La Liga Nacional y una "burbuja" made in Argentina - LA GACETA Tucumán

La Liga Nacional y una "burbuja" made in Argentina

Con la presencia de varios tucumanos, comienza el torneo hoy en Buenos Aires, con un formato de disputa similar al que utilizó la NBA para enfrentar la pandemia.

04 Nov 2020 Por Jose Ariel Ibañez

No están en Disney. Eso se nota. Tampoco tienen el poderío económico ni la capacidad organizativa de la NBA. Es evidente. El sistema de “burbuja”, una sede única para disputar todos los partidos con controles estrictos sanitarios acorde a los tiempos actuales, funcionó a la perfección con la competencia más importante del mundo y fue la forma más segura que encontraron los dirigentes argentinos para empezar a jugar desde hoy la Liga Nacional.

Pero apenas se miran en un espejo, las diferencias salen a la luz y son evidentes. En Estados Unidos, la organización no tuvo fisuras. En Argentina, todo se va solucionando sobre la marcha. Los escollos que aparecen en el camino se superan con esfuerzo. Una muestra es que 48 horas antes de comenzar la competencia, y con 20 planteles concentrados en dos hoteles de Buenos Aires, no se tenía la aprobación de las autoridades nacionales. Ayer se encendió la luz verde y quedó confirmada la vuelta del principal torneo argentino de básquetbol a nivel clubes.

El torneo se dividirá en dos zonas. La Norte se jugará desde hoy en el estadio de Obras. La Sur empezará el viernes y se desarrollará en Ferro. Jugarán entre ellos todos contra todos y cada equipo disputará 18 partidos de la fase inicial. Los dos primeros de cada Conferencia se medirán del 18 al 20 de diciembre, por el cuadrangular final que coronará al primer campeón de la temporada.

El plato fuerte de la primera jornada será el duelo cordobés entre Atenas e Instituto, que será televisado por TyC Sports, desde las 21.30. La programación se completa con San Martín-Regatas (11), Comunicaciones-Olímpico (14.30), La Unión de Formosa-Quimsa (16.45) y Oberá Tenis Club-Libertad de Sunchales (19).

EN LAS ALTURAS. Sebastián Orresta, de Gimnasia de Comodoro Rivadavia.

La Zona Sur se pondrá en marcha el viernes Peñarol-Platense (desde las 11), Gimnasia-Argentino (14.30), Boca-Bahía Basket (16.45), Ferro-Hispano (19) y San Lorenzo-Obras (21.30).

Sistema seguro

El sistema de “burbuja”, una sede única donde se disputan todos los partidos, fue la forma más segura que se encontró para empezar a jugar la Liga Nacional y realizar las ventanas de FIBA (27 y 30 de noviembre). Pero para el éxito de esta modalidad copiada de la NBA y gestionada por la dirigencia del básquet con el Gobierno nacional, será determinante el enfático respeto del protocolo sanitario que armó el médico Diego Grippo, titular del Comité de Crisis que la Confederación Argentina y la Asociación de Clubes crearon en marzo para hacer frente a las consecuencias de la pandemia.

ANSIOSO. Tomás Allende llegó a Hispano Argentino procedente de Quimsa.

“El éxito de esta ‘burbuja’ dependerá del estricto cumplimiento de las guías que la FIBA ha enviado y que nosotros hemos adaptado estudiando muchos casos de competencias en distintos países. Nadie deberá descuidarse en la prevención, ni menospreciar el riesgo que existirá. Todo pasará por la responsabilidad individual para que, colectivamente, podamos cumplir con el objetivo de demostrar que el básquet argentino puede organizar un evento de esta magnitud”, asegura Grippo.

El médico elaboró un documento de 19 páginas que incluye la explicación de por qué este formato es la mejor opción y detalla cómo serán los traslados, las evaluaciones y controles médicos, las comidas, alojamientos, entrenamientos, partidos y el rol de los recursos humanos, el personal médico y los medios de comunicación. Un documento que todavía debe ser aprobado por las autoridades sanitarias del Gobierno Nacional.

CAMPEÓN DE AMÉRICA. Iván Gramajo ganó el título continental con Quimsa.

“Es fundamental el cumplimiento de las normas detalladas en ese documento”, resaltó Grippo, que pidió la colaboración de todos los involucrados. “No sólo deben cuidarse los jugadores, entrenadores y árbitros. Un periodista o un cocinero, por mencionar dos funciones al azar, pueden insertar el virus en la ‘burbuja’ y generar una propagación”, explicó el bahiense, que puntualizó que los cuidados serán similares a los que se piden en la vida cotidiana: lavado de manos permanente, el distanciamiento social y el uso de las barreras que hoy sabemos que son eficientes (tapabocas, barbijos y máscaras). “Estuve analizando los protocolos de las competencias en diferentes países (la NBA, España, Alemania, Inglaterra) y si bien no todos son iguales, son parecidos y en las cuestiones básicas, resultan todos idénticos”, indicó.

