Primera Nacional: un torneo que quitó todas las caretas - LA GACETA Tucumán

Primera Nacional: un torneo que quitó todas las caretas

El mejor equipo durante el último torneo no sólo no tendrá ninguna ventaja en el tramo final, sino que vio cómo clubes cercanos a la AFA recibieron un “guiño” de cara a la definición.

21 Nov 2020 Por Bruno Farano
1

A LA CABEZA. Achile, presidente de Defensores de Belgrano y de la Primera Nacional, y Claudio Tapia encabezaron el sorteo del fixture del torneo que empieza el 28.

A esta altura nada debería sorprendernos. En un país donde muchas cosas funcionan mal, ¿por qué deberíamos pedirle al fútbol que sea la excepción? El acto en el que se realizó el sorteo del mal llamado Torneo de Transición de la Primera Nacional echó todas las cartas sobre la mesa y dejó al descubierto cómo se forjó un escenario que demoró demasiado en salir a la luz.

“Hemos reflejado lo que siempre venimos diciendo: darle transparencia al fútbol”, dijo Claudio Tapia, el presidente que se llenó la boca de elogios a la hora de hablar de Marcelo Achile, vicepresidente de la casa madre, titular de la mesa de la categoría y presidente de Defensores de Belgrano, ese equipo que venía corriendo desde atrás a San Martín y que ahora parece haber quedado mejor parado que ninguno en la zona B de la Fase Campeonato.

“Debo felicitar a él y a todos los dirigentes por el trabajo que han hecho en todo durante este tiempo sin fútbol”, tiró flores “Chiqui”. “Hemos estado comunicados con todos los presidentes. Lo que pasó, pasó”, sentenció Achile.

Sin embargo, las voces en contra tras el sorteo no fueron pocas, mostrando que el malestar es más general que otra cosa.

Salvo Riestra, que sólo tendrá una excursión a Campana y jugará los otros partidos en un radio cercano a su casa, el “Dragón” es el equipo que mejor hoja de ruta parece haber obtenido. Vaya casualidad, hay quienes aseguran que Achile fue quien terminó de darle forma a la competencia días antes de que se diera a conocer.

Defensores no sólo comenzará con dos partidos jugando como local: también es uno de los que tendrá cuatro en esa condición. Además, no saldrá de Buenos Aires en todo su recorrido durante la primera fase (sus únicos viajes serán a Campana y a Junín). Y, llamativamente, recibirá en su casa al “Santo” y a Gimnasia de Mendoza, contrariamente de lo que había dicho Luis Silva, gerente de Torneos de la AFA. “Hemos tomado como base las mayores distancias, por eso asignamos la pareja San Martín de Tucumán-Gimnasia de Mendoza”, había dicho, intentando explicar que esos equipos (al ser los puntos más alejados de la zona B) debían servir para intentar equiparar la cantidad de kilómetros que tendrían que recorrer los planteles.

En Victoria, también hubo caras largas. La suerte le deparó al “Matador” que deberá jugar cuatro partidos como visitante, dos de ellos en las primeras dos jornadas. Además, todos los viajes serán complicados (Tucumán, Rafaela, Mendoza y Junín).

“Sabíamos que íbamos a tenerla complicada”, fue lo único que atinaron a decir en La Ciudadela. Sin embargo San Martín, el equipo que mejor estaba parado antes de la llegada de la pandemia, vio cómo la ilusión se fue apagando con el correr de los meses, y cómo lo equipararon con clubes que estaban para pelear otra cosa.

De los ocho equipos de su zona, el “Santo” no es sólo el que mayor distancia deberá recorrer sino que además visitará canchas en las que los locales tuvieron muy buena efectividad durante el último torneo.

Las caretas parecen haberse caído. El sorteo le hizo un “guiño” a instituciones acostumbradas a esa suerte durante los últimos años; porque el fútbol es un elemento más de un país en el que muchas cosas parecen no salir bien.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios