Ángel “Mono” Ale no podrá salir a trabajar - LA GACETA Tucumán

Ángel “Mono” Ale no podrá salir a trabajar

La Cámara revocó el beneficio por segunda vez por irregularidades y separó del caso a dos jueces.

20 Dic 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

EN LA CASA. Ale continuará cumpliendo arresto domiciliario. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

La Cámara de Casación Penal Federal revocó el beneficio que había recibido Ángel “Mono” Ale para trabajar tres veces por semana en campos de su propiedad. Además, al ser la segunda vez que toma la misma decisión en menos de tres meses, dispusieron separar a los jueces que entendieron el planteo.

Ale fue condenado en diciembre de 2017 a cumplir un condena de 10 años de prisión por ser considerado ser el cabecilla junto a su hermano Rubén “La Chancha” Ale de una asociación ilícita que se habría dedicado al lavado de dinero provenientes de actividades ilícitas como usura, extorsión, explotación económica del ejercicio de la prostitución y del comercio de estupefacientes, usurpación de inmuebles y robo de cosechas. Mientras se desarrollaban las audiencias, el tribunal les otorgó a los hermanos el arresto domiciliario.

Pasaron dos años de encierro cuando los jueces Gabriel Casas y Domingo Batule, en diciembre de 2019, decidieron otorgarle el beneficio de que pudiera abandonar su casa para trabajar en sus campos. El fiscal Pablo Camuña, que cumplió el rol de acusador en el juicio que duró 11 meses, fue a Casación para que se anulara el fallo. El tribunal le dio la razón y el 11 de septiembre dispuso que se realizara una nueva audiencia para revisar el caso.

Ricardo Fanlo, defensor de Ale, prefirió no recurrir el fallo para acelerar el nuevo debate. Lo consiguió y el encuentro se realizó 19 días después. Los mismos jueces no modificaron su postura y permitieron que “El Mono” volviera a salir de su casa a realizar tareas rurales. El fiscal volvió a recurrir la decisión de los jueces.

Planteo

Las situaciones irregulares que planteó Camuña fueron:

- A través de un llamado telefónico, el tribunal trató de constatar cómo había sido el comportamiento del condenado durante su arresto domiciliario.

- La funcionaria del Instituto de Patronato de Internos y Liberados explicó que los jueces sólo le solicitaron un informe socioambiental en 2016 y que no estaba en condiciones de dar una opinión porque no se habían elaborados esos tipos de trabajo en cuatro años.

- La defensa no presentó con claridad cuál sería el trabajo que realizaría en los tres campos que ofreció para que se le otorgue el régimen de semilibertad.

- Las fincas donde supuestamente Ale haría sus tareas no fueron los que se habían informado al Tribunal.

- Cuestionó que al condenado se lo autorice a realizar tareas rurales cuando en el juicio en su contra se ventiló que se habría dedicado a la usurpación de tierras y robo de cosechas.

- Observó que el condenado debería recorrer gran parte de la provincia y que los jueces no habían pensado en la seguridad de los testigos comunes y de identidad reservada que podrían ser amenazadas.

La resolución

El fiscal federal Raúl Omar Pleé analizó el caso y lo terminó aceptando, por lo que el tribunal integrado por Guillermo Jorge Yacobucci (presidente), Alejandro W. Slokar y Carlos A. Mahiques emitieron el nuevo fallo revocatorio.

En las fundamentaciones, los magistrados recordaron la decisión que habían tomado en septiembre. “En esa oportunidad se sostuvo en la decisión se omitió brindar fundamentos lógicos por los cuales se consideraban satisfactorios los requisitos de la materia en trato. Resulta conducente a los fines de evaluar la posibilidad de conceder -o no- el pedido de la defensa. Se reveló, una fundamentación meramente aparente, lo que se traducía en un supuesto de arbitrariedad que debía fulminarse con la sanción de nulidad”, señalaron.

Y sobre la nueva resolución sentenciaron: “nuevamente se advierte que los jueces han realizado un examen parcializado de la materia y se advierte que las razones invocadas en la decisión recurrida lucen insuficientes para adoptar el temperamento recaído”.

A la defensa, como ocurrió en septiembre, se le complicará solicitar una nueva audiencia para que el caso sea tratado otra vez. Al haber sido separados Casas y Batule, se tendrá que buscar magistrados federales de otras provincias para que resuelvan el pleito. Mientras tanto Ale, que no estuvo un día en prisión desde que fue condenado porque el falló aún no está firme, seguirá cumpliendo arresto domiciliario.

Comentarios