Inspección en la casa que vendía leche del Estado - LA GACETA Tucumán

Inspección en la casa que vendía leche del Estado

“Labramos actas por evasión impositiva”, explicó Carlos Nájar, intendente de Las Talitas.

20 Oct 2020
1

CLAUSURA. El municipio puso fajas de clausura en la vivienda.

La intendencia de Las Talitas labró actas y puso fajas en la vivienda donde se comercializaba leche del Estado, de acuerdo a una publicación en las redes sociales. El accionar de ese municipio se produjo como consecuencia de las publicaciones de LA GACETA que daban cuenta del comercio al por mayor de cajas de leche Santa Clara con la leyenda “Prohibida su venta, Ministerio de Salud de la Nación”. Un equipo de este diario había acudido hasta ese lugar para confirmar la versión de los vecinos y adquirió allí dos cajas del producto.

“Hemos mandado a los inspectores de la Dirección de Medio Ambiente municipal a esa casa. El dueño del domicilio tiene dos departamentos que alquila en esa dirección. Cuando ha visto a los funcionarios, ha bajado, tomó conocimiento y abrió el depósito de la propiedad, que en ese momento no tenía nada. Se le colocó la faja de clausura”, explicó a este diario Carlos Nájar, intendente de Las Talitas. “Por el comentario de los inspectores, luego salió a la calle una mujer que se entrevistó con los inspectores y adujo que vive en condiciones precarias, que un primo le había dado la leche y que tenía sólo dos cajas y las vendió”, agregó. Comentó que el plazo legal por las actas de comercialización irregular se extenderá por una semana. Los vecinos confirmaron a este diario que a los pocos minutos rompieron la faja de clausura.

Si uno escribe en el sitio “marketplace” de Facebook “leche en polvo en venta”, aparecen al menos 30 publicaciones de personas que comercializan cajas de leche en polvo Santa Clara, entera, por un kilo. Algunas usuarios ni siquiera tapan en la foto la leyenda que prohibe su venta. “Leche de CAPS”, publicó otro usuario. En el grupo de esa red social “Alguien Sabe, Yo Sé - El Colmenar”, un usuario ofrecía una caja a $ 300 y las 10 unidades a $ 250 cada una. Este diario fue hasta la dirección consignada y adquirió dos cajas. Una mujer que fue atendida antes compró 10. Un albañil se comunicó con este diario porque había comprado en el mismo lugar una caja y se asustó al notar la leyenda “Ministerio de Salud de la Nación, Prohibida su venta”.

Comentarios