Fideicomisos inmobiliarios: “La Arboleda, Barenbreuker y Grandi tienen igual patrón” - LA GACETA Tucumán

Fideicomisos inmobiliarios: “La Arboleda, Barenbreuker y Grandi tienen igual patrón”

El Poder Judicial se ve superado cuando hay dinero de por medio, según una querellante.

12 May 2021 Por Irene Benito
1

CÓRDOBA 303. Aquí iba a haber un edificio de Barenbreuker (h).

Existe una intención deliberada de crear un caos para eludir las responsabilidades derivadas de incumplimientos con fideicomisos inmobiliarios y un sistema judicial que lo permite, según Milagro Lastra Lobo, una de las querellantes del empresario Otto Fernando Barenbreuker (h). “Los casos de (Miguel de la Cruz) Grandi (en prisión preventiva), Barenbreuker y La Arboleda tienen un patrón común”, evaluó la denunciante y añadió que un componente de ese esquema era la impotencia de la Justicia. Lastra Lobo puso como ejemplo el hecho de que estaba previsto que el juzgamiento de Barenbreuker comenzara el 19 de abril, pero todo se dilató por una recusación contra el camarista Eduardo Romero Lascano -finalmente rechazada-.

“Nosotros no sabemos cuándo empezará el juicio y vemos con angustia las dificultades que implica producir las pruebas. También nos damos cuenta de que la nuestra es una problemática que nos excede y que está marcando al Poder Judicial. La institución se ve superada cuando hay mucho dinero de por medio”, evaluó Lastra Lobo en una serie de mensajes que envió a este diario luego de la publicación de un informe sobre cómo habían empeorado los conflictos tras cuatro años de judicialización de la administración del consorcio del country La Arboleda.

“Los denunciantes de Barenbreuker no previeron que la consecuencia de una eventual condena penal será el decomiso y el remate de las propiedades”, dijo ayer Carlos Varela Soria, defensor de Barenbreuker. El abogado agregó que, debido a ese riesgo, habían iniciado gestiones en la Defensoría del Pueblo para involucrar a su titular, Eduardo Cobos, en la negociación de la propiedad de la calle Córdoba 303 que genera chispazos entre los acreedores.

Las partes volverán a encontrarse en otra audiencia judicial de orden prevista para el 21 de este mes. Pero Lastra Lobo advirtió que existía mucha presión para complicar el proceso y estigmatizar a quienes reclamaban justicia en los Tribunales. “Ahora la óptica está puesta en la pelea entre los damnificados: el foco se desvió de los responsables penales y civiles originales, que son los armadores de los fideicomisos. Lo grave y lamentable es que se incita la reacción de quienes no usaron las vías judiciales contra los que sí lo hicieron”, opinó Lastra Lobo, quien junto a otros 18 clientes pretenden que Barenbreuker (h) responda por la posible comisión de los delitos de defraudación de derechos de fiduciantes en fideicomisos inmobiliarios y de amenazas coactivas.

La querellante observó que “la confusión” y “los altercados” detectados en los procesos penales de contenido económico llevaban a buscar la fuerza antes que el derecho, y que todo ello beneficiaba a quienes querían “embarrar la cancha” para evitar la sanción por el perjuicio causado a los que les habían confiado sus ahorros. “Para eso existe la Justicia. Es un camino que nos genera amarguras, padecimientos y agonías, pero lo transitamos porque es lo que corresponde en una república”, dijo.

Audiencia polémica: efectos de un comentario en tono de broma

El buen humor del camarista Eduardo Romero Lascano no cayó bien a la defensa del desarrollador inmobiliario Otto Fernando Barenbreuker (h), quien recusó por temor fundado de parcialidad al juez luego de que, en una audiencia virtual celebrada en marzo para ordenar el proceso, este dijera que era “amigo de los fiscales y no tanto de los defensores”. En el trámite de la recusación, Romero Lascano expresó que su independencia de criterio no se veía afectada por la amistad que había desarrollado con sus colegas a partir de compartir el trabajo. Los camaristas Emilio Páez de la Torre, Wendy Kassar y Fabián Fradejas rechazaron la impugnación por considerar que no había sido probada la causal invocada. Carlos Varela Soria, defensor del empresario, presentó un recurso para que la Corte Suprema revise la decisión y aparte al camarista.

Comentarios