Destacan el rol del Papa en materia de cambio climático - LA GACETA Tucumán

Destacan el rol del Papa en materia de cambio climático

"El Papa es una de las grandes voces de la razón y una autoridad moral convincente en la cuestión de la crisis climática", aseguró el exsecretario de Estado de Estados Unidos.

15 May 2021
1

REUTERS

El papa Francisco es una "autoridad moral convincente" en la lucha contra el cambio climático, dijo hoy el enviado especial de Estados Unidos para el clima, John Kerry, tras una reunión con el pontífice.

"El santo padre es una de las voces más poderosas del planeta, si no la más poderosa", dijo Kerry al portal de información del Vaticano, Vatican News, en una entrevista.

"Al estar por encima de la política y fuera de los conflictos nacionales, creo que puede sacudir a la gente y llevarla a la mesa de diálogo con un mejor sentido de nuestro deber común", afirmó Kerry, quien se encuentra en una gira europea que lo llevará al Reino Unido y Alemania después de Roma.

El enviado de Estados Unidos se reunió con el papa argentino en el Vaticano un día después de un encuentro con el primer ministro italiano, Mario Draghi.

"El Papa es una de las grandes voces de la razón y una autoridad moral convincente en la cuestión de la crisis climática", dijo Kerry y agregó que cree que el pontífice asistirá a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de noviembre en Glasgow.

"Necesitamos a todos en esta lucha. Todos los líderes del mundo tienen que unirse y cada país tiene que hacer su parte", agregó Kerry, según recogió la agencia de noticias AFP.

El Papa calificó el cambio climático como "uno de los principales retos a los que se enfrenta la humanidad" hoy en día y criticó a los países industrializados más responsables de la crisis, al tiempo que defendió a los pobres de los países en desarrollo que son los que sufren y sufrirán sus peores efectos.

El mes pasado, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que la mayor economía del mundo planea reducir sus emisiones contaminantes entre un 50 y un 52% para 2030 en comparación con los niveles de 2005.

Si bien duplica los compromisos tomados anteriormente por el país, supone un retraso de la meta anterior que estaba prevista para 2025.

Comentarios