La silla eléctrica “santa” - LA GACETA Tucumán

La silla eléctrica “santa”

Sostener su proceso, una misión del nuevo DT de San Martín.

08 Abr 2021 Por Bruno Farano
1

SIGUE VACÍA. El banco de suplentes “santo” espera la llegada del nuevo DT.

“Estamos conversando y analizando las diferentes opciones”. El mensaje de Rubén Moisello deja en claro que el nuevo entrenador puede confirmarse en cualquier momento. “Queremos un entrenador que pueda mantenerse en el tiempo. No queremos equivocarnos”, agregó el presidente.

En las últimas horas sonaron con fuerzas los nombres de Gustavo Álvarez (logró el ascenso con Aldosivi), de Sergio Vázquez (ex DT de Estudiantes de Río Cuarto) y de Pablo De Muner, actual entrenador de la Defensa y Justicia y con pasado en el “Santo”. “Por ahora no hay nada”, sentenció, sin embargo Moisello.

El nuevo DT tendrá la misión de levantar a un plantel golpeado anímicamente y la enorme responsabilidad de devolverle al “Santo” el apetito ganador para ir en búsqueda del ascenso.

Pero eso no es todo. También tendrá la tarea de ayudar a que San Martín corte la racha de 11 partidos sin ganar que acumula desde diciembre del año pasado y, por sobre todas las cosas, de intentar darle forma a un proyecto que se mantenga en el tiempo, algo que en La Ciudadela casi nadie pudo conseguir durante la última década.

El 20 de abril de 2011, Pedro Monzón reemplazó en el cargo a Carlos Roldán. “Moncho” se hizo cargo de un plantel que intentaba zafar del descenso al Argentino A, algo que no pudo conseguir. El actual ayudante de campo de Julio Falcioni en Independiente, fue el primero de una lista que incluye 19 entrenadores, contando cuatro ciclos interinos.

Monzón arrancó el proceso en la tercera categoría y, pese a que el equipo llevaba 14 partidos invictos, un problema con el gerente del club terminó eyectándolo del cargo. Allí Miguel Amaya tomó el timón, pero el “Santo” no logró dar el salto y unos cuantos malos resultados, sumados a la eliminación a manos de Central Norte de Salta, dieron por finalizado su ciclo.

En junio de 2012, Carlos Ramacciotti tomó la posta. El equipo nunca logró afianzarse y tras siete meses y cinco días de gestión, debió dejar su cargo tras la derrota 2-0 ante Alumni en Villa María.

Roldán, la dupla Omar Marchese-Ariel Martos (interinos), Juan Amador Sánchez y Arnaldo Sialle fueron los DT entre mediados de 2013 y la primera mitad de 2014. El equipo anduvo a la deriva en la tercera categoría y la temprana eliminación en el Reducido, sumado al cambio de conducción en las elecciones, motivó una nueva modificación.

Osvaldo Bernasconi fue el primer entrenador durante la presidencia de Oscar Mirkin. Había llegado al club gracias a una gran campaña en San Jorge, pero los resultados no lo acompañaron. En siete partidos, sumó una victoria, tres empates y tres derrotas que lo obligaron a dar un paso al costado. Allí, Juan José López llegó con la misión de ser quien logre dar el golpe de efecto. Pero no lo logró. En siete partidos cosechó tres victorias, dos empates y dos derrotas; cerrando una de las peores campañas de los últimos tiempos.

La dirigencia de ese entonces confió entonces en Darío Tempesta para iniciar la nueva temporada. Sólo duró en el cargo 11 partidos en los que consiguió cinco triunfos, cuatro empates y dos derrotas. Si bien sus números no eran tan malos, el flojo rendimiento del equipo y la presión de los hinchas terminaron indicándole la puerta de salida.

Con la llegada de Sebastián Pena, en junio de 2015, en La Ciudadela apostaron a que un entrenador joven les diera el empuje para salir del “infierno”. “Tomatito” arrancó con todo: 3-0 a Gimnasia y Tiro de Salta en el debut. Además, sumó 17 en las primeras siete fechas. Pero el equipo se fue apagando con el correr de los juegos y terminó eliminado en el Reducido.

Pena inició la nueva temporada, pero tampoco logró llegar al año de gestión. El 3 de abril de 2016 dirigió su último partido (derrota 0-2 con San Jorge) y la CD le pidió la renuncia.

Martos tuvo un paso interino ante Mitre de Santiago. El “Santo” ganó 1 a 0 y le entregó un equipo de pie a Diego Cagna. El “Flaco” logró acomodar algunas piezas. San Martín ganó nueve partidos, empató uno y sólo sufrió dos derrotas; logrando así el ascenso a la Primera B Nacional. También dirigió toda la primera temporada en la segunda categoría y fue quien armó el plantel que terminó ascendiendo a la Superliga. Sin embargo, una sucesión de empates, terminó alejándolo de su cargo el 10 de diciembre de 2017, tras 602 días.

Darío Forestello asumió en enero del año siguiente. Su equipo hizo de La Ciudadela una fortaleza y quedó en las puertas del primer ascenso. Pero se recuperó del golpe y ascendió en el Reducido tras golear a Sarmiento de Junín en la final.

En la Superliga los malos resultados, la presión por salvar la categoría y la impaciencia jugaron una mala pasada. Forestello, Martos (otro interinato), Gastón Coyette, Floreal García (interino) y Ricardo Caruso Lombardi pasaron en 25 fechas pero no lograron evitar el descenso.

La dupla Favio Orsi y Sergio Gómez llegó para intentar devolver al equipo a Primera. Armaron un plantel que iba dándole forma a una campaña histórica. Pero apareció la pandemia y en la AFA decidieron tirar los méritos deportivos a la basura.

Cuando la pelota volvió a rodar no encontraron la fórmula del éxito. En total, en 592 días, dirigieron 35 partidos, con 14 victorias, 12 empates y nueve derrotas.

Más allá de que Cagna y la dupla fueron los que más tiempo duraron en su cargo durante los últimos 10 años, los procesos largos no tuvieron lugar en Bolívar y Pellegrini. “La idea es que el elegido pueda consolidarse en su cargo”, explicaron desde la dirigencia. Ese será uno de los mayores desafíos del nuevo DT: sobrevivir a la silla eléctrica “santa”.

Floreal García comenzará a darle forma a su equipo

A las 9.30, en el complejo “Natalio Mirkin”, el plantel “santo” comenzará un nuevo entrenamiento al mando de Floreal García. El entrenador interino deberá comenzar a armar el equipo para recibir a Chacarita, el martes desde las 19.30. Además, hoy se cumplen los días de aislamiento de los jugadores que habían dado positivo por covid-19. Si todo sale bien y los estudios arrojan resultados positivos, podrían quedar a disposición del DT para el próximo duelo. El sábado, el plantel se someterá a los hisopados semanales, previos a cada fecha.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios