El turf le rinde homenaje a “D10S” - LA GACETA Tucumán

El turf le rinde homenaje a “D10S”

El “Batalla de Tucumán” del sábado 12 se disputará por la Copa “Diego Armando Maradona”.

02 Dic 2020 Por Carlos Chirino
3

SU PRIMERA VICTORIA. Diego Maradona en el podio junto a su caballo Midri, que el 18 de enero de 1992 debutó con un triunfo en la pista de césped de San Isidro. GENTILEZA LA NACIÓN

Diego Maradona siempre dijo que el caballo es el animal más lindo que existe sobre la tierra. Desde chiquito, cuando su tío tenía uno con el vendía carbón en Villa Fiorito, soñaba con algún día poder adquirir uno. Y en grande se dio el lujo de ser propietario de varios ejemplares de carrera, que defendieron los colores de su caballeriza “La Bombonera”. Debido a su amor por el turf, el hipódromo tucumano le rendirá homenaje el sábado 12 de diciembre, cuando se dispute la jornada interprovincial más importante de este 2020. En el Gran Premio “Batalla de Tucumán”, una de las carreras más prestigiosas del interior del país, estará en juego la Copa “Diego Armando Maradona”. “Es la mejor forma que tenemos de rendirle un tributo”, aseguró Rubén Moisello, delegado del circo hípico del “Jardín de la República”

Dalma Nerea fue el primer ejemplar que tuvo Diego. La hija de Campero pasó sin pena ni gloria por las pistas, ya que corrió una sola vez y terminó en el décimo lugar con la monta de Eduardo Liceri y bajo el cuidado de Ignacio Correa. Fue el 17 de abril de 1991. Al año siguiente, el 18 de enero de 1992, el “10” vivió una de sus mayores alegría cuando su caballo Midri debutó con un gran triunfo en San Isidro, conducido por su amigo Jorge Valdivieso. “Transpiré como si hubiese jugado una final del mundo. Desde que estoy en esta actividad he aprendido un montón de cosas. Aprendí lo difícil que resulta ganar una carrera. Yo compré una ilusión, yo vivo ilusionándome. Esto no lo voy a olvidar”, dijo Diego, que disfrutó del triunfo junto a su padre “Don Diego”, su esposa Claudia y su suegro “Coco” Villafañe.

RODEADO DE JOCKEYS. Maradona compartía asado con sus amigos jinetes.

A partir de ahí, “Pelusa” comenzó a ser un asiduo concurrente a las caballerizas del Hipódromo de San Isidro y muchas veces invitó a jockeys, cuidadores y peones a comer asado y jugar al fútbol en una finca que tenía en el oeste del Gran Buenos Aires, donde había construído boxes para tener caballos criollos y dos ponys para sus hijas Dalma y Giannina.

Los ejemplares de Maradona consiguieron 18 triunfos. Diegol, Nob (por Newell’s), Guillote (por Guillermo Coppola), Cani (por Claudio Caniggia), Persuasivo Fitz, Lechuzón, Babour y Nico fueron algunos de los caballos del astro. Nico fue el último en ganar con la chaquetilla de Maradona, el 16 de diciembre de 2001.

Sin lugar a dudas la victoria más importante llegó por intermedio de Diegol, el primer hijo de su yegua Dalma Nerea. Fue el 18 de noviembre de 1997, cuando el alazán entrenado por Jorge Mayansky Neer ganó el Gran Premio “Joaquín V. González”, competencia de Grupo I disputada en La Plata. El tucumano Miguel Ángel Abregú se unió varias veces en los festejos de Maradona, ya que fue el jinete en los cuatro primeros triunfos de Diegol.

PREMIACIÓN. En 1996, Diego le entregó la Copa de la Triple Corona a Valdivieso.

El primer homenaje que le realizó el turf argentino a Diego después de su fallecimiento se llevó a cabo en Palermo, donde el Gran Premio “Nacional” tuvo como premio la Copa “Diego Maradona”. El ganador fue Great Escape, que es entrenador por el “Ruso” Mayansky Neer, fanático de River, amigo y fanático de Maradona.

Comentarios