Se excusaron tres vocales en el per saltum de Pedicone

Mañana se sorteará, entre 12 jueces penales, un magistrado para integrar la Corte que debe resolver los apartamientos y tratar el recurso.

25 Oct 2020 varios autores
2

CORTE. Leiva (izq.), Rodríguez Campos y Estofán (primera y segundo de la derecha) se inhibieron. Sbdar y Posse necesitan que se sortee un tercer juez.

Mañana va a ser un día clave en Tribunales. Una jornada en la cual, curiosamente, el protagonista será el azar, a pesar de que la razón es una de las primerísimas fuentes del derecho.

A las 11 se realizará un sorteo que, aunque rutinariamente previsto por las normas, tendrá un resultado trascendente: definirá, en principio, qué Corte deberá entender en el recurso de per saltum presentado por el juez de Impugnación, Enrique Pedicone, y sus abogados, Arnaldo Ahumada y María Fernanda Battig, en el marco de la denuncia por presunto tráfico de influencias, coacción y violación de los deberes de funcionario público contra el vocal del alto tribunal Daniel Leiva.

Cuando Pedicone denunció a Leiva, solicitó que se le otorgará rol de querellante y que la causa se tramitara mediante el nuevo Código Procesal Penal (Ley 8.933), vigente en toda la provincia a partir del 1 de septiembre. Sin embargo, el juez Juan Francisco Pisa sentenció en contra de ambas pretensiones. (Se informa por separado)

Por ello, el magistrado denunciante presentó un recurso para “saltar” las instancias corrientes y que sea la Corte, directamente, la que se expida respecto de su planteo, en nombre de que se trata de un asunto de trascendencia institucional.

El planteo de per saltum ya está en el alto tribunal y tres de sus cinco vocales se han excusado de intervenir en el abordaje del recurso interpuesto por Pedicone y sus letrados.

JUEZ DENUNCIANTE. Pedicone pide ser querellante en la causa.

Leiva pidió ser apartado de entender en el per saltum por una “cuestión de decoro”. En esa causa, como se sabe, está acusado de, supuestamente, haberle pedido a Pedicone que “maneje la intensidad” de una causa por presunto abuso sexual y actos de corrupción contra Ricardo Bussi, según el opositor sea más o menos funcional al oficialismo.

Se excusó, también, la vocal Eleonora Rodríguez Campos. Ella aduce que está comprendidas por la causal de inhibición según la cual un magistrado debe apartarse cuando es pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad de algún interesado en un expediente. En este caso, ella es sobrina del ministro público fiscal Edmundo Jiménez, y el fallo de Pisa contrario a los planteos de Pedicone se funda en un dictamen de la fiscala Mariana Rivadeneira, en el marco de la investigación penal preparatoria, quien pertenece al Ministerio Público Fiscal.

Finalmente, se excusó el vocal decano de la Corte, Antonio Daniel Estofán. Él adujo que se encuentra comprendido por la causal de “amistad manifiesta” con Ahumada, defensor de Pedicone.

Escenarios

Dada estas tres excusaciones, “corresponde proceder al sorteo de la/el vocal”, resolvió la presidenta de la Corte, Claudia Sbdar, durante el último día de la pasada semana judicial. El proveído ya fue comunicado a los demás miembros del alto tribunal.

Precisamente, tanto Sbdar como Daniel Posse están en condiciones de tratar las excusaciones planteadas por sus pares (en cada caso, pueden conceder el apartamiento o considerar que no corresponde el paso al costado del vocal y rechazarlo), pero se necesita un tercer juez, para saldar una eventual disidencia.

Ese magistrado saldrá, según fijó Sbdar, de entre los integrantes de la Cámara Penal Conclusional, salas I (Emilio Páez de la Torre, Wendy Kassar y María Fernanda Bähler), II (Alicia Freidenberg, Stella Maris Arce y Eduardo Romero Lascano) y III (Aldo Simón Romagnolli, Luis Fernando Morales Lezica y Gustavo Fradejas); y del Tribunal de Impugnación (Carlos Caramuti, Facundo Maggio y Jimena Suárez).

Si no fuera admitida la excusación de alguno de los vocales de la Corte que planteó voluntariamente su apartamiento, la defensa de Pedicone lo recusará. Lo adelantó Ahumada, en la edición de LA GACETA del miércoles, cuando explicó que invocarían la causal de parcialidad objetiva para que evitar que cualquiera de los tres tratara el per saltum.

El letrado explicó que Leiva, Rodríguez Campos y Estofán firmaron fueron la mayoría que aprobó la Acordada 782, mediante la cual Pedicone fue sancionado con un apercibimiento por, presuntamente, actuar sin competencia en el caso de la clausura del Bar y Billares Punto y Banca.

A la vez, esta misma mayoría aprobó la Acordada 866, que rechazó el planteo de nulidad de la Acordada 730. Este acuerdo le negó a Pedicone la autorización para trabajar durante la “miniferia” del fuero penal, dispuesta por la Corte en agosto. Sobre la base de que no tenía permiso para desempeñar funciones ese mes, recayó sobre Pedicone el apercibimiento dispuesto en la mencionada Acordada 782.

Teniendo en cuenta estos instrumentos dictados por la Corte, no debe descartarse la posibilidad de que la defensa de Leiva, que lleva adelante el ex fiscal Anticorrupción, Esteban Jerez, pueda plantear la recusación tanto de Sbdar como de Posse, ya que ellos firmaron, en disidencia, las ya mencionadas Acordadas 730, 782 y 866.

Otro escenario que tampoco debe descartarse es el de que la defensa de Pedicone o la de Leiva puedan recusar al magistrado que resulte sorteado mañana para integrar la Corte en remplazo de los que se excusaron.

Una situación de esta índole implicaría la realización de un nuevo sorteo. Eventualmente, si fueran recusados todos los magistrados penales, habría que apelar a jueces de otros fueros, también por sorteo.

Posibilidades

Cuando el alto tribunal finalmente quede conformado, y tras resolver las excusaciones y las eventuales recusaciones, se abocará al tratamiento del per saltum planteado por Pedicone.

Una primera posibilidad a partir de ello es que la Corte rechace in limine el recurso, es decir, sin darle tratamiento alguno.

La otra opción, por supuesto, es que el planteo del juez denunciante sea admitido, es decir, que se acceda a estudiarlo.

Si “abre” el per saltum, aparecen tres opciones posibles en el horizonte judicial.

La primera es que, una vez analizado, el “per saltum” sea denegado. La segunda consiste en que, en el otro extremo, sea concedido en su totalidad, y entonces la denuncia contra Leiva se tramite con el Código Procesal nuevo y se conceda a Pedicone el rol de querellante.

La tercera opción es intermedia: se puede mantener el trámite de la causa mediante el Código Procesal anterior (Ley 6.203), pero darle a Pedicone rol de querellante, o viceversa.

Comentarios