Tucumán cupificará el ingreso de ómnibus de larga distancia

Se intentará reducir las frecuencias diarias a un 30% del movimiento que había antes de la pandemia.

19 Nov 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

ARCHIVO LA GACETA

El turismo regional será como una prueba de fuego para establecer la capacidad de respuesta del sistema sanitario a un incremento del movimiento de personas que lleguen a Tucumán de Jujuy o de Salta. Según se anunció ayer oficialmente, la temporada vacacional arrancará el 1 de diciembre. 

Los viajeros deberán gestionar una declaración jurada con datos vinculados con la cantidad de personas que arribarán, lugar de alojamiento y situación de salud, entre otros. Pero, ¿qué sucederá con aquellos que quieran venir a la provincia de otros destinos del país? 

Los miembros del Comité Operativo de Emergencias (COE) están diseñando un plan tentativo que permitirá el reingreso de los ómnibus de larga distancia con pasajeros de algunos distritos argentinos. 

La intención oficial es reducir, al menos, hasta un 30% la cantidad de salidas (y llegadas) de colectivos de la Terminal de Ómnibus de tal manera de no hacer colapsar al sistema de control sanitario. En el período previo a la pandemia, el promedio diario de ingresos de unidades de larga distancia a la terminal era de 133 coches. 

"Estamos trabajando en la cifras definitivas de las frecuencias que pueden llegar a habilitarse en la próxima temporada estival", indicó a LA GACETA Benjamín Nieva, secretario de Transporte de la provincia. 

Tanto él como el subsecretario general de la Gobernación, Pedro Sandili, admitieron que se cupificarán los ingresos, una decisión que será adoptada por el COE, bajo las recomendaciones del Ministerio de Salud, y tomando en cuenta, además, los datos que proporcione la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT). 

Algunas de las líneas de acción que se pueden adoptar son las siguientes.

- Las salidas diarias hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) eran 19 antes de que se declare la pandemia. La intención es que esas frecuencias disminuyan a siete.

- En el caso de Córdoba, había 36 frecuencias durante el período prepandemia y, a partir del mes que viene podría reducirse a 15.

- Mendoza registraba nueve salidas; con el nuevo esquema se limitarían a cinco.

- Tradicionalmente, había 22 frecuencias diarias a Salta. Ahora se permitirían sólo ocho.

- En el caso de Jujuy, las salidas eran 20 y la idea es bajarla a seis.

- Catamarca quedaría con las cuatro frecuencias diarias.

Las distintas áreas de Gobierno que participan del COE elevarán un informe detallado al gobernador Juan Manzur, que deberá tomar la decisión política de avanzar con este esquema. Nieva aclaró que se tomará en cuenta la situación de cada provincia, porque no todas han definido políticas de apertura.

Las disposiciones vigentes del COE establecen que aquellos que ingresen en ómnibus de larga distancia deben presentar certificado de PCR negativo realizado en las 72 horas previas al inicio del viaje. También se pedirá la declaración jurada que se obtiene en la página del COE (https://coe.tucuman.gob.ar).

Algo similar ocurre con los vuelos (cuatro frecuencias) en el que los pasajeros que llegan (son considerados esenciales o tienen alguna emergencia) deben presentar una declaración jurada que se obtiene en la página del COE, pero además, en el aeropuerto deben someterse a controles médicos.

Según explicó el subsecretario general de la Gobernación, los colectivos en tránsito no tienen dificultades para movilizarse en territorio provincial, pero los pasajeros no se bajan en Tucumán; sólo pueden hacerlo los choferes, por ejemplo, si necesitan cargar combustible. 

Los viajeros que vienen en autos particulares ingresan por la ruta 9 y luego deben realizarse controles clínicos en la terminal.

Comentarios