Los colegios congregacionales quieren que se vuelva a las clases presenciales

“Se ve afectada la salud integral de nuestros niños, niñas y adolescentes”, dice la delegación Tucumán de Faera. El sector de la educación privada atraviesa una crisis sin parangón. Muchos al borde del cierre y docentes harán paro.

27 Oct 2020 Por Magena Valentié
1

VOLVER AL COLE. Así rezan los carteles de la protesta que Padres Organizados realizaron el sábado.

El hartazgo de la educación virtual llegó a su límite y los colegios que dependen de congregaciones religiosas son los primeros en rebelarse. La Federación de Asociaciones Educativas Religiosas de la Argentina (Faera) que nuclea a 11 colegios congregacionales de Tucumán, entre ellos los más tradicionales y numerosos, piden el regreso a la educación presencial, al igual que otros padres de colegios de Yerba Buena y capital, que por su cuenta, el sábado participaron de una caravana de protesta (ver nota aparte).

Al descontento, pero por otras razones, se suman los docentes de colegios privados nucleados en Sadop. Hoy harán un paro virtual de 24 horas, en reclamo de mejores condiciones de trabajo y salarios dignos. Piden que el ciclo lectivo 2020 no se extienda más allá del 30 de noviembre.

La situación del sector privado nunca estuvo peor. Muchos colegios en Tucumán están al borde del cierre con una morosidad en las cuotas superior al 70%, como lo denunció el padre Fernando Giardina del Consejo de Superior de Educación Católica (Consudec), que reúne a unos 85 establecimientos. Si bien algunos recibieron la ayuda del Estado nacional mediante la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), no todos pudieron cobrarlo por falta de requisitos formales.

Las cuotas están congeladas expresamente desde el Ministerio de Educación de Provincia desde diciembre de 2019, por la emergencia epidemiológica. La comisión de aranceles deberá reunirse ahora para analizar si habrá aumento a partir del 1 de noviembre. Pero los alumnos son menos. Muchos padres de niños de salas de 3 y 4 años se desconectaron por la imposibilidad de conseguir la atención de sus hijos en la virtualidad y por razones económicas.

Toda esta situación repercute en los sueldos docentes que no se pagan en tiempo y forma. “La mayoría de los colegios paga cuando reciben el aporte estatal. Unos abonan una parte a comienzo de mes y el resto cuando cobra el aporte. El 35% no está pagando los sueldos que corresponde”, denuncia el titular de Sadop, Bernardo Beltrán.

El documento de Faera, que preside el hermano Martín Digilio, a nivel nacional, y que coordina en Tucumán, Lina Esquer, pide a todos los organismos y autoridades que “con urgencia, entre todos, cooperemos para poder acelerar el regreso parcial a la actividad educativa presencial anunciada por el Ministerio de Educación de la Nación”. Se refiere al regreso de los alumnos del último año de la primaria y de la secundaria, en forma progresiva y sólo dos veces a la semana, como había sugerido el ministro Nicolás Trotta.

Salud integral afectada

“Llevamos siete meses de actividad remota que en un gran porcentaje y por diversas causas no ha podido ser sincrónica y sostenida. Se ve afectada cada vez más la salud integral de niños, niñas y adolescentes, y acentuándose en esta segunda parte del ciclo escolar. Sabemos que el futuro próximo será en convivencia con el covid-19, y que esta situación sanitaria la tenemos que enfrentar con el cuidado debido. Pero también sabemos y queremos expresar nuestro llamado urgente a considerar la situación de niños, niñas y adolescentes que hace ya siete meses que están en situación de aislamiento y sufren distintos tipos de dolencias que influyen en su normal desarrollo físico, psíquico, intelectual y espiritual”, sobre todo los niños de educadice el documento. Menciona especialmente a los niños de educación especial y a los sufren situación de pobreza.

“Las Instituciones educativas han hecho todo lo que es posible por sostener el vínculo pedagógico a pesar de las limitaciones, pero la escuela presencial no es solo transmisión de conocimientos. La escuela presencial también es ámbito para la escucha y la atención de las situaciones personales, la prevención de la violencia, del cuidado de la salud física, psíquica y espiritual de los niños, niñas y adolescentes”, señala.

Concluye con un llamado a “la generación de adultos” a “cooperar desde el lugar que cada uno ocupa en la sociedad” para “garantizar y promover los derechos de la presente generación de niños, niñas y adolescentes, sin caer en temores que nos paralizan y siendo conscientes de la necesidad del cuidado de la salud en todos los aspectos”.

Docentes

Sadop hará hoy un paro virtual

“Los docentes sufrimos un gran desgaste. El desarrollo de las clases virtuales ha demandado mucho más tiempo de lo habitual tanto en la preparación, desarrollo seguimiento y evaluación de los alumnos. Muchos no pudieron ejercer el derecho a la desconexión digital y terminaron atendiendo situaciones escolares todos los días y a cualquier hora”, señala Bernardo Beltrán, titular de Sadop.

El sindicato convocó a un paro para hoy y pidió que se adelante la clausura del ciclo lectivo para el 30 de noviembre. “En cuanto a lo salarial correspondía que en junio se reinicie la negociación salarial pero ello no sucedió. El salario docente se deterioró más de un 20% y a pesar de ello afrontamos con nuestros bolsillos los gastos que generan las clases virtuales. El único incremento que recibimos este año fueron $ 1.200 del incentivo docente extra que fue abonado por el gobierno nacional”, afirmó.


Comentarios