La pobreza en la Argentina es endémica, y no se resuelve con asistencialismo, según la UCA

"La situación exige reconocer la existencia de una emergencia económico-laboral que requiere promover la inversión y la creación de empleos ", afirmaron técnicos de la institución en un informe.

ARCHIVO ARCHIVO
31 Marzo 2021

A los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) acerca de la pobreza en el país le siguió un fulminante informe interpretativo de estos, elaborado por técnicos del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (ODSA).

De acuerdo al Indec, durante el segundo semestre del pandémico año pasado la pobreza en el país alcanzó un 42%, lo que representa casi unos 20 millones de argentinos. Y eso no es todo: la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que realiza el organismo reveló que el 57,7% de los niños menores de 14 años son pobres y que un 15,7% de estos son indigentes.

El informe del ODSA da a entender que los porcentajes podrían haber sido incluso mayores de no haber sido por los programas sociales que lanzó el Gobierno nacional en el contexto de la cuarentena decretada para menguar los efectos del coronavirus. No obstante, advierte que el asistencialismo no es la solución al grave problema de pobreza.

"Durante las últimas dos décadas, la indigencia y la pobreza no han sido más graves dado el crecimiento del gasto social que procura su alivio, pero que no constituye una solución. La pobreza económica en la Argentina es un problema endémico, muy sensible a las crisis económico-financieras que ha atravesado el país. Pero el verdadero problema es estructural y acumulativo debido a la falta de inversión, crecimiento, generación de riqueza y de buenos empleos", dice el informe elaborado por los expertos de la UCA, que fue posteado en la cuenta de Twitter oficial del ODSA (@Odsauca).

En otro posteo, señalan que el escenario social de la covid-19, con una caída de un 10% del Producto Bruto Interno (PBI) del país, luego de dos años recesivos, no resultó tan grave merced de las asistencias sociales, directas e indirectas. Pero insisten en que no deben verse como una solución.

"A pesar de ello y de la actual reactivación en curso, la pobreza afecta estructuralmente a un 40% de la población. La mayor parte no es sólo pobre por ingresos, sino también por otras carencias sociales: alimentación, salud, vivienda, educación y trabajo. La pobreza endémica tiene como causa estructural la falta de crecimiento con desarrollo inclusivo sostenible a través del trabajo productivo, tanto para el sector externo como para el mercado interno", afirman en otro tuit.

Finalmente, advierten que este escenario sólo se modificará con políticas profundas. "La situación actual exige reconocer la existencia de una emergencia económico-laboral que requiere promover la inversión y la creación de empleos en la micro, pequeña y mediana empresa, incluso en la denominada economía social", afirman.

Comentarios