Hechos, no palabras, para la ruta a los Valles - LA GACETA Tucumán

Hechos, no palabras, para la ruta a los Valles

30 Ene 2021

La ruta a los Valles por la Quebrada del Portugués entró en el campo de las expectativas tucumanas esta semana, con la firma del acta de cooperación entre el Gobierno provincial, el Ministerio de Obras Públicas de la Nación y la Universidad Tecnológica Nacional-Facultad Regional Tucumán, para el desarrollo del proyecto ejecutivo de la ruta 325. El acuerdo, considerado crucial, permitiría que se elabore el proyecto este año para ser presentado a las autoridades nacionales para su concreción. “Desde Monteros, como capital alterna del país, tenemos sobradas esperanzas de que este proyecto se concretará, porque es importante para la provincia y la región”, sostuvo el intendente monterizo, que agregó que la nueva ruta dará mayor movimiento económico, comercial y turístico a la ciudad sureña. Ya en diciembre pasado, al analizar lo que se haría ante la perspectiva de que Monteros sea capital por un día, tal como acordó la Nación, el intendente manifestó que “es un proyecto que contribuiría a dar un mayor impulso al turismo y solucionaría los recurrentes problemas que se dan en la actual carretera cada vez que llueve”. En este sentido, la idea adquiere suma importancia, en vista de la emergencia suscitada este mes con las lluvias en la ruta 307.

El acuerdo, por ello, parece un paso decisivo adelante en pos de un proyecto de desarrollo que lleva décadas de esperanzas en la ciudad sureña y que por un motivo u otro siempre ha quedado postergado. De hecho, en una nota de LA GACETA de mediados del año pasado, el titular de Vialidad Provincial había expresado claramente que el alto costo de un millón de dólares por kilómetro para una ruta turística de 32,5 km hacía inviable la idea. Dijo entonces que había 200 kilómetros de rutas tucumanas importantes para la producción que el organismo a su cargo no podía mantener en condiciones por cuestiones de presupuesto, con lo que prácticamente desechaba la futura concreción de la ruta alternativa a los Valles. El funcionario puso en debate el gran problema de las obras públicas tucumanas: su concreción y su mantenimiento, tareas básicas que la provincia no parece en condiciones de encarar. Eso se ha visto con las emergencias de este año y del año pasado vividas en la ruta 307 –en 2020 hubo un gran derrumbe y ahora una enorme piedra destrozó vehículo de una automovilista que se salvó milagrosamente- en las que se advirtió que tener en condiciones este camino, que es emblemático para el turismo tucumano, es ampliamente dificultoso para las autoridades.

¿Cómo se compadece esto, entonces, con el anuncio que se acaba de hacer? ¿Es posible realmente realizar la ruta por la Quebrada del Portugués, zona que, según se ha argumentado, sufre menos las inclemencias de las lluvias que la 307, y que además tiene paisajes inigualables? La respuesta se ha de conocer cuando esté listo el proyecto, a fines de este año (si se cumplen los plazos que se anticipan) y se vea la disposición nacional para encararla. Dependerá también de la presión con que se pueda llegar a las autoridades que deben dar el sí para concretar las obras. Está claro que la 307 necesita, además del mantenimiento, una ruta alternativa y que el camino por la Quebrada del Portugués podría abrir perspectivas importantes para el desarrollo del sur tucumano. Eso ha sido estudiado a fondo en los años que se lleva de proyectos postergados.

Evitar que este anuncio sea una proclama más de verano sería importante y para ello tendría que haber un compromiso real de las autoridades –funcionarios de Vialidad incluidos- para estudiar realmente la forma de llevar a cabo esta idea, si es que realmente la consideran importante para la provincia. En este sentido, tendría que estar enmarcado en un marco amplio de proyectos para la provincia del futuro, un Tucumán pensado con mirada global para un desarrollo armónico, en el que las obras no dependan de la llegada a cuentagotas de fondos nacionales, sino que se realicen y mantengan dentro de un programa razonado y bien establecido.

Comentarios