“Diego me hizo conocer la gloria” - LA GACETA Tucumán

“Diego me hizo conocer la gloria”

“El Tucu” Juan José Meza, compañero de Maradona en el seleccionado argentino Sub 20 que ganó el título mundial en Japón en 1979, lo recuerda como un líder y un amigo muy cálido.

26 Nov 2020 Por Federico Espósito
1

EN JAPÓN. La foto con “El Tucu” Meza y el trofeo mundial aparece en el libro “Yo soy el Diego de la gente”.

“Se nos fue el ‘Cabezón’. No lo puedo creer”. Juan José Meza está conmovido. Triste. La muerte de Diego Maradona lo golpeó fuerte. “Me hubiera gustado tenerlo unos años más”, reconoce el “Ñato”, quien compartió con el “10” los mejores momentos de su carrera futbolista. Ambos formaron parte del plantel juvenil que en 1979 se consagró campeón del mundo con César Luis Menotti como entrenador. La amistad nació en aquellos tiempos, cuando los argentinos madrugaban para ver en acción a esos pibes talentosos que llenaron de orgullo a los argentinos, y perduró en el tiempo. “Los que integramos ese plantel estamos consternados. Estuvimos hablando y cuesta aceptarlo”, reconoce.

La noticia le llegó por Whatsapp mientras manejaba, aunque al principio se negó a creer que fuera cierta. Al fin y al cabo, el “Diez” ya había gambeteado a la muerte en más de una oportunidad. Pero cuando llegó a la casa de un amigo y vio que la versión era cierta, se quebró. “Me largué a llorar. No aguantaba más”, confiesa.

“La última vez que se lo vio, en la cancha de Gimnasia, ya no era él. Estaba como entregado el ‘Cabezón’. Hace tiempo que rezaba para que siguiera adelante. Pasa que no lo dejábamos ir. No queríamos que se fuera. Ahora ya podrá estar finalmente con su mamá y su papá. Todavía recuerdo cuando me invitó a pasar un día en su casa. Estaban Don Diego, Doña Tota y los hermanos. Era una familia muy linda y me hizo sentir uno más”, le contó a LA GACETA.

Meza conoció a Maradona en la previa del Mundial Juvenil de 1979. “Llegó un día al hotel Los Dos Chinos, donde estábamos concentrados, y se llenó de gente en la entrada. Recuerdo que lo primero que pensé fue: este es un petiso coqueto. Después fuimos muy unidos. Fue nuestro líder en ese Mundial. Nos convenció que podíamos vencer a los europeos. Él me hizo conocer la gloria. Disfruté viéndolo jugar. Êramos niños que nos divertíamos jugando al fútbol y eso se mantuvo con el paso de los años”, rememora.

El destino le dio el privilegio de ser el compañero de habitación durante buena parte del proceso que desembocó en la conquista del título en Japón. Durante esa convivencia, “El Tucu” pudo conocer al Maradona más auténtico, aquel que las cámaras no podían alcanzar. De ese período, rescata una anécdota: “una vez estábamos en la pieza hablando de Pelé, que era una leyenda. Queríamos saber cómo era de jugador, así que fuimos a hablar con Menotti para que nos contara, porque él había sido compañero de Pelé en el Santos. Por supuesto, nos dijo que el tipo era un superdotado. Muchos años más tarde, hablando con ‘Barbitas’ (Juan Barbas), que también compartió habitación con Diego, le dije: ‘pensar que le preguntábamos a Menotti por Pelé, y al final somos nosotros los que dormimos en la misma pieza con el más grande’.

La figura de Maradona siempre generó opiniones encontradas y, por supuesto, comparaciones. Primero con Pelé y luego con Lionel Messi. “Yo compartí con grandes jugadores en los equipos que estuve. Pero me decís Maradona y te digo: era único. No se puede comparar con nadie. Ni con Bochini, ni con Alonso, ni con nadie. Era otra cosa”, lo define Meza.

También lo recuerda como un amigo muy cálido. “Mucha gente se queda con otra imagen, porque no lo conoce bien. Imaginate, un tipo que no podía tener una vida normal, no podía ni caminar tranquilo, y siempre estuvo expuesto a las críticas. Jugando al fútbol parecía que no, pero era humano. Nos hubiera gustado disfrutarlo más”.

Comentarios