Mundo Emprendedor: cómo es empezar en el NOA - LA GACETA Tucumán

Mundo Emprendedor: cómo es empezar en el NOA

Hay muchas ventajas y mucho talento en el noroeste argentino. Por qué, a veces, es necesario un mentor y una red de contactos para proyectar un emprendimiento exitoso.

06 Abr 2021 Por Paula Barbaran
2

CONTRA LA LIMITACIÓN MENTAL. Patricia Cerrizuela dice que en el NOA hay mucho talento y creatividad.

A pesar de las barreras, los profesionales del NOA se destacan por los emprendimientos que llevan adelante y aportan a la economía local. Sin embargo, existen algunos mitos sobre las dificultades de comenzar un proyecto desde este lado del país.

“El norteño cree, desde hace muchos años, que estamos lejos del puerto y que emprender acá es difícil, pero esa es una limitación mental”, explica Patricia Cerrizuela, mentora de emprendedores. “En el NOA hay muchísimo talento, tenemos universidades muy buenas, ganas y mucha creatividad. Creo que acá se cumple eso de que la necesidad genera creatividad. Lo importante, en realidad, es que el emprendedor esté acompañado durante el trayecto”.

Según la co-founder y CEO de Global Learning el emprendedor tiene buenas ideas y capacidad de ejecución pero, a veces, necesita un orden y un mentor que lo acompañe: “esto les ahorra a los emprendedores mucho tiempo y evita los posibles errores que se pueden cometer en la marcha. El mentor ayuda a generar una red de contactos para trabajar de manera asociativa buscando apoyo para que emprendimiento pueda crecer”, explica Cerrizuela y agrega: “la soledad del emprendedor se vive mucho, es dura y está bueno generar una red de trabajo ya sea para buscar capital, generar mercados y nuevos clientes que son algunas de las cuestiones a las que se enfrentan en un primer momento, quienes emprenden”.

El acceso al financiamiento es un segundo escollo a resolver en el momento de iniciar un proyecto. Según la especialista, lamentablemente en el NOA no hay acceso a financiamiento ni un mecanismo de inversores que fomenten la inversión en emprendedores. “Sí han surgido en los últimos años, instituciones y empresas privadas que apoyan las startup. Si el emprendedor quiere comenzar con un capital mínimo para su proyecto, es poco probable que el Banco preste dinero para esto. Entonces se recurre a los amigos o familiares”, indica Cerrizuela y aclara: “cuando el emprendimiento crece, sí hay financiamiento privado que lo ayuda a escalar”.

En el NOA, algunas “desventajas” pueden modificarse con el ojo del emprendedor: “Hay ventajas que convertimos en oportunidades, por el hecho de haber sido una desventaja. Por ejemplo, la economía del conocimiento. Nosotros siempre decimos que desde el NOA, producir algo que debe ser trasladado en flete es complicado porque estamos lejos del puerto de Buenos Aires o Rosario. Pero si eso lo tomás de otra forma, puede ser una ventaja: sabemos que tenemos buenas universidades e ingenieros y talento para entrenar programadores o generar empresas vinculadas con la economía del conocimiento: software, educación online, tecnología aplicada al agro. Hay muchos becarios del Conicet viviendo en el NOA”, subraya la mentora; “me gusta enfocarme en el rol protagonista de Jujuy, Salta y Tucumán porque desde acá se pueden exportar productos y servicios al mundo y trasladarlos a través de la nube”.

Finalmente, un emprendedor debe conocer su ecosistema que está conformado por los posibles financistas, el sector académico, las organizaciones no gubernamentales y el Estado. “En la mayoría de los países, el Estado debe involucrarse para brindarle oportunidades al emprendedor. Pero ojo, no es lo mismo un crédito para una sola persona que trabaja que para otra que genera trabajo. El Estado y las organizaciones son claves para ayudar a los emprendedores a crecer”, concluyó Cerrizuela.

Financiamiento y redes

“El emprendedor puede ir a buscar financiamiento en muchos lugares porque existen muchos programas para esto. Plata hay. Podés ir al Banco, al Estado, a buscar inversores o socios puntuales”, adelanta Viviana Santinón Alonso, licenciada en administración y contadora pública.

“El principal problema a veces no es que no tengo plata o me cuesta encontrar financiamiento, sino que el emprendedor no logra comunicar su emprendimiento, sintetizar qué hará, para quién, con qué propósito, solucionar cuál problema. Mi primer tip para esto sería encontrar la forma de traducir el emprendimiento en un modelo de negocio. Si no puede hacerle solo siguiendo el Modelo Canvas, que es muy completo, hay ONG y Universidades como la Ucasal, que brindan estas herramientas y que son básicas. Con todo esto claro, es más fácil golpear las puertas para conseguir financiamiento”, explica Santinón Alonso quien trabaja desde hace 20 años asesorando a empresas y emprendimientos.

“El financiamiento no es solo plata, se puede conseguir un crédito con tasa de interés subsidiada, hay programas de capital de trabajo otros que cubren insumos, hay muchas opciones en el mercado, pero sin un emprendimiento definido, no se puede conseguir la fuente de financiamiento”, concluyó la especialista.

Comentarios