La homeopatía propone un camino "a contramano" para combatir la covid-19

Médicos que practican este método alternativo desconsejan aplacar los síntomas de la nueva enfermedad; por el contrario, proponen fortalecer las defensas, mediante remedios homeopáticos.

22 Sep 2020 Por Santiago Pérez Cerimele
1

RECORRIDO. La homeopatía propone un tratamiento de la enfermedad "de adentro hacia afuera, y no al revés"; es decir, que el propio sistema inmunológico combata la enfermedad. TÉLAM.

Como ante cada una de las enfermedades conocidas, la homeopatía propone encarar la covid-19 a contramano de lo que ofrece la medicina tradicional: en lugar de medicar para combatir los síntomas, como habitualmente se hace, este método alternativo no busca inhibirlos, sobre el entendimiento de que se trata de manifestaciones del propio organismo, en pos de su cura.

“Cuando se habla de medicina tradicional frente a la complementaria suele olvidarse que durante cientos de años -incluso, milenios- la medicina tradicional fue la ancestral, la china, la ayurveda. Luego, en algún momento, la medicina occidental debió decidir hacia dónde irse, y eligió curar los contrarios: ante fiebre receta un antifebril; ante un cólico receta un antiespasmódico. La mayoría de la medicación es ‘anti’ cualquier cosa que el organismo haga”, explicó a LAGACETA.Com Rubén Alaniz, médico homeópata y naturista.

Precisó que la homeopatía trabaja en un sentido completamente distinto. “Estimula el sistema inmunitario del organismo, para que se defienda. Si tengo una política demasiado intervencionista empiezo a debilitar mi propio organismo. Siempre debo recorrer el camino de adentro hacia afuera, y no afuera hacia dentro, como hace la medicina convencional”, indicó.

La homeopatía es un método terapéutico, que a partir del diagnóstico general de un paciente -no sólo de su historial de enfermedades, sino también de sus emociones- le prescribe dosis de sustancias ultradiluidas con la finalidad de incentivar y de fortalecer el propio sistema inmunológico del sujeto.

A criterio de Alaniz, la homeopatía tiene mucho que aportar frente a esta pandemia de la covid-19. “Al menos en tres facetas: mejora de manera inespecífica el estado de salud e inmunitario de la persona; mejora el control de las enfermedades crónicas o de base, que pueden afectar la evolución de los pacientes de riesgo, y mejora la tolerancia a los tratamientos convecionales, cuando estos deben darse de urgencia o de rescate”, explicó.

De hecho, el médico señaló que uno de los factores de la rápida expansión de la homeopatía por Europa fue su eficacia a la hora de combatir las epidemias del Siglo XIX. “Aunque la homeopatía ofrece un tratamiento personalizado, ante una pandemia funciona muy bien, porque se establece el 'genio epidémico'; es decir, cuáles son las características de esa enfermedad en una determinada población. Una vez que se descubre el genio epidémico se puede preparar una medicación de muy fácil acceso y económica”, dijo.

“Cuando atendemos a un paciente nos basamos en la ley de la semejanza: una enfermedad se puede curar mediante una enfermedad artificial semejante. Vemos la integridad de la persona y buscamos qué medicamento en personas sanas produjo sítomas parecidos. Y eso genera un estímulo de recuperación”, añadió el médico Adolfo Ibáñez.

Y sobre esta base, ahondó sobre el genio epidémico: “se ven todos los síntomas que aparecen -fiebre, pérdida de olfato y de gusto, todos- y se busca un medicamento que tenga esos síntomas para dárselo a la persona enferma, pero también, de manera preventiva, al paciente sano”.

Subrayó también la importancia de no eliminar los síntomas; en especial, la fiebre. “La homeopatía estimula la reacción curativa. Pero para eso debo respetar 100% el sistema inmunológico del paciente. La fiebre es una respuesta inmune del cuerpo, para defenderse de un germen. Se ha instituido que ante la fiebre hay que tomar paracetamol; pero eso no es lo conveniente. Bajar la temperatura perjudica”, advirtió. Y trascartón insistió: “los médicos tienen una obsesión por bajar la fiebre, pero esta es una respuesta natural; no es la enfermedad, sino una respuesta inmune del propio cuerpo”.

