La Coneau acreditó la carrera de Abogacía que dicta la Facultad de Derecho de la UNT - LA GACETA Tucumán

La Coneau acreditó la carrera de Abogacía que dicta la Facultad de Derecho de la UNT

El organismo otorgó tal condición por el máximo plazo (seis años). La decana de la unidad académica, Adela Seguí, destacó el hecho durante el brindis de fin de año.

31 Dic 2020
1

LOGRO. La Coneau acreditó la carrera de Abogacía que dicta la Facultad de Derecho de la UNT. LA GACETA / ARCHIVO.

La carrera de Abogacía que dicta la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) recibió la acreditación por parte de la Comisión Nacional de Evaluación  y Acreditación Universitaria (Coneau), por el plazo máximo -seis años-.

Las autoridades de esa unidad académica y de la UNT fueron notificadas pocas horas antes de que se realice el brindis de fin de año, por lo cual el anuncio sumó un motivo de celebración.

De acuerdo a la resolución de la acreditación, la Coneau considera que esa carrera "cumple con excelencia con los estándares establecidos al tratarse de una carrera de riesgo".

Del brindis participaron el rector y el vicerrector de la UNT, José García y Sergio Pagani, respectivamente; la decana de Derecho, Adela Seguí; la vicedecana, Marta Tejerizo; el secretario General de la UNT, José Hugo Saab, y funcionarios, docentes, estudiantes y no docentes de esa facultad. La acreditación se alcanza por primera vez en los 81 años de vida de la unidad académica.

"Desde que asumimos nos abocamos a la tarea de una reflexión profunda sobre cómo enseñábamos el Derecho en esta Facultad", dijo Seguí durante el brindis, que se realizó de manera virtual, debido a las restricciones decretadas en el marco de la pandemia de coronavirus.

"Cuestionarnos cómo enseñábamos, para formar qué profesional: uno con un conocimiento enciclopédico y memorístico o un graduado versátil, capaz de interpretar el Derecho a la luz de los nuevos paradigmas y de los derechos humanos; de ver los desafíos de la realidad; de dialogar con otras disciplinas, de desarrollar un pensamiento crítico; de concebir su práctica desde la idea de una herramienta poderosa para transformar la realidad y defender los derechos de la gente. Todo eso nos llevó inevitablemente a observar a la institución de otra manera. Desarrollamos esa tarea a la que se sumaron muchos profesores y la Facultad se convirtió en un semillero de buenas propuestas y proyectos que a veces fue difícil contener", añadió.

Comentarios