“Es un monstruo que se disfrazó de persona para abusar” - LA GACETA Tucumán

“Es un monstruo que se disfrazó de persona para abusar”

La hermana de la niña de 9 años, víctima de abuso, contó el calvario que vivió la familia con el acusado. Dice que es un hombre violento y que debieron hacer una estrategia familiar para que la madre pudiera escapar de la casa con las hijas. Agrega que no sabían de la causa por la que fue condenado y reclaman que goza de comodidades en su lugar de detención.

06 Dic 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

“¿Es cierto que confesó lo que le hizo a mi hermanita?”, preguntó A.F, la hermana de la segunda víctima del abusador reincidente. Él acusado, que se encuentra detenido, atacó sexualmente a la pequeña de nueve años cuando debería haber estado cumpliendo la condena que le aplicaron siete meses antes por violar y embarazar a su hija adolescente. “Es un monstruo disfrazado de persona. Todos queremos que pague por lo que hizo”, señaló llorando.

- ¿Cómo comenzó todo?

- El 5 de julio estábamos conl él. Como siempre, se puso violento porque estaba tomando. A mí mamá la desfiguraba de los golpes que le daba. Le dije que fuéramos a mi casa porque sabía que la podía matar. Ese día también intentó agredir a mi otra hermana de 16. Cuando estábamos en camino nos dijo: “tengo que contarle algo horrible”.

- ¿Qué les contó su madre?

- Ahí nos contó que mi hermanita le había contado que él la había violado. Que primero comenzó a tocarles sus partes íntimas y después directamente la penetró. Nos largamos a llorar todos. Ahí le dije que había que denunciarlo, pero también me preocupaba que le hiciera algo. Era un problema muy grande.

- ¿Cómo terminaron solucionándolo?

- Acordamos que ella volviera a casa cuando él estuviera sana para que no le hiciera nada. Y después, cuando se fuera a trabajar, sacara lo justo y necesario para vivir y que se fuera a mi casa. Dejó todo, porque estábamos seguros de que Dios en algún momento nos daría el doble de lo que tenemos por todo lo que vivimos. Después hizo la denuncia y al otro día lo detuvieron. Todo fue muy rápido.

- ¿No estaban al tanto del otro abuso?

- Él nos contó otra historia completamente diferente a la que nos enteramos. Su ex pareja y su hija nunca nos habían contado lo que realmente había ocurrido. Nos enteramos por el diario de lo que había hecho.

- ¿Qué les decía?

- En realidad ella también es su hijastra, porque había nacido de otra relación que tuvo su madre. Él nos dijo que ambos se enamoraron e iniciaron una relación. Por ese motivo, corrió a su ex mujer de la casa y se quedó con ella. Era una historia medio rara, pero insisto, ella nunca nos contó nade de lo que le había pasado.

- ¿Sabe si alguna vez fue detenido por ese hecho?

- No. Nunca nos enteramos y él tampoco contó algo.

- ¿Tampoco se enteraron de la condena que había recibido?

- El abusador nos dijo que su ex pareja, por la relación que había iniciado con su hijastra lo había denunciado, pero nada más. Recién ahora nos enteramos que lo habían condenado. A nuestra casa nunca nos llegó una notificación ni nada.

- ¿Nunca sospecharon de él?

- Tenía algunas cuestiones que nos llamaban la atención, pero de ahí nada más.

- ¿Qué tipo de cuestiones?

- Como que era muy celoso de mi mamá y que no la dejaba salir sola a la calle. También era un hombre muy mirón. A veces iba manejando una moto y detenía su marcha para observar a una chica linda.

- ¿Recibieron amenazas por haberlo denunciado?

- Sí. La familia de ella nos amenaza porque lo denunciamos. Todo comenzó cuando subí una foto de él en el Facebook y puse, la vas a pagar abusador. Fue compartida 900 veces. Algunos vecinos se solidarizaron, otros querían salir a buscarlo a lincharlo y también hay algunos que dicen que todo es mentira. Pero los estudios médicos que le hicieron a mi hermanita confirman que fue abusada.

- ¿Volvió a verlo desde que fue detenido?

- Sí viví una situación de terror. Haces unos meses fui a encontrarme con una persona que me había vendido ropa en la seccional 11ª. Cuando estaba esperando, sentí que alguien me chistaba desde adentro de la comisaría. Me di vuelta y lo observé que estaba parado en la ventana. Tenía una gorra puesta y se la movió para saludarme. Quedé helada en ese momento, pero después estallé en bronca.

- ¿Qué la hizo enojar más aún?

- Descubrir que todavía no lo pasaron a la cárcel. No sólo por lo que le hizo a mi hermanita, sino por la otra chica. El recibió una condena de muchos años y no puede estar cómo en una comisaría que está cerca de su casa. Él siempre estuvo preparado para esto.

- ¿A qué se refiere a que estaba preparado?

- Primero que es un gran manipulador. La manejaba como quería a mi madre y después a todos nosotros. Él insistía que mi hermanita tenía un retraso madurativo, después nos dimos cuenta que su cambio de conducta era porque él abusaba de ella. Lo mismo debe haber hecho con los policías de la comisaría, ya que todo el mundo sabe que no está en un calabozo, sino aislado en la cocina. Les prepara la comida y limpia las cosas. Además, una vez estábamos hablando sobre qué haría él si lo llegan a meter preso por un abuso. Su respuesta fue terrible: ‘me haré el pastor evangélico para que no me hagan nada’.

- ¿Qué pretende su familia?

- En primer lugar que la Justicia le aplique una pena ejemplar por lo que le hizo a mi hermanita. Que se hagan cargo del error que cometieron. Y después que lo llevan al penal de Villa Urquiza, donde debería haber estado y donde debería estar por muchos años.

Comentarios