Cultivos de invierno: más que un ingreso extra - LA GACETA Tucumán

Cultivos de invierno: más que un ingreso extra

Los productores también aprovechan sus campos para sembrar gramíneas o leguminosas, como cultivos de servicio. Esta práctica significa un beneficio muchísimo mayor, para los suelos y para el ambiente.

10 Abr 2021 Por Gustavo Frías Silva
1

En la provincia la campaña de granos gruesos ya está en el inicio de la trilla y de a poco, mientras el clima ayude, las trilladoras estarán avanzando, para cosechar los diversos lotes de soja sembrados por todo el territorio provincial. En ese mismo acto irán desocupándolos, para que el productor siembre nuevamente, si las condiciones de humedad del suelo son las adecuadas, algún cultivo invernal o de servicio.

Los técnicos vinculados a la producción afirman que para tomar decisiones sobre una siembra invernal resulta necesario que los suelos se encuentren con un balance hídrico adecuado, que permita que las plantas puedan nacer y desarrollarse con el agua acumulada, debido al régimen monzónico que rige a la región NOA.

Indican, también, que siempre se precisa realizar este tipo de cultivos. Tienen la importancia de que al tener los lotes ocupados y libres de malezas durante el invierno, se llega a la próxima gruesa en mejores condiciones; siempre y cuando las lluvias que anteceden a la siembra gruesa sean benévolas.

Seguramente a medida de que avance la trilla y se vea como vienen las condiciones del ambiente y del suelo los productores analizarán qué, cómo y cuándo sembrar.

Los productores saben perfectamente bien que, una vez liberados los suelos de los cultivos de verano, si las condiciones climáticas y de humedad de suelo son las adecuadas, si tienen necesidad de mantener limpios y bien conservados los campos y si existen perspectivas de buenos negocios con los cultivos invernales, seguramente se deciden en sembrar lo que crean lo mejor y conveniente para sus campos y sus bolsillos.

En el NOA, debido a que las condiciones climáticas para el cultivo de granos rozan lo marginal -comparado con la Pampa Húmeda-, se siembran generalmente los cultivos invernales mirando el futuro de la próxima gruesa y actualmente valora mucho el cultivo de servicio (CS).

Los productores en la provincia buscan siempre sembrar trigo o garbanzo durante el invierno, en busca de una alternativa más que pueda ayudar a sus finanzas. Pero también buscan que sus suelos estén protegidos durante las inclemencias climáticas que se dan en esos meses. Sin embargo, como afirman los técnicos, los cultivos de servicios evaluados por ellos empiezan a afianzarse en la región, debido a los beneficios que generan en los suelos durante esa estación del año.

Los técnicos que trabajan en la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) afirman que tienen muy buenos avances sobre ensayos e investigación en los cultivos de servicios, en un contexto de cambio de paradigma en el sistema productivo, que apunta a tratar de reducir la carga del uso de agroquímico en el suelo y en el medio, siguiendo los preceptos de conservar el ambiente.

Además las diferentes especies que se siembran para cultivos de servicios -tanto en gramíneas como leguminosas- tienen como otros objetivos importantes generar cobertura en el suelo y brindar mayor cantidad de materia orgánica en un futuro.

Otro aspecto que se considera transcendental es que al tener cubierto un suelo que viene después de un cultivo de verano y que generalmente tiene humedad y un gran banco de semillas se logra un control de las malezas, además de la provisión de nutrientes o la regulación de las napas.

En estos tiempos que viven el país y el mundo, producir alimentos es primordial. Y si en el sistema productivo se utilizan herramientas que ayuden a producir amigablemente con el ambiente, cuidando el recurso suelo de sobre manera, bienvenido sea. Todo esto muestra que el productor va entendiendo que está produciendo en ecosistemas con sus reglas y propiedades que deben ser respetadas, por lo que debe usar la ecología a su favor, para entender su comportamiento y producir más desde una mirada ecológica y ambiental.

Es muy importante que los productores no se olviden nunca de la complejidad del ambiente en el que trabaja, y cuyas acciones tienen impactos reales sobre la calidad de vida de los ambientes, lo cual inevitablemente genera caídas a veces muy grandes en los rindes e impactos ambientales nocivos que lo perjudican ahora y, lo que es peor, para el futuro de las próximas campaña. Hoy, el mundo espera que se siga manejando el ambiente de manera cuidadosa y que esta tendencia continúe en aumento.

Comentarios