Acuerdan aplazar un mes las PASO y las generales - LA GACETA Tucumán

Acuerdan aplazar un mes las PASO y las generales

En un encuentro virtual, los presidentes de bloque de la Cámara Baja consensuaron que se vote el 12 de septiembre y el 14 de noviembre. Resta dictar la ley que plasme los cambios.

08 May 2021 Por Álvaro José Aurane
1

EN CASA ROSADA. “Wado” de Pedro y Sergio Massa se conectaron por videoconferencia, desde el Salón de los Escudos, con los jefes de bancadas.

No se trató de una negociación, sino de dos. El oficialismo y los sectores mayoritarios de la oposición acordaron ayer, en el ámbito de la Cámara Baja, que el calendario electoral de este año se “correrá” un mes. Y, a la vez, convinieron en que sí se llevarán a cabo las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

Los diputados nacionales por Tucumán confirmaron anoche a LA GACETA los anuncios nacionales. El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, se conectaron mediante una videoconferencia en la tarde de ayer con los presidentes de las bancadas y de los interbloques que conforman Diputados. Lo resuelto consiste en que las PASO se celebrarán el 12 de septiembre y que los comicios generales se realizarán el 14 de noviembre.

De acuerdo con la Ley 26.571, las primarias deben celebrarse el según domingo de agosto y se acostumbra que la votación general se lleve a cabo el último domingo de octubre.

“Personalmente, no estoy de acuerdo con modificar ni reglas de juego ni fechas. Pero el oficialismo nacional había comenzado a avanzar a través de partidos provinciales para eliminar las PASO. Ahora se incluirá una cláusula cerrojo que inhabiita que las primarias puedan ser eludidas. Entonces, hubo que aceptar un cambio de fechas, pero las reglas de juego siguen intactas”, manifestó el radical José Cano.

“Gatillos”

Pablo Yedlin, del Frente de Todos, promovió en diciembre pasado un proyecto de ley que recogía el consenso de una docena de gobernadores, incluyendo al radical Gustavo Morales (Jujuy) para que las PASO fueran eliminadas este año, dado el contexto de pandemia.

“Hasta ahora, las primarias nunca funcionaron para nosotros como un efectivo mecanismo de selección porque los precandidatos consensuados en las listas oficiales terminaron siendo siempre los candidatos paraa las generales. Entendimos, entonces, que dado lo atípico de este año, convenía suspenderlas. El acuerdo alcanzado ahora es una solución intermedia: aplaza las PASO por un mes. Es muy útil porque permite avanzar con la campaña vacunatoria y, probablemente, tener vacunada inclusive a la población de 50 años en adelante. Eso permitirá celebrar una votación más tranquila, y realizar el proselitismo también con más tranquilidad”, manifestó.

Yedlin hizo hincapié, eso sí, en que el consenso arribado fundamentalmente entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio debe traducirse ahora en una ley. Justamente, una norma que enmiende la Ley 26.571, ya que la materia electoral está expresamente vedada para los decretos de necesidad y urgencia.

“Atendiendo la generosidad con la que se atendieron los requerimientos de Juntos por el Cambio, creemos que se conseguirá dictar la norma”, manifestó Yedlin.

En principio, según confirmaron a este diario, el proyecto de ley para pautar el “corrimiento” de los comicios establecerá que el desplazamiento de las fechas se dará “por única vez”, dado el contexto de la pandemia por coronavirus. A ello se agregará el “gatillo” que exigen la UCR, el PRO y la Coalición Cívica para establecer que las PASO deben realizarse sí o sí.

El diario porteño La Nación accedió a un borrador de esa cláusula, que sería plasmada de la siguiente manera:

La presente ley no podrá ser modificada ni derogada durante el año calendario en curso en tanto regula un derecho subjetivo de los partidos políticos, instituciones fundamentales del sistema democrático, a elegir sus candidatos a los cargos electivos previstos en la Constitución Nacional.

Sin embargo, ayer también trascendió que el proyecto para enmendar la Ley 26.571 también podría incluir “cláusulas sanitarias” en caso de que la segunda ola de Covid-19 recrudeciera con el paso de las semanas, sobre todo si, además, la campaña de vacunación no avanzase con la masividad correspondiente. Esta exigencia (que hasta ahora es sólo una conjetura) es impulsada, fundamentalmente, por los gobernadores que, desde el año pasado, son partidarios de suspender las PASO.

Justamente, la diputada Beatriz Ávila, que participó ayer del encuentro virtual con Massa y De Pedro como presidenta del bloque del Partido por la Justicia Social, ratificó a LA GACETA su oposición tajante a la realización de las primarias.

“Es una irresponsabilidad celebrar las PASO. Y por partida doble. Por un lado, por el costo económico que tienen. La pandemia trae aparejada una crisis económica de proporciones dantescas. En lugar de gastar en unas primarias que antes que definir candidaturas funcionan como una encuesta nacional, debieran destinarse esos recursos a asistir a los sectores vulneables”, afirmó.

“En segundo lugar, celebrar las PASO en este contexto de pandemia, y con una segunda ola que se presenta mucho más cruel que la primera, es una locura. ¿Quieren movilizar a todo el país, dos veces en 60 días, para votar en las PASO y después en las generales? Es un sinsentido. Sólo deberían realizarse las elecciones generales y punto”, reclamó la parlamentaria.

Plazos

Como la Ley 26.571 se encuentra plenamente vigente y sin cambios, el lunes vence el plazo para que el Presidente de la Nación convoque a la realización de las PASO para el 8 de agosto. Alberto Fernández debe dictar ese día el decreto de llamado a las primarias. Si prospera el acuerdo político alcanzado ayer por los líderes de la Cámara Baja, terminará siendo sólo una formalidad.

Anoche no se descartaba, inclusive, que el proyecto de ley para aplazar los comicios fuese remitido como una iniciativa del Poder Ejecutivo Nacional.

Comentarios