Denuncian a policías: “Me dijo que sabía donde vivo y que me mataría” - LA GACETA Tucumán

Denuncian a policías: “Me dijo que sabía donde vivo y que me mataría”

Alejandro Iriarte denuncia que un grupo de uniformados lo atacó a golpes y lo demoró injustamente en una comisaría luego de haberles recriminado un exceso en contra de sus vecinos.

19 Ene 2021
2

Alejandro David Iriarte, de 32 años, denunció que el viernes fue víctima de apremios ilegales, amenazas y golpes por parte de un grupo de policías que arrestaron a sus vecinos y que demoraron por casi ocho horas al denunciante por contravención y resistencia a la autoridad.

Todo habría comenzado por un control vehicular. La moto de dos jóvenes al parecer no tenía todos los papeles en regla, por lo que el conductor habría escapado de la requisa para guardar el vehículo en su casa. Los uniformados lo siguieron hasta ese domicilio de barrio Victoria, al sur de la capital. Iriarte, vecino de ese motociclista, explicó que fue uno de los residentes que salieron a pedirle calma a los efectivos.

“Salgo porque se escuchaban gritos afuera. Los policías se estaban excediendo, uno de ellos había irrumpido en la casa de mis vecinos, otro estaba afuera sujetando a uno de los chicos mientras su madre les reclamaba por la violencia con la que estaban actuando. Sacaron la moto de la vivienda y la secuestraron. Es la moto que ellos usan siempre”, relató el joven en entrevista con LA GACETA.

“Cuando yo me acerco a la Policía para preguntar qué pasaba me ponen una mano en el cuello, por lo que yo levanto las manos para que entendieran que no venía a agredir sino a pedir que se calmaran. Además yo practico artes marciales, por lo que no puedo entrar en una pelea. Terminé cruzando la calle y observando lo que hacían los uniformados”, explicó Iriarte.

La tensión continuó en el barrio. “El conflicto siguió, muchos vecinos se fueron acercando y se prendieron en la discusión, pero nadie los agredió. La Policía vino en cuatro camionetas y 10 motocicletas. Provocaron a la gente y se terminaron llevando detenidos a tres jóvenes”, describió el denunciante. Fue entonces que Iriarte les gritó a los efectivos: “¡ustedes no tienen dignidad!”. Según relató el joven, que trabaja de asesor empresarial y artista, su repudio generó que la Policía se le viniera encima. Iriarte llegó a ingresar en su casa y cerrar el portón de entrada, pero eso no detuvo a los uniformados.

“Uno de los policías que había estado desde el comienzo del conflicto se acerca a la puerta y me empieza a decir que sabía a donde vivo y que me iba a matar. Mi hermana desde una ventana le dice que se calmara, que no podía decirme algo así; él respondió escupiéndole. Después entre los efectivos hicieron fuerza, forzaron la chapa y abrieron el portón”, aseveró Iriarte, que agrega que inmediatamente se puso delante de ellos y levantó las manos para que no hubiera más daños dentro de su propiedad.

MARCAS. Iriarte muestra las heridas que le quedaron en el rostro. Abajo, la puerta rota.

“Nunca puse resistencia, el primer golpe me lo dieron en el rostro y me rompieron los lentes. Me aplicaron unas tomas y me empezaron a golpear en el abdomen y la cara. Luego me tomaron de la tráquea y me llevaron al patrullero. Nunca opuse resistencia, además iba a terminar siendo peor si lo hacía”, agregó.

Cuando llegaron a la comisaría les tomaron los datos a todos los aprehendidos. “Yo les expliqué lo que había ocurrido y me respondieron que yo no me tenía que meter en cosas así, pero me reconocieron que era una injusticia lo que me habían hecho los policías del operativo. Incluso en la misma comisaría me dijeron que los denunciara a esos efectivos por el comportamiento que habían tenido. Una mujer se desmayó en medio del lío que hicieron”, concluyó el joven.

Iriarte habló con su abogado y presentó la denuncia en la Unidad Regional Capital. También compartió imágenes en sus redes mostrando el daño en el rostro que le habían causado.

Comentarios