Buscan establecer cuántos imputados no fueron a juicio - LA GACETA Tucumán

Buscan establecer cuántos imputados no fueron a juicio

El legislador Vargas Aignasse cuestionó que los acusados de los crímenes de Abigail y de Ana Dominé nunca hayan sido condenados. Cargó contra la Justicia, como lo había hecho Alperovich en 2007. El oficialismo nombró a los jueces, dicen opositores.

28 Oct 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

INTERMINABLE DEBATE. Vargas Aignasse dice que la puerta giratoria se naturalizó en la Justicia. la gaceta / foto de ANTONIO FERRONI (archivo)

Gerónimo Vargas Aignasse se sentó en el estudio de LG Play y emitió un concepto que generó un tembladeral en el Poder Judicial: “en la Justicia se naturalizó la puerta giratoria”. El legislador utilizó esas palabras para referirse a la inseguridad que se vive en la provincia. Pero no es una estrategia nueva. El ex gobernador José Jorge Alperovich la había empleado en 2007 cuando anunció que tenía una lista de 400 delincuentes para entregar a la Justicia y con el que, suponía, ayudaría mucho para combatir el incipiente problema.

Vargas Aignasse utilizó esas palabras para referirse a los dos casos que conmocionaron a la opinión pública en menos de dos meses: los crímenes de Ana Dominé y el de Rocío Abigail Riquel. Dijo que Sebastián “Hormiga” Quiroga -uno de los imputados del crimen de la empresaria, pero no mencionó a Federico “El Loco” Sánchez, que aguarda ser enjuiciado por dos homicidios- y José Antonio “Culón” Guaymás -el acusado de asesinar a la niña y que fue linchado hasta morir por una turba- tenían numerosas causas pendientes sin ninguna condena. “¿Cuántas personas más como estas habrá sueltas en la provincia?”, se preguntó.

El parlamentario indicó que en el régimen conclusional hay unas 20.000 causas en la que habría varias personas que son reincidentes y que no fueron condenados. “¿Qué hará la Justicia con todos estos casos? ¿Por qué a partir de estos hechos la Corte Suprema de Justicia no reacciona? Veamos quiénes son, que nos avisen y los vamos a buscar para encerrarlos. De qué nos sirve que la Policía detenga a una persona, la lleve a la Justicia y después salga porque no tiene una condena”, agregó el vocero del oficialismo en temas vinculados a la seguridad.

En el tiempo

En mayo de 2007, en una de las típicas conferencias de prensa que realizaba casi todos los días, Alperovich dijo una frase que generó malestar en la Justicia en esos días. “Tengo que ser sincero con la sociedad; tal vez sea duro con lo que diga; me están diciendo que no lo diga, pero hay un plan y tengo un diagnóstico. Sabemos que tenemos fallas, pero acá hay 400 personas que tenemos detectadas, que si no quedan presas cuatro o cinco años no va a cambiar nada”, señaló el ex gobernador.

Su palabras generaron una rápida reacción del entonces ministro Fiscal Luis de Mitri. “Pienso que sería un censo bastante improbable, pero si alguien tiene los datos le ruego que nos los aporte”, aseguró el ya fallecido ex jefe de los fiscales.

“Si trabajamos en conjunto con la Justicia, en tres meses podemos cambiar”, señaló días después Alperovich al realizar un balance sobre la reunión que había mantenido con el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfredo Carlos Dato, y De Mitri.

El ex gobernador, en esos días, insistió con sus dichos. “Acá tengo los antecedentes de cada uno de los 400 delincuentes. En el informe, uno por uno, está perfectamente establecido cuántas veces entró. No es que hablo sin saber”, declaró. Y además adelantó: “Le daremos la documentación a la Justicia. Si uno no se obsesiona por las cosas, es difícil que se solucionen los problemas”.

Nunca se confirmó si se presentó esa lista y, mucho menos, si la Justicia decidió tenerla en cuenta para condenar a los sospechosos, tal como había solicitado el PE.

Críticas

“A esa definición de Vargas Aignasse se la creería si fuera del año 1999. Pasaron 21 años y ellos gobiernan la provincia desde entonces. Los jueces y fiscales han sido puestos por ellos. Por eso el accionar de la justicia es su responsabilidad”, señaló el legislador republicano Ricardo Bussi. “Los sucesivos gobiernos fueron responsables de esta crisis terminal en materia de seguridad. Y el legislador, por más que lo intente, no puede despegarse”, agregó.

El radical Ricardo Ascárate opinó: “hay un poder judicial que es corresponsable, pero la máxima autoridad, la que debe planificar, coordinar el accionar policial y ser auxiliar de la Justicia, demandando celeridad y actuaciones claras, es la principal responsable”. “El gobernador debe dejar de apañar a un Ministerio de Seguridad de quien dependen las políticas de prevención y actuación. Lo más difícil hasta ahora es que (Juan) Manzur no toma conciencia de la necesidad de cambiar en forma urgente a quienes están fracasando rotundamente”, añadió.

“Todos coincidimos que debe terminar con la puerta giratoria en la Justicia, pero el legislador y el oficialismo deben hacerse cargo que la Justicia, salvo honrosas excepciones fue puesta a dedo por quienes gobiernan la provincia los últimos 17 años. Basta mirar la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público Fiscal, el de la Defensa, los juzgados y las fiscalías para sacar una conclusión”, aportó Federico Masso, de Libres del Sur.

“Si esa Justicia no funciona o genera fallos que alimentan la puerta giratoria, la instrumentación del juicio político también tiene al oficialismo en el parlamento con mayoría para avanzar y no solo quedarse en declaraciones- Como decia un general Juan Domingo Perón: ‘La única verdad es la realidad’”, concluyó.


La polémica de nunca acabar

1- El legislador oficialista cuestionó que los sospechosos de los crímenes más resonantes de os últimos tiempos no hayan recibido ninguna condena.

2- Vargas Aignasse pide saber los nombres de los imputados de las causas que quedaron en el régimen conclusional.

3- En 2007,el ex gobernador Alperovich había ofrecido entregar los nombres de 400 delincuentes para que la Justicia actuase.

4- El ex mandatario ofreció entregársela al Poder Judicial, pero nunca se supo si lo hizo y se actuó en consecuencia.

Comentarios