El método tucumano sienta bien en el caribe mexicano - LA GACETA Tucumán

El método tucumano sienta bien en el caribe mexicano

Tres entrenadores de Lastenia Voley hicieron charlas y entrenamientos en distintos clubes.

23 Mar 2021
2

FUERZA. Los entrenadores no sólo usaron las canchas techadas, también trabajaron en las playas. En la arena, la prioridad fue el desarrollo de la potencia muscular.

“Tres locos de Lastenia, tres locos de Tucumán, tres locos de Argentina en el caribe mexicano”, es la autodescripción que hace Carlos Cancino. Esa especie de tarjeta de presentación eligió para empezar a contar la experiencia que vivió junto a Sergio Ahumada y Luis Fadel, los otros que tienen “locura”.

“Desde 2018 hacemos estos intercambios con la gente de Quintana Roo, que es el estado de la península de Yucatán”, detalló Cancino. Hasta esa zona, cuyo nombre remite a playas paradisíacas, es que los entrenadores de Lastenia Voley llevaron sus conocimientos.

Los clubes Fénix y Aztecas de Playa del Carmen, Terranova de Cancún; Piratas, Lechuzas, Jaguares, Alcatraces y Guerreras, de Cozumel y Sports Center, de Tulum fueron las instituciones que se quedaron con el conocimiento “made in Tucumán”. “Son cosas nuevas para los chicos. Los argentinos entrenamos con muchas más ganas y pasión y ellos son un poco más estructurados”, describió Cancino el intercambio que él considera es favorable para ambos lados.

CULTURA. Fadel, Cancino y Ahumada visitaron las ruinas mayas de Tulum.

En ese sentido opinó desde Cozumel, David Balam Acevedo. “Los resultados que buscamos con gente como los profes es que nuestros jugadores conozcan que no hay sólo una manera de hacer las cosas. Sino que se puede llegar al mismo objetivo con diferentes métodos. Además, siempre es grato tener un intercambio internacional para conocer nuevas estrategias”, explicó el Licenciado en Educación Física. Lo mismo consideró Diego Cámara, DT de Fénix. “Nos sirvió para realzar el nivel deportivo y, sobre todo, cultural que tenemos en la región. El aprendizaje se vuelve más fácil”, dijo Cámara que empezó a prestar atención a los posteos que Cancino realizaba en las redes sociales. Lo que se observaba podía ser aprovechado. “Son muy bajitos: el promedio de altura es de 1,65. En Tucumán, tenemos un promedio bajo con respecto al país y eso nos llevó a perfeccionar sistemas de juego para bajos alcances. Por eso, nuestro método de trabajo se adaptó muy bien”, analizó Cancino. Si bien el voley de salón es la especialidad del trío, también usaron la playa, no tanto para enseñar voley playero, sino para entrenar. “La fuerza muscular del tren inferior y trabajos de integración era lo que se hacía por la mañana muy temprano”, ejemplificó Cancino que confirmó la continuidad de los intercambios en 2022 con más convocatorias desde Belice, Canadá y Cuba.

Comentarios