Celebraciones en pandemia: ¿qué pasará con los festejos por el 24 de septiembre?

Sin procesión y con transmisiones virtuales, los cambios en el homenaje a la Virgen de La Merced.

21 Sep 2020
1

El jueves 24 la misa será por la tarde y a puertas cerradas. Los fieles podrán verla por televisión. ARCHIVO

El 24 de septiembre llega en pleno brote de coronavirus y muchos se preguntan "¿qué pasará con las celebraciones?". En un año atípico, por lo informado hasta el momento, los actos se realizarán de forma virtual, a lo largo de la jornada. Qué se espera para este jueves, feriado provincial.

Este año, deberemos resignar los rezos masivos por altavoz y los banderines y lluvia de pétalos. “La imagen de la Virgen de La Merced no saldrá el 24 en procesión porque no queremos provocar que la gente se agolpe y el festejo se convierta en un punto de inflexión. En cambio, ese día sí será colocada fuera de la basílica para que, desde la distancia, la gente ore. Los fieles pueden acompañarnos en la novena (que arrancó el martes) a través de Facebook, Instagram y YouTube”, explicó el párroco de La Merced, padre Abel Néstor Álvarez.

Hasta el miércoles 23 habrá transmisiones en vivo diarias y, desde su casa los católicos podrán acompañar los homenajes a la Virgen Generala del Ejército Argentino. A las 19.15 arrancará la preparación para la consagración, le seguirá a las 19.30 el rezo del rosario y a las 20, la misa. Por último, se destinará un espacio para interpretaciones musicales (a las 21).

El miércoles el cronograma seguirá con la llamada misa joven (a las 20), el inicio de la vigilia y la entonación del Himno Nacional. “A las 12 en punto, en la basílica de la Virgen de La Merced y en diferentes parroquias sonarán las campanas. E invitamos a los que tengan alguna forma de manifestarse a que, desde su hogar, nos acompañen. Recibimos muchas fotos de altares caseros a la Virgen y ver esa diversidad de expresiones emociona”, comentó el párroco.

Un cambio más en la fiesta litúrgica será la ausencia de misas matutinas cada hora. “El 24 daremos sólo una misa a puertas cerradas y sin la asistencia de fieles. Se oficiará a las 17.30 y los feligreses podrán verla por televisión”, agregó Álvarez.

Otra diferencia quedará marcada por la ausencia de los misachicos (sus integrantes grabarán en video su testimonio). “Por supuesto que nos encantaría reencontrarnos, pero ahora esto es lo que nos toca vivir... y superar”, resaltó el párroco.

Comentarios