La causa Navalny enfrenta a Rusia y EEUU - LA GACETA Tucumán

La causa Navalny enfrenta a Rusia y EEUU

Desde el Kremlin anunciaron que investigarán si las protestas opositoras que se registraron en el país fueron alentadas desde el extranjero.

26 Ene 2021
2

TRAS LAS REJAS. Alexei Navalny quedó detenido luego de decidir regresar a Rusia, el hecho provocó la reacción de algunos de sus simpatizantes. FOTOS REUTERS

El gobierno de Rusia rechazó las denuncias de corrupción y anunció que investigará si Estados Unidos tuvo un rol en las manifestaciones que se realizaron para pedir la liberación del líder opositor Alexey Navalny. Los aliados del dirigente detenido volvieron a convocar a protestar en las calles el próximo domingo.

“Nada de lo que se muestra ahí como si fueran mis bienes no me pertenece ni a mí ni a mis familiares”, aseguró hoy el presidente, Vladimir Putin, durante un encuentro televisado con estudiantes rusos, al referirse a un video difundido por Nalvany y reproducido más de 86 millones de veces en Youtube. El video muestra un opulento palacio en las orillas del Mar Negro y el líder opositor denunció que pertenece y es utilizado por la familia del primer ministro.

El mandatario negó todo y dijo que este tipo de denuncias busca “lavar el cerebro” de los rusos, según reprodujo la agencia de noticias AFP.

En paralelo, la vocera de la Cancillería, Maria Zaiarova, anunció que investigarán si Estados Unidos jugó un rol desde las redes sociales durante las protestas no autorizadas del sábado, las más grandes de los últimos tiempos y que terminaron con represión policial, más de 3.300 detenidos y al menos una manifestante en estado crítico.

“Detectamos una actividad muy intensa de los llamados gigantes de las tecnologías de la información estadounidenses. Se trata de plataformas de redes sociales y de videos que tanto estos días como en días anteriores divulgaron una gran cantidad de información falsa”, aseguró Zaiarova en diálogo con la cadena televisiva Canal 1.

VIOLENCIA. La acción policial provocó rechazo a nivel internacional

Asimismo, denunció que “las plataformas estadounidenses de internet están implicadas en la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos” de Rusia, y las acusó de hacer caso omiso a la divulgación de noticias falsas durante las manifestaciones.

Putin habló indirectamente de las protestas opositoras ayer y afirmó que, aunque todos tienen el derecho a expresar su opinión en manifestaciones, deben hacerlo en el marco de la ley.

“Todo el mundo tiene el derecho a expresar su punto de vista en el marco de la ley, pero todo lo que excede de este marco no solo es contraproducente, sino peligroso”, expresó Putin, poco antes de que los aliados de Navalny volvieran a convocar a miles de rusos a salir a las calles.

A pesar de la reciente llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, la administración del Kremlin no dudó en acusar a la embajada estadounidense en Moscú de haber fomentado la participación en las manifestaciones al publicar las rutas y los lugares de concentración de las protestas para pedir a sus ciudadanos que “las eviten”.

Ese comunicado “constituye indirectamente una injerencia absoluta en nuestros asuntos internos”, denunció el vocero presidencial, Dmitri Peskov, según la agencia de noticias Interfax.

“Si la embajada de Rusia hubiera actuado de la misma manera durante la represión de las manifestaciones antirracistas y los disturbios en Estados Unidos seguramente habría causado algún tipo de malestar en Washington”, agregó el funcionario.

A las denuncias de Moscú contra la presunta injerencia de Estados Unidos se sumaron las voces dentro de la Unión Europea (UE) que piden imponer sanciones al Kremlin por la detención de Nalvany.

En paralelo, una de las manifestantes heridas en San Petersburgo, la segunda ciudad más importante del país, sigue en estado crítico en terapia intensiva. Las imágenes de la mujer recorrieron las redes sociales cuando se la ve enfrentar a los policías antidisturbios que se llevaban a un detenido, les pregunta por qué lo arrestaron y uno de los oficiales le pega una patada en la panza que la tumba en el suelo.

Navalny, desde hace años uno de los mayores críticos del presidente Vladimir Putin, fue detenido el 17 de enero a su regreso a Moscú desde Alemania, donde pasó cinco meses recuperándose de lo que médicos alemanes describieron como un envenenamiento con un agente nervioso.

Putin, que acusa a Navalny de vínculos con servicios de inteligencia extranjeros, rechazó las acusaciones en diciembre, cuando dijo que no fueron producto de una investigación sino de “materiales de los servicios especiales estadounidenses” y que Rusia no podía abrir una investigación ante la falta de “evidencias”.

Temas

Rusia
Comentarios