El discurso de Manzur: mucho de pandemia y educación, casi nada de seguridad - LA GACETA Tucumán

El discurso de Manzur: mucho de pandemia y educación, casi nada de seguridad

En la Legislatura, el gobernador destacó la gestión en materia sanitaria para mitigar los efectos provocados por el coronavirus.

01 Mar 2021
1

FOTO LA GACETA / INÉS QUINTEROS ORIO

Un discurso a la carta. El gobernador, Juan Manzur, llegó a la Legislatura con la misma serenidad con la que se retiró. Sin sobresaltos, el contexto le permitió sortear la siempre difícil rendición de cuentas de gestión casi sin incomodarse. 

Anclado en la pandemia de coronavirus, centró sus palabras en una narración cronológica de lo sucedido en 2020. Repasó lo vivido en otras partes del mundo, el impacto que tuvieron las medidas restrictivas para frenar la propagación y apeló a las imágenes de hospitales y morgues saturadas en otras latitudes para destacar lo realizado en el país en materia sanitaria. Es que, para un médico sanitarista, nada mejor que este escenario para desarrollar un informe de gestión. 

Manzur enumeró cifras, profirió agradecimientos y mencionó en varias ocasiones que se viven tiempos de incertidumbre; en especial hacia el futuro. "Los números, duros como son, relatan sin embargo solo una parte de lo vivido. El primer impacto fue, y aun hoy lo es, de muy alta incertidumbre. A la incertidumbre inicial sobre las causas y el origen del virus, siguió de inmediato la incertidumbre sobre su conducta y su modalidad de expansión. Y, por lo tanto, sobre el modo de tratar, enfrentar y paliar la dramática situación que vivíamos", narró.

Dijo que a partir de la brutal propagación del coronavirus, todos los estados debieron actuar con rapidez. "Los Estados de todo el mundo respondimos casi al unísono con urgentes medidas de carácter sanitarias, legales, económicas, financieras, sociales, de seguridad. No podemos dejar de expresar y recordar lo que, una vez más, esta situación ha dejado evidente: las serias e injustas diferencias de recursos entre las naciones del mundo, y al interior de cada una de ellas. Sin duda que todos hemos sufrido y hemos estado expuestos. Pero las personas y familias más vulnerables, y las provincias y países más débiles, han experimentado los efectos sanitarios, económicos y sociales en mucha mayor medida que los demás. Esta inequidad de condiciones clama por respuestas", reclamó Manzur en la Legislatura. 

Repitió que las medidas preventivas sirvieron para ganar tiempo y así preparar el sistema de salud. Luego, agradeció al Gobierno nacional por las medidas económicas dispuestas para mitigar la recesión que provocó la pandemia. Entre ellos, el IFE, y los planes y créditos para empresas y trabajadores. 

En otro pasaje, se refirió a los casos de violencia doméstica, agravados por la situación de encierro vivida. "La cuestión de la violencia doméstica y de género nos ha ocupado especialmente. Una de las consecuencias negativas de la situación de aislamiento provocada por la pandemia, fue el aumento de casos que tuvieron a las mujeres como objeto de violencia en el hogar. Para ello hemos aumentado de manera relevante los medios e instrumentos de comunicación y realización de denuncias, como así también los trabajos en red y de asesoramiento y asistencia para aquellas mujeres que sufren los efectos de este tipo de violencia", expresó. 

Tras ese resumen de lo vivido y realizado en materia sanitaria, se centró en la educación y en la necesidad de que se priorice la presencialidad en las escuelas, siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita. "Nuestra prioridad fue que no se rompiera el vínculo entre docentes y alumnos. Para ello hemos distinguido y actuado acorde a tres circunstancias existentes. En zonas de mejor conectividad y dispositivos, hemos apelado a los medios virtuales y a Internet. En lugares de mayores dificultades tecnológicas, hemos llegado a través de radio y televisión. Y finalmente, en zonas sin acceso y aisladas por la pandemia, hemos acudido a la utilización de material impreso y cuadernillos de lectura y actividades. A partir de esta tarea realizada, hemos podido plasmar un alto nivel y porcentaje de vinculación entre docentes y alumnos.
La estrategia docente marchará en sintonía con nuestra capacidad de atención sanitaria", enfatizó.

"Nos debemos preparar para un contexto educativo en el convivan dos sistemas posibles: la presencialidad de una franja de estudiantes y la virtualidad de otros escolares que profundizarán sus estudios con otras herramientas.
Estamos preparando todo para que así sea y en tanto las condiciones epidemiológicas lo permitan", sostuvo.

En el plano económico, mencionó en más de una ocasión que se actuó con prudencia para contrarrestar la caída de la recaudación; y destacó la asistencia de la Nación para pagar salarios y obligaciones. "Hasta tanto tengamos mayor claridad sobre la situación general del mundo, y de nuestro país en particular, nuestra política será de mantenimiento del equilibrio fiscal, sustentado en el bajo nivel de deuda por parte de la provincia, y orientado hacia el incremento progresivo de la obra pública", adelantó.

Frente a todo lo expuesto en materia sanitaria, sobresalió el poco tiempo y la escasez de detalles destinados a la seguridad, una de las mayores preocupaciones de los tucumanos. Manzur sólo dedicó unas líneas en las que mencionó el programa Cuadrantes de Patrulla, para acercar la Policía a la comunidad, evitó referirse al ministro Claudio Maley, cuestionado por referentes oficialistas y opositores. Además, destacó el rol de los efectivos para garantizar que se cumplieran las medidas sanitarias y de restricción dispuestas en la pandemia. No hubo menciones, sin embargo, a los casos de inseguridad resonantes de 2020, como los crímenes de Ana Dominé, de Paola Tacacho y de la niña Abigail Riquel, entre otros. 

Comentarios