Yahoo, Borges y Gulliver, un trío letal - LA GACETA Tucumán

Yahoo, Borges y Gulliver, un trío letal

25 Abr 2021
1

La noticia fue titulada de esta manera por LA GACETA: “El adiós a Yahoo! Respuestas, el portal de preguntas hilarantes, útiles y bizarras. El 4 de mayo el sitio web cerrará para siempre.”

Y como todo comienzo ya augura un final, no quise adentrarme en el indescifrable mundo de la tecnología para sentirme al abrigo de lo mío: la literatura.

Recordé la primera vez que leí la palabra Yahoo; fue en el cuento de Jorge Luis Borges El informe de Brodie. El nombre yahoo es el que nuestro autor le da a una tribu salvaje sobre la que gira todo el relato, detallando apariencias y costumbres.

Cuando a fines del siglo pasado la empresa de medios llamada Yahoo! (así, con un signo de admiración como cierre) se hizo popular en todo el mundo, fue imposible no asociar ese nombre con el cuento de Borges. No tenían aparentemente ninguna relación, pero ya se sabe cómo es esto: dado el éxito de algo, reaparece el arqueólogo que cada uno de nosotros llevamos dentro. Es que cualquier creación del ser humano es un inevitable palimpsesto donde todo termina relacionándose con algo que lo antecedió.

Con el tiempo, y con la ayuda de un amigo escritor, Jorge Santiago Perednik, tal vez el mejor traductor de Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift, recordé que a ese nombre ya lo había leído con anterioridad, pero que no lo tuve en cuenta en su momento ante la avalancha de nombres que Swift despliega en su famosa novela. Yahoo allí, genéricamente, son criaturas salvajes, muy parecidas a los humanos, aunque muy desagradables. Motivo más que suficiente para buscar el viejo libro del autor irlandés y volver a leer al menos esa parte. Conclusión: la presencia de los yahoos era más importante que aquello que recordaba, y me deleité comprobando las diferencias entre los yahoos europeos y los yahoos houyhnhnms. ¡Un verdadero delirio! Era maravilloso imaginar que algunos elementos de la literatura podrían llegar a significar algo para una generación del siglo XXI, o varias, semialfabetizadas e indiferentes a lo que era y es mi pasión: la lectura. Por esa simple y elemental coincidencia, conocer el e-mail de alguien que incluyera la palabra yahoo ya tenía un encanto especial para mí.

Quienes siempre mueven la escalera para que te caigas, dicen que el Yahoo! de la compañía es la sigla de Yet Another Hierarchical Officious Oracle (algo así como Otro Oráculo Más, Jerárquico y Oficioso). Aún sin tener alguna sospecha al respecto, me opongo taxativamente a esa posibilidad. Quiero que ese Yahoo siga teniendo algo que ver con Swift y con Borges.

Ahora bien, lo que desaparecerá el 4 de mayo no es el portal sino la aplicación de Yahoo! Respuestas, donde en sus comienzos, según los entendidos, se conseguían drivers, se develaban trucos y atajos de los programas y sistemas operativos, etc., pero que finalmente cayó en la mofa de hacer preguntas bobas esperando respuestas inteligentes, o respuestas que ponían en ridículo a quienes preguntaban algo con verdadera inocencia.

Todo en esta vida, lamentablemente, tiende a deteriorarse, desde una simple pared recién pintada hasta una relación amorosa de muchos años. Yahoo! Respuestas no podía ser la excepción.

Por eso quisiera salvar de los efectos colaterales de esta inevitable partida a las criaturas salvajes de Jonathan Swift y de Jorge Luis Borges, que sobrevivirán (no me caben dudas), imaginación de por medio, a cuanta plataforma informática pretenda rozarlas.

Tecnócratas y agoreros, abstenerse.

© LA GACETA

Rogelio Ramos Signes – Escritor.

Comentarios