Ediles regularizarán los centros artísticos - LA GACETA Tucumán

Ediles regularizarán los centros artísticos

El Concejo Deliberante analizará un proyecto de ordenanza sobre los espacios culturales independientes.

22 Dic 2020
1

CITÁ, ABASTO DE ARTE. El espacio de Fernando Ríos integra la red local.

La actividad artística independiente es el principal motor que tiene la provincia en su desarrollo cultural. Y esas creaciones simbólicas necesitan un lugar donde manifestarse. Los espacios y las salas que albergan esas manifestaciones han sido las más castigadas en pandemia, ya que para mantenerse abiertas requirieron aportes de quienes las impulsan.

En muchos casos, la ausencia de una normativa que las regule y contenga conspiró contra la posibilidad de lograr apoyos específicos del Estado para su subsistencia. Ello motivó a más de medio centenar de centros a conformar la Red de Espacios Culturales Independientes de Tucumán, que han mantenido varias reuniones con funcionarios de distintos municipios e incluso de la Nación (como con el Fondo Nacional dd las Artes) en búsqueda de soluciones.

Estas gestiones podrían empezar a tener su fruto en la capital hoy mismo, cuando el Concejo Deliberante trate en sesión un proyecto de ordenanza impulsado por este colectivo que busca “la promoción y apoyo de las manifestaciones culturales independientes”.

“Gracias a personas pujantes y creativas contamos con pintura, escultura, danzas, literatura, teatro, fotografía y un sinfín de expresiones artísticas; son estos artistas quienes, además, brindan sus conocimientos para las nuevas generaciones y para todos aquellos interesados en el arte. Existen espacios culturales independientes, experimentales, no convencionales o multiespacios, donde se llevan a cabo diversas manifestaciones artísticas y actúan como centros de producción, capacitación, promoción y difusión del arte”, se plantea en la introducción, en la que se remarca el vacío legal en el que están inmersos, lo que agrava su situación de precariedad y dificulta los trámites burocráticos para su reconocimiento municipal.

La norma en estudio establece un régimen especial de promoción de esos sitios, “con el objetivo de facilitar los procesos de habilitación y acompañar el desarrollo de propuestas culturales diversas, potenciando su funcionamiento”. La figura del Espacio Cultural Independiente (ECI) estará reservada para los inmuebles que “no tengan como actividad principal el teatro, en su representación en vivo o en su etapa de muestra al público”, y se excluirá también a “locales bailables y los destinados a espectáculos públicos con pago de entrada”, aunque se podrá autorizar el cobro de un bono contribución.

Se abarcará tanto a las artes escénicas como a las plásticas o visuales; la literatura; los medios audiovisuales; las exposiciones y exhibiciones; las charlas; las proyecciones; las conferencias; la promoción del patrimonio cultural material e inmaterial; las salas de ensayo; las actividades referidas a los pueblos originarios; el diseño; la artesanías; la educación popular y otras actividades.

Se creará un Registro Municipal de ECI dentro de la Dirección de Cultura Municipal, con tres categorías distintas: casa-taller del artista (con un espacio para reunir hasta 10 personas); casa cultural (hasta 39 personas); centro cultural con tres subcategorías, la A con capacidad máxima de hasta 80 personas; la B, hasta 150 personas; y la C, hasta 300 personas). Según cada uno habrá requerimientos y exigencias de funcionamiento, incluida la contratación de un seguro, así como los beneficios con los que contarán. Los sitios que ya estén en funcionamiento tendrán un plazo especial para adecuarse.

Comentarios