Comorbilidad

Se sabe que la covid-19 resulta más riesgosa para aquellas personas que al contraerla presenten comorbilidad; es decir, la presencia de una o de más enfermedades, además de la ocasionada por el coronavirus. En especial, si se trata de pacientes diabéticos o hipertensos, entre otros.

Según Dolores Astigueta, presidenta de la Fundación Médica Homeopática del NOA (FMH), este método alternativo puede ayudar a reducir el riesgo ante estos casos. “El remedio de base homeopático actúa suavizando la comorbilidad, haciendo al paciente menos susceptible”, explicó.

En ese sentido, contó que la homeopatía cuenta con unos remedios denominados nosodes, para prevenir o para tratar una enfermedad determinada. “Se trata de medicamentos homeopáticos que tienen más de 200 años de uso. Aquello que contagia, es diluido y dinamizado, para que sea tomado. En el caso de las personas sanas, funciona como preventivo”, indicó.

A renglón seguido, puso un par de ejemplos. “En el caso de la gripe A, esa gotita del estornudo que contagia se trabaja en forma homeopática, se la diluye, se la dinamiza, y se obtiene el nosode para prevenir la gripe A. Con el dengue, igual; se trabaja la sangre contagiada y se genera el nosode preventivo. Hace muchos años que esto se usa en Centroamérica y en Brasil”, expresó.

Y precisó que, de igual modo, se obtiene el nosode para la covid-19. “Homeopatía viene de homeo, que significa semejante, y patus, que quiere decir enfermedad. Al darle un remedio homeopático al enfermo le estoy dando la patogenesia que ha producido el mismo cuadro, y por similitud lo va contrarrestando”, explicó. Y destacó que debe ser prescrito por un homeópata de experiencia.

Astigueta también se pronunció en favor de no combatir la fiebre. “Yo me sumo a lo que está haciendo el paciente; no le cortaré su tratamiento. Pero en ocasiones pedimos algo que es conflictivo, y es que no tomen antifebriles. La defensa de la persona es levantar temperatura. Puedo comprender que ante fiebre alta se da un mayor consumo de oxígeno, lo que puede provocar una baja saturación de este elemento en la sangre; y entiendo entonces el uso de corticoides. Pero no lleguemos a eso”, expresó.

Beneficios

El médico Ernesto Ibáñez refirió a la eficacia del método. “Las estadísticas muestran que en aquellos pacientes de covid-19 que usan la homeopatía hay una menor mortalidad, y la evolución de los síntomas de la enfermedad se da durante menos tiempo. Entonces, ayuda a que una persona transite más rápido la enfermedad o no se enferme directamente”, afirmó.

Precisamente, dijo que ante una consulta recomendaría a la persona tomar el genio epidémico y el nosode respectivo: “si bien no es una vacuna, usa la raíz del mismo virus, y entonces levanta las defensas específicamente para este virus; entonces, la enfermedad no se da o lo hace de manera más leve”.

Ernesto Ibáñez integra la FMH. Mencionó que allí llevan estudiando la nueva enfermedad desde hace meses, en comunicación con colegas de otros países donde se dispersó mucho antes que en la Argentina. “La fundación nació en 2000; hace 20 años que venimos con una formación contínua; y en los últimos meses nos dedicamos a este tema, porque es la consulta más frecuente que tenemos", dijo.

Se desempeña tanto aquí como en Buenos Aires. En situaciones normales, viaja cada tanto; pero en este contexto debió apelar a la atención remota. "Actualmente tengo 15 pacientes con covid-19 en Buenos Aires. Gente de 70 a 75 años, y aunque algunos manifestaron síntomas un poco más fuertes, ninguno requirió internación. Y lo mismo me ocurre con los ocho pacientes que trato en Tucumán, por esta nueva enfermedad; ninguno debió internarse, siquiera”, contó.

Comentarios