por el ingeniero agrónomo Juan Giardina se puso manos a la obra para tratar de conformar al DT. Descompactación, arenado para la obtener una correcta nivelación, siembra de la grama de invierno y aplicación de fertilizantes para obtener un césped bien fuerte fueron los trabajos que se realizaron durante las casi tres semanas en las que el plantel no tocó el campo de La Ciudadela.

Si bien el trabajo está casi completo, desde Bolívar y Pellegrini avisaron que, por una cuestión de plazos, en el juego de mañana no estará al ciento por ciento. “Ya realizamos casi el 90 por ciento de los trabajos que teníamos planeados. Se realizó la nivelación, la siembra y ya se realizaron los dos primeros cortes de la nueva grama”, explicó Giardina en diálogo con LG Deportiva. Él es el ideólogo del trabajo que día a día llevan adelante los cancheros Oscar Aráoz y Manuel Valenzuela.

PAREJO Y CON EL CÉSPED BIEN CORTO. Ese fue el pedido que De Muner le hizo a los encargados de mantener el campo.

A simple vista, el terreno luce completamente renovado. El verde es parejo, no se percibe ninguna área de otro color ni tampoco sectores desparejos. Sin embargo, los que darán el “ok” serán los jugadores y el cuerpo técnico luego del partido contra Deportivo Riestra.

“Vamos a charlar con ellos luego del juego para ver qué tal lo encontraron y qué más necesitan”, aseguró Giardina. Eso sí, más allá de los detalles que pudieran llegar a sugerir los protagonistas, el profesional tiene previsto completar el trabajo estipulado.

“Luego de este partido se continuará con los trabajos que teníamos planeados. Al campo le está faltando un nuevo arenado para terminar de dejarlo bien parejo. A partir de ahí, seguiremos adelantes con el mantenimiento que incluye los cortes y la utilización de fertilizantes”, sentenció.

El terreno de juego de La Ciudadela luce casi perfecto al ojo común. Sin embargo, todavía le falta para alcanzar el nivel que pretenden De Muner y compañía. Sí; en Bolívar y Pellegrini quieren que el terreno crezca de la mano del equipo. Que todos los días mejore hasta llegar al nivel con el que todos sueñan.

Comentarios