Una joven tucumana denunció acoso a través de las redes sociales: "no deja de hostigarme" - LA GACETA Tucumán

Una joven tucumana denunció acoso a través de las redes sociales: "no deja de hostigarme"

"Tiene perimetral, prisión domiciliaria y aún así, sigue amenazándome", contó la adolescente.

01 May 2021
1

Una joven tucumana utilizó sus redes sociales para denunciar a un muchacho que, según expresó, la acosa y amenaza de muerte a través de mensajes privados.

A través de una serie de posteos -que fueron compartidos cientos de veces-, la usuaria (cuya identidad se preserva) publicó capturas de pantalla de los textos que enviados por un joven. Además, relató que la intervención de la Justicia provincial no ha bastado por el momento para lograr que cesen las agresiones.

"Estuvo un mes preso, tiene perimetral, prisión domiciliaria, y aún así (...) sigue amenazándome. Me persigue a cada lugar que voy y no deja de hostigarme", señaló la joven en un posteo que tuvo más de 21.000 retuits.

El contenido de los textos que dio a conocer resulta escalofriante. "¿Así que me pusiste perimetral, vos? Estás buscando que te mate (...). Nadie ni nada te va a salvar, ni esa perimetral. Sabés bien que sé todo sobre vos. Hasta dónde estás estudiando. Así que estás avisada, vos", expresa uno de los mensajes, enviado el 21 de marzo a las 18.25.

El texto más reciente data de hace dos días. "Por más que te andes escondiendo, te juro que te voy a encontrar. No te va a salvar nadie a vos. ¿Pensás que te vas a salvar en tu casa? Ni tu (...) se va a salvar. Pendeja de mierda. Hasta que no te prenda fuego y te mate, no paro", se observa en las capturas de pantalla que difundió la denunciante.

La adolescente contó que atraviesa un infierno. "Dada esta situación, tuve que dejar de juntarme con mis amigos y dejar de presenciar (sic) en mi lugar de estudio, ya que esta persona no deja de perseguirme y sabe todos mis horarios", expresó.

Agregó que el 23 de abril habían llegado a un acuerdo a través de un juicio abreviado. "Él se hizo cargo de sus actos y prometió no volver a hacer nada. Lo peor de esta situación es que, teniendo prisión domiciliaria, anda paseándose por todo Tucumán como si fuera totalmente libre. Y no solo recibí amenazas de él, sino que sus padres siempre estuvieron a favor de su hijo, y también me amenazan de muerte. Es la gran prueba de que todo empieza desde casa", detalló la joven.

Comentarios