Gómez Pardo incorporó cámaras termográficas

Antes de ingresar al establecimiento, los clientes pueden tomarse la temperatura. Control interno sobre el uso de barbijos.

24 Oct 2020 Por Marcelo Aguaysol
3

ACCESO AL MEGACENTRO. Con la colaboración de una guía, los consumidores se someten al control de bioseguridad en las cámaras termográficas. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

En tiempos de pandemia, la innovación es clave para la adopción de medidas de seguridad colectiva para prevenir contagios de covid-19. Más aún en sectores de amplio tránsito de personas, como generalmente son los aeropuertos o los supermercados. En Tucumán, el Megacentro de compras Gómez Pardo incorporó tecnología en todos sus locales comerciales que le permite, en tiempo real, tomar la temperatura a los clientes que asisten a esos establecimientos comerciales.

“Este tipo de tecnología brinda más tranquilidad a nuestros clientes y colaboradores para la detección temprana de probables casos de covid-19 en caso de que se identifique a alguna persona con fiebre alta al exponerse a la cámara térmica”, afirma a LA GACETA el empresario Rafael Gómez Pardo.

Esta tecnología, la primera que se incorpora en la Argentina para la industria del retail, cuenta con dos cámaras: una óptica y una termográfica. El sensor termográfico trabaja en conjunto con un lente que capta la imagen del contexto como lo hace una cámara de videovigilancia normal. Juntas procesan lo que está pasando y generan información, como la temperatura de las personas. En el Megacentro instalado en Yerba Buena, por ejemplo, aquellos que vayan de compras se tomarán la temperatura en una de las dos cámaras instaladas en el acceso al paseo de compra. Mediante colores, se identifica si ese cliente tiene o no fiebre. “Pero, además, la tecnología tiene otras funcionalidades. Por ejemplo, con otras cámaras se ubica dentro del local a aquellos clientes que no poseen o se colocan indebidamente los barbijos, exponiendo al resto a probables contagios. El personal de seguridad automáticamente les solicita que corrijan esa situación”, describe Gómez Pardo.

¿Cómo funciona?

La cámara tiene un chip con tecnología de avanzada que desarrolla algoritmos de inteligencia artificial. Detecta primero la persona, su rostro, y la sección de la frente, para medir así la temperatura. A partir de los 37,8° en adelante arroja una alerta con audio e imagen en el dashboard (tablero o cuadro de comando).

Otra de sus características más importante es que permite tomar la temperatura a distancia, sin contacto. Puede ser de hasta los 10 metros, y, dependiendo del lente de la cámara, esa distancia también se puede amplificar o reducir.

CÁMARA. Rafael Gómez Pardo dijo que incorporarán más tecnología. la gaceta / Foto de José Nuno

Se puede medir la temperatura de hasta 30 personas por segundo. Esto acelera el proceso, pensándolo en distintos escenarios de gran afluencia de personas, como puede ser una terminal de transporte, un hospital, una empresa, un mall y, en el caso de Gómez Pardo, un supermercado.

El rango de precisión de medición de las cámaras es el necesario para detectar si la temperatura de una persona es elevada o no. ¿Por qué se incorpora esta tecnología? Como describe Rafael Gómez Pardo, lo principal es el cuidado de las personas que van a los locales de la cadena, para garantizarles un ambiente más seguro cuando se vuelva a la normalidad.

EN TIEMPO REAL. El área de seguridad monitorea la situación sanitaria. LA GACETA / FOTO DE Analía Jaramillo

Es una pieza dentro de una gran suma de acciones que permite prevenir no solo una enfermedad puntual, sino también otras condiciones de riesgo para la persona y su entorno. En otros países hubo buenos resultados con la implementación de este tipo de cámaras para generar protocolos o barreras de ingreso. Gómez Pardo resalta que la empresa seguirá incorporando tecnología de punta, más allá del momento económico que vive el país. Destaca la colaboración de su proveedor Sistelco para la actualización de la tecnología. “Más allá del esfuerzo de inversión, no perdemos de vista nuestra política de precios, llevándole a nuestros clientes, los más competitivos del mercado”, finaliza Gómez Pardo.

Comentarios