Varios tucumanos ingresaron a la “burbuja”. Iván Gramajo, que viene de ganar la Champions League Americas jugando para Quimsa, vencedor del poderoso Flamengo, de Brasil; Pablo Osores (Ferro), Sebastián Orresta (Gimnasia de Comodoro Rivadavia), Tomás Allende (Hispano Argentino), Leandro Vildoza (Regatas Corrientes) y Luciano Ortiz (Olímpico). A ellos se suman los entrenadores Lucas Victoriano, de Regatas Corrientes, y Carlos Eduardo Romano, de Peñarol.

VERDE. Pablo Osores será el representante tucumano en el equipo de Ferro.

“Estoy viviendo un momento personal muy lindo. Ganarle a Flamengo y ser campeón parece un sueño. De todos modos tengo que seguir mejorando. Siempre hay nuevos objetivos y ahora vamos a comenzar la Liga Nacional. La Unión será el primer rival y trataremos de comenzar de la mejor manera. Sentimos que estamos en condiciones de pelear el título, pero los partidos decidirán si somos candidatos”, señaló Gramajo, un taficeño de 24 años, que a los 17 decidió emigrar de la provincia para jugar en Lanús y progresar desde lo profesional.

La pandemia fue difícil para todos y Gramajo no es la excepción. “Fueron siete meses durísimos porque no pudimos jugar. Por suerte mi familia está bien y eso es lo más importante”, le dijo a LG Deportiva.

“Ansioso”. Así se muestra Tomás Allende, flamante jugador de Hispano Americano. El escolta, de 1,91 metro y 18 años, fue cedido por Quimsa para que tenga continuidad y sume minutos de competencia. Su equipo debutará el viernes ante Ferro, por la zona Sur. “Tengo muchas ganas de volver a pisar una cancha oficialmente después de casi ocho meses de inactividad por la pandemia”, resaltó.

Allende está contento por el trato recibido desde que se unió al plantel. “Me hacen sentir uno más y todos se muestran dispuestos a solucionar cualquier inconveniente. En lo personal espero tener un buen torneo y que el equipo termine lo más alto posible. En mi futuro aparecen muchos proyectos, pero tengo que ir de a poco”, indicó.

Otro taficeño que jugará la Liga es Vildoza, base de Regatas de Corrientes, que es dirigido por Victoriano. El jugador, que el lunes cumplió 26 años y pasó por Talleres y Tucumán BB, entre otros clubes, destacó que pese a la inactividad llegan bien preparados. “Hicimos un trabajo fuerte en lo físico. En estos momentos lo que sentimos es ansiedad por jugar. Tenemos muchas ilusiones”, afirmó.

Vildoza permaneció en Corrientes durante la pandemia, acompañado por su novia María José. “Al comienzo se hizo difícil, pero después me fui acostumbrando. Aproveché cada día para entrenarme en el departamento”, expresó.

Osores tiene 34 años y es el más experimentado. Su carrera comenzó en Juan Bautista Alberdi y antes de llegar a Ferro pasó por varios clubes: Central Córdoba, Tucumán BB, Mitre, Unión Progresista (Chaco), Estudiantes (Concordia), Echagüe (Paraná), Unión (Santa Fe) y La Unión de Colón (Entre Ríos)

El alero está muy contento porque volverá a jugar. “Fueron más de siete meses largos. Nunca tuve un parate de esta naturaleza en mi carrera y estoy feliz porque se reanuda la competencia. Pasé la pandemia en casa, con mi familia. Me entrené de la manera que se podía. Nadie está acostumbrado a permanecer tanto tiempo de encierro, pero busqué la manera de que se hiciera llevadera”, indicó.

La forma en que se jugará la Liga Nacional es inusual. “Es la primera vez que estaremos en una ‘burbuja’. Esto es raro para todos, pero poco a poco nos vamos adaptando. Estamos en el hotel Ramada, de Vicente López, al igual que todos los equipos de la zona Sur. Hace más de un mes que estamos aislados. Sólo salimos para entrenarnos y jugar. El esfuerzo es grande, pero es la única forma de volver a competir. Llegamos con las mayores expectativas, aunque sabemos que lo primeros partidos serán fundamentales”, resaltó.

Comentarios